septiembre 17, 2019

Modelo antinarcóticos de Bolivia, paradigma sin EEUU, blanco de ataques contra Evo


Por Sullkata M. Quilla-.


La captura del narcotraficante Pedro Montenegro el 11 de mayo, reafirmó que sin la presencia de Estados Unidos el modelo de lucha de Bolivia contra este flagelo constituye un paradigma para la comunidad internacional, mientras preocupa el agendamiento del narcotráfico como tema base en el imaginario de los bolivianos.

En el preámbulo de elecciones generales donde hasta ahora Evo Morales se encamina hacia su reelección, Washington y la elite derechista boliviana sigue buscando de cualquier forma la inhabilitación del presidente para presentarse en las elecciones, como lo hicieron con Lula da Silva en Brasil y lo intentan con Cristina Fernández de Kirchner en Argentina.

TAMBIÉN PUEDEN LEER: Modelo antinarcóticos de Bolivia, paradigma sin EE.UU.

Para inhabilitarlo, deResultado de imagen para bolivia antidrogasben encontrar una nueva excusa (como la del hijo falso de Evo en referéndum anterior), y colocarlo además en el banquillo de los acusados de la opinión pública mundial, buscando la destrucción de su imagen pública internacional, afectando a su prestigio, moral y admiración. En Venezuela, el gobierno de Donald Trump ha demostrado que es capaz de amenazar con una invasión, sancionar, piratear los recursos, nombrar presidentes interinos, con el fin de crear el caos y apoderarse de su petróleo.

‘Donde está EEUU, más narcotráfico, sin Estados Unidos, menos narcotráfico, menos cultivo de coca’, aseguró el presidente Evo Morales, quien explicó que en Colombia EEUU posee siete u ocho bases militares con un presupuesto anual de hasta 90 millones de dólares de los contribuyentes estadounidenses, y se reconoce que son un fracaso.

Recordó que a su llegada al poder, en 2005, existían en Bolivia unas 50 mil hectáreas de coca, heredadas de las dictaduras militares y los gobiernos neoliberales, y lo primero que hizo en su gestión fue nacionalizar la lucha contra el narcotráfico para liberarse de los intereses geopolíticos ocultos tras esa campaña. Hoy las cultivadas son unas 20-22 mil hectáreas, cifra que no reconoce EEUU.

“Sin la DEA (siglas en inglés de la agencia antinarcóticos estadounidense) el modelo de enfrentamiento boliviano es valorado, respetado, y otros mandatarios y organismos internacionales se interesan por la experiencia del Estado Plurinacional”, dio Morales, tras recordar que este año fue invitado a Viena para explicar el modelo boliviano en un foro de Naciones Unidas.

Alerta

Para el analista Fernando Rodríguez Ureña, algo grande se traen la CIA y la DEA entre manos, pues sus operaciones psicológicas en torno al agendamiento del narcotráfico en la mente de los bolivianos y bolivianas, ya ha sido posesionado y en las duras críticas de los medios hegemónicos y políticos de oposición a la Policía, como instancia de protección del narcotráfico internacional.

“Se viene otro escándalo de aún mayores proporciones, que afectará a otras instituciones centrales de la estructura del Estado Plurinacional, atacando también a instancias de alguno de los cuatro poderes del Estado”, afirma Rodríguez Ureña.

El motivo, atacar el modelo antinarcóticos soberano e independiente de Bolivia y hacer aparecer ante la opinión pública nacional e internacional que Bolivia es un narcoestado, que promueve, protege y es socio de esta actividad delictiva, escondiendo una vez más, detrás de una cortina de humo, las responsabilidades de la CIA y la DEA en la incentivación de esta actividad.

La lucha es dura

La lucha contra el narcotráfico y su poder financiero sigue siendo fuerte. Recientemente el excomandante de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) en el departamento de Santa Cruz, Gonzalo Medina, y el capitán Fernando Moreira, fueron destituidos y encarcelados por vínculos con el narcotraficante Pedro Montenegro.

El presidente Morales desestimó las críticas de medios periodísticos y de la oposición, y anticipó que las investigaciones continuarían hasta dar con los responsables del caso Medina-Montenegro, y después serán escuchadas las propuestas de policías, suboficiales, oficiales y toda la tropa para hacer profundos cambios en ese cuerpo del orden en la férrea lucha contra el narcotráfico y la corrupción ‘caiga quien caiga’.

Montenegro era buscado en Brasil desde 2015 como cabecilla de una red de tráfico de drogas hacia Europa, mientras que en Bolivia, donde era investigado desde marzo ´ñultimo, reclutó a oficiales del cuerpo policial y presuntamente tenía nexos con jueces y abogados que garantizaban su encubrimiento. Las autoridades bolivianas investigan a esa organización criminal en sus componentes financieros, de protección armada, de alianzas con posibles empresas-fachada, sus protectores, y en su modus operandi.

Lo evidente, es que este acto de corrupción y narcotráfico, constituye parte de una acción típica de los organismos del gobierno norteamericano, que en su política de injerencia y control sobre los gobiernos de la región, usan en el marco de las acciones políticas en contra o a favor de sus intereses.

Fueron los organismos de seguridad estadounidenses y en especial la CIA, en su vieja labor de protección del narcotráfico, que incubaron en el seno las instituciones bolivianas la corrupción, produciendo entre sus cooptados una seguridad y confianza en la que les demostraron por años, la protección y fidelidad indiscutible que les otorgaba poder y dinero, que a la vez beneficia económicamente a la CIA para sus “tareas sucias”, a lo largo y ancho del planeta, añade

No se trata solo de promover la protección de “dinero oscuro”, sino también hacer uso político del “señuelo de la protección”, la que en el momento político adecuado, deja de ser tal, entrando en escena el otro brazo de interdicción: la DEA. Los protegidos pasan a ser desechables.


* Antropóloga y economista, analista asociada al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)

Be the first to comment

Leave a Reply

%d bloggers like this: