julio 23, 2019

Spinetta, y su poética tan surrealista como humana

“Si no canto lo que siento, me voy a morir por dentro..”, dice una de las célebres canciones de Luís Alberto Spinetta, que ha partido de este mundo el 8 de febrero reciente, que nos ha cantado todo lo que su alma de “diamante” le ha podido dictar, desde sus mundos oníricos y desde su profunda humanidad. Artistas así nunca mueren.

Justo cuando me preparaba para enviar un artículo a este semanario, Ariel Pérez mi esposo me llamó para contarme que se acababa de enterar de la partida de Spinetta. Juntos compartimos la pena de su partida, y entre silencios y expresiones de incredulidad, recordamos algunas de sus canciones que nos han tocado el alma. De inmediato, cambié de idea y quise ocupar esta columna, este espacio que lo considero también íntimo, para expresar mi dolor y mi profundo respeto a este “grande” de la música.

Este músico, que en enero cumplió 62 años, representa para muchos y muchas, una serie de ideales, valores y utopías irrenunciables. Con su poesía tan surrealista como humana, sus sonoridades particulares y su estilo inigualable, ha nutrido a músicos, artistas y a quienes se han dejado y se dejan seducir con su impronta.

¿Qué habría sido del rock argentino sin el flaco Spinetta? ¿Qué habría sido de nosotras y nosotros sin “Muchacha ojos de papel”, por ejemplo. El “Flaco” Spinetta fue y sigue siendo indispensable. Tanto con sus agrupaciones como “Almendra”, luego con “Pescado Rabioso”, y “Spinetta Jade” y “Los socios del desierto”, así como en solitario o en célebres dúos con otros artistas, sorprendía por la honestidad, la belleza y la valentía de sus propuestas, impregnadas en su poesía y sus sonoridades.

Consecuente con los preceptos del verdadero arte, que no se compra con las banalidades que impone el mercado, y ajeno a la parafernalia del negocio de la “industria del entretenimiento”, Spinetta ha sabido sobrevivir a todo aquello a lo que muchos otros han sucumbido fácilmente. Ética y Estética se resumen en su obra.

En una reciente entrevista, publicada en un medio argentino, el “Flaco Spinetta” expresa sus ideas sobre lo que para él es representan ciertos valores fundamentales como la solidaridad a través del arte, por ejemplo y dice: “La solidaridad no se crea disfrazándote de revolucionario, sino haciendo de abajo una obra imaginativa, una verdadera creación, no un bodrio pancartista. Cuando a la gente se le da algo bueno, responde con amor…”. Así, la esencia del arte que es el amor, que al ser entregado y compartido genuinamente, es recibido de la misma manera. Spinetta nos ha entregado su alma en su música y la recibimos con amor.

Be the first to comment

Leave a Reply

%d bloggers like this: