agosto 26, 2019

¿Por qué preocuparse de los ingresos tributarios?


Por Franco Plata *-.


En términos macroeconómicos, la importancia de los ingresos tributarios es vital para el Gobierno Central porque con ellos se satisfacen necesidades de la población en base a un plan de gobierno (carreteras, escuelas, hospitales, servicios básicos y otros).

En el caso de Bolivia, la política tributaria en el marco del Modelo Económico Social Comunitario Productivo busca captar recursos de los sectores que generan ingresos extraordinarios (minería, hidrocarburos y servicios financieros, etc.) recursos que se coparticipan y distribuyen entre el nivel Departamental, Municipal y Universidades.

En los últimos 13 años la recaudación tributaria presentó una tendencia creciente principalmente por los tributos del IVA, IUE e IDH que para 2018 registraron una participación de 68% sobre los ingresos tributarios.
Sin embargo, el IDH tiene la particularidad de tener una relación directa con los precios internacionales del petróleo, este efecto causó un incremento en la recaudación de este tributo entre los años 2011 a 2014 cuando el precio del barril de petróleo cotizaba entre $us 90 a $us 98 en promedio mensual y que para los años siguientes de 2015 a 2018 alcanzó niveles de $us 44 a $us 65 promedio mensual, es decir cerca de un 55% menor.

Aclarar que pese al fin del ciclo positivo de precios internacionales del petróleo la recaudación tributaria total se mantuvo en niveles significativos precisamente anclados en otros sectores económicos ligados al mercado interno principalmente a las actividades de comercio, elaboración de bebidas, servicios financieros, servicios a las empresas, transporte y comunicaciones que alcanzan a una participación del 58% sobre la recaudación de mercado interno.

Precisamente por estas características la recaudación tributaria presupuestada sin contar con el IDH para 2019 alcanza un monto de Bs49.118 millones que se encuentra entre las mejores recaudaciones de la historia de la administración tributaria observada entre 2014 y 2015.

Por lo que no es adecuado, por decir lo menos, afirmar sobre un estancamiento toda vez que la recaudación tributaria total de Bs56.844 millones en 2018 creció en 360% casi llegando a cuadruplicarse a los Bs16.000 millones registrados en 2005, por otra parte, el Padrón Nacional de Contribuyentes presentaba en 2005 a 211.519 registros y para 2018 se llegó a duplicar a 425.782 contribuyentes y finalmente la creación de nuevas empresas tuvo un incremento sustancial en 2018 registrando 315.868 y un crecimiento en 488% casi quintuplicando las 64.632 empresas registradas en 2005.

Por todo lo mencionando anteriormente se evidencia que no deberíamos preocuparnos de los ingresos tributarios por que mantiene la tendencia creciente y que la actividad de mercado interno tiene una mayor participación sobre la recaudación tributaria total y que la caída de los precios internacionales del petróleo afectó al IDH pero excluyente el comportamiento de este tributo no cambia la tendencia creciente que tienen la recaudación tributaria.

Todo esto permite al Estado seguir con el financiamiento y la ejecución de políticas de gobierno ligados a inversión pública, gasto social, redistribución de ingresos así como apoyar al crecimiento sostenido de la actividad económica en el país.


* Economista.

Be the first to comment

Leave a Reply

%d bloggers like this: