abril 19, 2019

Vargas: Mesa es corresponsable del “impuestazo” de 2003 por su silencio cómplice

La Paz .- El exmayor de la Policía, David Vargas, y principal protagonista de los sucesos luctuosos de febrero de 2003, dijo el lunes que el expresidente y actual candidato por la alianza Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, es corresponsable del “impuestazo” de hace 16 años por su silencio cómplice.

“Carlos Mesa, (que era) el segundo hombre del país, es corresponsable de los acontecimientos. No puede decir que es inocente y que no tiene nada que ver con estos acontecimientos, ni que nunca estaba de acuerdo con lo que pasaba, o, en febrero especialmente nunca ha dicho si estaba de acuerdo o no con que estén matando en la plaza Murillo, lo que significa que su silencio es cómplice de lo que ha sucedido en febrero de 2003”, indicó a la ABI.

Vargas realizó la declaración a propósito de los 16 años de lo sucedido en el país, cuando el 11 de febrero de 2003 un motín policial se desató contra el “impuestazo” aprobado por el Gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada y Carlos Mesa, que afectaba al salario de los obreros y estaba destinado a cubrir el déficit fiscal de 8,9 puntos del Producto Interno Bruto de una “época negra del neoliberalismo”.

Ese hecho desencadenó la lucha popular y generalizada en las calles de la sede de Gobierno con el resultado trágico de 36 fallecidos entre policías, militares, vecinos y estudiantes, además dejó decenas de heridos.

Según Vargas ese “impuestazo” iba a afectar los bolsillos de los efectivos del orden, porque algunos de ellos recibían un sueldo de 1.000 bolivianos y con el impuesto solo iba a recibir 80 bolivianos.

Señaló que le asusta que Mesa, en caso de ganar las elecciones presidenciales de este año, tenga una “conducta entreguista” al imperio norteamericano, porque como ya se vio, el candidato por CC pidió que se aplique la Carta Democrática de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Bolivia, lo cual, es una muestra clara que “no tienen ningún sentido de amor a Bolivia”.

El exmayor indicó que en esta época electoral hay muchas cosas que recordarle a Mesa para que tenga un poco de responsabilidad histórica y para que pueda responder por los actos que en su momento debió hacerlo.

“Pido a los bolivianos que no olviden lo que fue un 12 de febrero de 2003 y que los que gobernaron ese tiempo, el equipo de la mega coalición, hoy se están reagrupando en nuevas organizaciones políticas que pretende asumir el mando de Bolivia y seguro con más intensiones nefastas para el país”, manifestó.

Por su parte, la diputada del Movimiento Al Socialismo (MAS), Carmen Rosa Domínguez, dijo que ese gobierno neoliberal que vendió la patria asumió medidas nefastas contra los trabajadores.

“Esos gobiernos vendieron nuestras empresas y recibieron dinero y no contentos con eso vieron el tema del impuesto lo cual fueron medidas nefastas contra los trabajadores, pero eso ahora ha cambiado porque con el Gobierno de Evo Morales ahora se ha incrementado hasta el mínimo nacional y se han ido recuperando nuestras empresas para ya no pedir limosnas”, manifestó.

A su turno, el dirigente cocalero del Trópico de Cochabamba, Leonardo Loza, dijo que esa medida, el “impuestazo”, fue una arremetida contra el pueblo boliviano.

“Ha sido una arremetida al pueblo boliviano a la cabeza de Gonzalo Sánchez de Lozada y Carlos Mesa y otros partidos de coalición que anunciaron ese impuestazo y eso contrajo decenas de muertos. Fueron días oscuros que nunca más queremos vivir”, manifestó.

Be the first to comment

Leave a Reply

%d bloggers like this: