abril 22, 2019

La Revolución Ciudadana fortalecida por los resultados electorales de las elecciones seccionales en la República del Ecuador


Por Soledad Buendía Herdoíza-.


Estimado lector, tras las elecciones seccionales llevadas a cabo en la República del Ecuador el pasado 24 de marzo de 2019 que, según el informe preliminar de Observación Electoral de la Organización de Estados Americanos OEA se caracterizaron por múltiples inconsistencias y fallas del Consejo Nacional Electoral al momento de entregar sus resultados, pusieron en evidencia la solidez del liderazgo del expresidente Rafael Correa y la propia Revolución Ciudadana que, lejos de “desaparecer” como sugerían algunos, es la única fuerza política que tiene posibilidades reales de proyección nacional.

No obstante el implacable aparataje de persecución y el cerco mediático implementados por parte de los sectores de oposición y los sectores plutocráticos, estos comicios regionales demostraron la vigencia del respaldo político de la ciudadanía hacia el proyecto de la Revolución Ciudadana.

Pese a que todos esos sectores, llenos de animadversión hacia este proyecto Político, fueron a las elecciones de manera fragmentada convencidos erróneamente de que el expresidente Correa estaba políticamente disminuido ante la gigantesca operación político-mediática montada en su contra para desprestigiarlo de manera sistemática —al amparo de mentiras y falsas acusaciones de corrupción— lo cierto es que los resultados demostraron una vez más la consistencia, vigencia y liderazgo de la Revolución Ciudadana.

Si bien ahora se observa un mapa político bastante fragmentado, la gran victoria de la Revolución Ciudadana, pese a que casi se nos impide participar en estas elecciones, obtuvo la preferencia de los electores en las provincias de Pichincha y Manabí la tercera en importancia económica del país, que son lugares de extrema importancia para el desarrollo nacional. Asimismo, se lograron importantes resultados en algunas de las ciudades más pobladas del país, tales como Quito, donde se obtuvo al menos 9 concejales, Machala (capital de El Oro) y Durán (la segunda ciudad de la provincia de Guayas).

Pese a todos los factores adversos que debieron afrontar las y los candidatos de la Revolución Ciudadana, las facciones de derecha del movimiento CREO, el Partido Social Cristiano y la propia Alianza País —que ahora está en manos de la dirigencia afín a Lenin Moreno— no lograron obtener resultados que les garanticen una mínima proyección nacional a futuro.

El Consejo Nacional Electoral proclamó los resultados luego de 15 horas de concluidos los comicios en los que se debía escoger, entre un universo de 81.278 candidatos, a 221 alcaldes, 23 prefectos y más de 1.300 concejales. Fue un proceso lleno de inconsistencias que ha generado incertidumbre y no pocas denuncias de fraude electoral, a lo largo el territorio Nacional.
En conclusión, este proceso electoral, ha dejado en evidencia que el movimiento oficialista Alianza País aparece como el gran derrotado de la jornada: su caudal electoral se ha reducido al mínimo, mientras que la Revolución Ciudadana se mantiene viva y enérgica en el corazón de la mayoría de la población ecuatoriana. El mensaje entonces es claro: la Revolución Ciudadana está vigente y vive en el corazón del pueblo ecuatoriano… Nuestra tarea es seguir fortaleciéndola con miras al proceso electoral del año 2021.

* Asambleísta de Ecuador.

Be the first to comment

Leave a Reply

%d bloggers like this: