Fidel y Evo: Evocación necesaria a 92 años del nacimiento de Fidel y 4.583 días de mandato de Evo Morales


Por María Bolivia Rothe C. *-.


En estos días celebramos dos eventos importantes: el 92 aniversario del nacimiento del comandante Fidel y el récord de permanencia en el gobierno del líder más carismático de Nuestramérica, Evo Morales.

Fidel fue un referente mundial y el ejemplo de lo que un hombre revolucionario debe ser. Después de la muerte del Che, quedó él de pie para recordarnos a cada momento cómo debe ser un revolucionario y la lucha que debíamos librar frente a un imperialismo genocida y depredador. Fidel era la garantía que no todo estaba muerto. Alrededor del Comandante nos aglutinamos todos los progresistas de este lado del mundo, ávidos de ejemplo y enseñanza. Sin duda alguna, Fidel fue único y como Mandela y el Che, fueron luces en el camino, herencia que atesorar, principios que mantener y faros en la oscuridad neoliberal de casi cuatro décadas que los pueblos Nuestroamericanos soportamos, con no poco sufrimientos, desapariciones, muertes y destrucción de nuestras libertades fundamentales.

Evo Morales llegó a la presidencia el 22 de enero de 2006. Dirigente cocalero indígena, de raíces aymaras que logró, por primera vez en la historia de Bolivia, una votación récord de más del 58%. Ahí se inauguraba una nueva era de gobierno; todos los vilipendiados históricamente, por fin construirían juntos un país digno, con tolerancia y cabida para todas y todos. Enseguida nos embarcamos en el diseño de este soñado país hecho CPE en la Asamblea Constituyente y refundamos Bolivia como un Estado Plurinacional.

Con las luces y sombras propias del desgaste natural de tanto tiempo gobernando y de soportar embates de una oposición servil al imperialismo, Evo ha cumplido hoy, 4.583 días ininterrumpidos de gobierno. Un gobierno donde se han establecido libertades y derechos para las grandes mayorías y donde el buen manejo de la economía, nos ha situado en un nivel de crecimiento muy alto por varios años consecutivos. Hemos recuperado la dignidad de ser bolivianos y el orgullo de nuestras raíces y cultura. Solo por esto, por ver a los pueblos originarios marchar con la frente en alto, bien han valido todos estos años.

¿Qué relación entre estos dos eventos? Pues que uno fue el maestro y el otro, el alumno.

Que el maestro ya forma parte de los inmortales y el alumno, sigue aquí entre nosotros por mucho tiempo más, haciendo realidad cotidiana esos valores por los que, a bordo de un pequeño bote, un grupo de iluminados valientes recuperaron la dignidad y nos enseñaron lecciones como nunca antes nadie lo había hecho.

Fidel acompañó los primeros años del mandato de Evo y como lo hace un padre que ama a su hijo, su consejo sabio y su amor revolucionario por Bolivia, será siempre atesorados por Evo, que nunca ha dejado de reconocer esa alianza fraterna e indestructible que solo la muerte pudo separar. Por eso, es justo decir que la Revolución Democrática y Cultural de Bolivia tiene, sin duda alguna, el legado de este ser extraordinario que fue Fidel.

Esta es la verdad más íntima, más allá de lo que se tergiversa o inventa. Desde Fidel y ahora con Evo, la América morena transita por caminos de libertad; unas veces más difíciles que otras, pero siempre en el camino. La liberación de los pueblos es una realidad y este mundo que nos hemos labrado juntos, nunca jamás volverá a ser el de antes.

Por eso es que celebrar los 92 años de Fidel, recordando su legado hecho carne en los 4.583 días del mandato de Evo Morales es celebrar, ni duda cabe, la dignidad de nuestros pueblos en esta época histórica.


*                      Médica salubrista y marxista.


 

Be the first to comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: