mayo 25, 2019

Las mujeres protagonizaron la semana en Chile

Santiago de Chile-. Marchas en esta capital con casi 200 mil personas y en otras 70 ciudades, cerraron una semana protagonizada por las chilenas en un amplio movimiento social con motivo del día internacional de la Mujer.

Aunque las manifestaciones del viernes fueron el punto culminante de las acciones reivindicativas, las demostraciones comenzaron desde el lunes, cuando casi todas las estaciones del metro capitalino amanecieron con nuevos nombres, con carteles colocados subrepticiamente en la madrugada.

De ahí en adelante se multiplicaron los encuentros de reflexión, presentaciones artísticas, convocatorias, adhesiones al paro feminista e incluso la ocupación por estudiantes de facultades de algunas universidades.


Todo bajo la convocatoria de la Coordinadora feminista 8M, que contó con el respaldo de la Central Unitaria de Trabajadores, partidos políticos de oposición y organizaciones sociales, estudiantiles, profesionales y gremiales.

Y aunque el paro laboral convocado para el 8 de marzo no tuvo el respaldo esperado, la presencia de mujeres, hombres y familias enteras en las marchas alcanzó una masividad sin precedentes, según opinaron tanto los organizadores como las autoridades gubernamentales.

Quienes se negaron a participar fueron los partidos de derecha, mientras que el gobierno celebró por la mañana un acto oficial en el Palacio de La Moneda encabezado por el presidente Sebastián Piñera con unos 300 invitados y el gabinete en pleno.

Dirigentas de la Coordinadora 8M han asegurado que la celebración de este 8 de marzo no fue la meta, sino el punto de partida para desarrollar más acciones en 2019 que conduzcan a agrupar a los más amplios sectores de la sociedad chilena.

En total son 10 las reivindicaciones, que incluyen el fin a la violencia política, sexual y económica hacia las mujeres y también por motivos sexuales, raciales, contra los migrantes y otras comunidades.

Asimismo reclaman el cese de la impunidad de los feminicidios, empleos dignos y seguros, la trasformación del sistema de seguridad social y de la educación como un derecho social, democrática, no sexista, laica y ajena al mercantilismo.

También se pronuncian por una ley de migración con enfoque de derechos y género, por la libre sindicalización de las inmigrantes, el aborto legal, seguro y gratuito y el reconocimiento de los derechos reproductivos como parte de los derechos humanos.

Otras demandas incluyen la exigencia de justicia y verdad ante violaciones de derechos humanos, la desmilitarización de los territorios ancestrales del pueblo mapuche y que se haga justicia en el dilatado proceso judicial por el asesinato del comunero Camilo Catrillanca.

Be the first to comment

Leave a Reply

%d bloggers like this: