Las notas de América

Las selecciones americanas llegaban a Rusia con el cartel de favoritas y ninguna ha conseguido llegar ni tan siquiera a las semifinales del Mundial.

Argentina: Suspenso (3):  La Albiceleste ha sido una de las grandes señaladas del Mundial, por su lastimosa actuación. Llegaron a Rusia con apuros, pasaron de fase de grupos de milagro y sucumbieron con razón ante una sólida Francia en octavos. Sampaoli, los problemas defensivos, la falta de nombres en el medio campo y el propio Messi, dejarán a su generación sin título. El hechizo de esta selección espera terminar con la llegada de una nueva hornada. Dybala, Icardi y Lautaro esperan. 

La decepción: Messi. El astro del Barça se mostró incapaz de revertir una situación siempre angustiosa. Solo se le vio ante Islandia y un rato frente a Nigeria. El resto del tiempo ni apareció.

La sensación: Pavón. El extremo de Boca dejó buenos ratos en Rusia, aunque su titularidad ante Francia defraudó. Será un hombre importante en la nueva generación que ya se asoma.

Brasil: Aprobado (6)

Era la gran favorita para alzarse con el campeonato y cayó en cuartos. Hizo un torneo serio pero en el que nunca llegó a maravillar, empatando contra Suiza y sufriendo ante Costa Rica. La baja de Dani Alves fue diferencial en el lateral diestro, mientras que la de Casemiro, por sanción, mortal para la Canarinha. Neymar volvió a no ser decisivo en una cita grande y a Gabriel Jesús se le olvidó aportar unos goles que hubieran sido vitales. Una Bélgica enorme les eliminó.

La decepción: Neymar. El del PSG no se escondió en nunca, pero solo con sus regates no bastó. Hizo dos goles, aunque intrascendentes. Deja dudas en su figura de salvador mundial.

La sensación: Coutinho. El flamante fichaje del Barça fue el hombre más decisivo de Brasil. Apareció cuando su equipo más lo necesitaba, en forma de asistencia o gol. Se consagra.

Colombia: Aprobado (6)

La selección cafetera se enfrentó a un Mundial muy difícil, y se repuso siempre. A su derrota contra Japón, llena de infortunios, a la lesión de James y al gol inicial de Inglaterra. Sin embargo, los colombianos no fueron capaces de superar los octavos de final. Los problemas físicos de su estrella les condicionaron, y la falta de acierto en el momento quemante de la tanda de penaltis, les condenó.

La decepción: Bacca. Tras un final de temporada espectacular, se le esperaba una buena participación en Rusia. Pero no contó apenas y en lo que jugó no se le vio. Además, falló el penalti decisivo en la tanda contra Inglaterra.

La sensación: Yerry Mina. Se reparte entre la zurda de Quintero y la cabeza de Mina. Colombia encontró la grandeza del lesionado James en ellos dos, que asombraron al mundo.

Uruguay: Notable (7)

El conjunto americano que más destacó. Pasó la fase de grupos sin ningún apuro y eliminó en octavos a la Portugal de Cristiano Ronaldo, con un partido emocionante. Godín, Giménez, Suárez y Cavani hicieron soñar a su país con la receta del éxito: lo simple, en defensa y ataque. La lesión del delantero del PSG supuso un daño mortal para los de Tabárez, que no pudieron contra Francia, la gran favorita.

La decepción: De Arrascaeta. El mediapunta de Cruzeiro era el hombre llamado a surtir de creatividad un centro del campo de rocas, que oxigenase al ataque. Y no apareció.

La sensación: Giménez. El defensa charrúa ejemplificó la esencia de Uruguay en cada partido, la entrega total hacia los suyos. Y evidenció que el Atleti tiene unos centrales para ganarlo todo.

México: Aprobado (6)

El camino de México por Rusia fue una senda de emociones, en la que destacó el contraste. De ser la Selección capaz de tumbar a Alemania, a perder por tres goles ante Suecia, jugándose el Mundial. Practicaron un fútbol espectacular, de alta calidad táctica, pero les faltó grandeza para poder eliminar a Brasil, que les venció sin titubeos. México gustó al mundo, aunque volvió a dejar la impresión de no estar preparada para llegar a más.

La decepción: Chicharito Hernández. El delantero del Tri fue el gran portavoz de su selección, pero estuvo lejos de ser el mejor sobre el campo. Al Chicharito le faltaron goles.

La sensación: Hirving Lozano. Llegó con el cartel de jugador revelación para el Mundial y no le asustó. Su gol ganó a Alemania y siempre apareció, aunque su nivel fue de más a menos.

Perú: Aprobado (6)

Su fútbol pasión maravilló, pero la falta de acierto en las áreas penalizó a una de las selecciones más carismáticas del torneo. La derrota en su primer partido les condenó a una eliminación casi segura, después de fallar demasiadas ocasiones. Paolo Guerrero llegó tarde a su cita con el gol y Cueva falló un penalti decisivo contra Dinamarca. Carrillo y Advíncula, los mejores. Su corto camino en Rusia les servirá para asentarse en el futuro.

La decepción: Farfán. Gareca confío en él por delante de Guerrero en el primer partido y “La foquita” se fue del Mundial sin gol. El símbolo peruano dejará su sitio a una generación prometedora.

La sensación: Carrillo. La estrella indiscutible de Perú en el Mundial de Rusia. Hizo un gol histórico y no paró de correr y desbordar en sus tres partidos. Espectacular.

Costa Rica: Suspenso (4)

Venían con el buen recuerdo del pasado Mundial, en el que hicieron cuartos, y se fueron con un solo punto en su casillero. Cayeron justamente ante Serbia y en la recta final contra Brasil, para luego empatar frente a una tranquila Suiza. La selección de Keylor Navas repitió su notable prestación defensiva pero ofreció muy poco en ataque, lo que les llevó a una última posición en su grupo.

La decepción: Campbell. Costa Rica cumplió en defensa, pero no produjo en ataque. Y parte de culpa viene de las botas de Campbell, que en Rusia no encontraron la inspiración.

La sensación: Keylor Navas. El arquero del Real Madrid demostró, una vez más, su condición de crack. Paró todo lo posible para que su selección apurase al máximo sus deseos.

 Panamá: Suficiente (5)

La presencia en Rusia ya era un regalo para el conjunto panameño, que se tomó con alegría y pasión cada detalle de su experiencia mundialista. Perdió sus tres partidos y fue la selección que más goles encajó (11). Sin embargo, disfrutó como ninguna cada gol, de los dos que convirtieron. Pusieron arrojo y entrega. Faltó el talento y la precisión.

La decepción: Ismael Díaz. El delantero del filial del Deportivo de la Coruña no contó con muchos minutos en Rusia, y no transmitió en el poco tiempo en el que se le pudo ver.

La sensación: Bárcenas. Fue de lo más destacado de Costa Rica. No paró de intentarlo desde el costado, a base de centros y regates. Y nunca desesperó, pese al marcador.

Be the first to comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: