abril 22, 2019

Brexit: las maniobras del poder en crisis


Por Eduardo Paz Rada *-.


Las fuerzas políticas y económicas conservadoras, xenófobas y neoliberales de Europa, que tienen pleno dominio sobre las estructuras financieras, comerciales, bancarias, ideológicas e institucionales, han ingresado a un pozo profundo con la controvertida salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), el llamado Brexit, que ha desatado las cualidades manipuladoras y politiqueras de sus líderes y partidos para defender los intereses de las grandes corporaciones transnacionales.

No es casualidad que sean los dirigentes, gobernantes y políticos del viejo imperio imperialista y colonialista inglés los que hayan desatado una crisis muy fuerte cuando se encuentran en una situación en la cual ya su influencia y dominio internacional se encuentran en una caída a niveles nunca conocidos. Siempre soberbio y dispuesto a utilizar las cañoneras, los submarinos nucleares o los misiles y aviones más adelantados, como lo han hecho en la India, China, África y el Caribe y, más cerca aún, en la invasión a las Islas Malvinas Argentinas, con el objetivo de tener el control comercial en el planeta; ahora recurren a la maniobra.

De igual manera, las otras fracciones de poder en los centros metropolitanos de Alemania, Francia o Países Bajos, entre otros, también de vieja tradición imperial y de dominio colonial, defienden sus intereses y sacan a relucir todo su arsenal de maniobra y manipulación. Los gobernantes del Banco de Europa, el Consejo Europeo y el Parlamento Europeo se han convertido en el poder al margen de los pueblos y los ciudadanos del viejo continente que deciden el futuro de millones de personas de manera autoritaria y vertical.

Los últimos meses se ha observado cómo la monarquía parlamentaria, con sus whigs y sus tories, laboristas y conservadores, ha hecho juegos, maniobras, espectáculos de todo tipo para postergar la decisión de un referéndum popular de retirarse de la Unión Europea. Se presentan propuestas, contrapropuestas, ampliación de plazos, nuevos plazos, enmiendas, posiciones duras y menos duras, cartas de un lado y otro para mantener privilegios y poder e intentar mantener algo de su poderío.

Temas como los de las Irlandas, o Gales, o Escocia o Gibraltar, que representan su antiguo poder de dominación de pueblos, ahora se convierten, junto a otros aspectos, en ejes de las disputas que, al final de cuentas, avanzarán con acuerdos entre las elites europeas para mantener el monopolio del poder económico y político y evitar que la protesta, el efecto de la crisis y el malestar social se conviertan en un levantamiento más contundente que el de los indignados, los marginados o los chalecos amarillos.

Es paradójico que estos imperios capitalistas europeos en decadencia se unifiquen, incluyendo a Estados Unidos, y actúen en consenso cuando se trata de invadir militarmente a Irak, Libia o Siria y aprovechar los recursos estratégicos como el petróleo y el gas a costa de millones de muertos y heridos y, frente al avance de la economía de China, India o Rusia, se dividan para defender sus intereses específicos en un momento histórico de multipolaridad y de lucha encarnizada por los excedentes y la plusvalía mundial.

* Sociólogo boliviano y docente de la UMSA. Escribe en publicaciones de Bolivia y América Latina.

Be the first to comment

Leave a Reply

%d bloggers like this: