junio 19, 2019

Bolivianos muestran con orgullo gran escultura del Che

La Paz-. A más de cuatro mil metros sobre el nivel del mar, los bolivianos muestran hoy con orgullo una de las esculturas más grandes del Che, de casi siete metros de alto y un peso aproximado de nueve toneladas.

‘Nos sentimos orgullosos, porque esa imagen del Che (Ernesto Guevara de la Serna, 1928-1967) recibe a todas las personas que llegan al país por la ciudad del Alto, en la Paz, y le dice que no nos rendimos’, aseguró a Prensa Latina el asambleísta departamental del Movimiento al Socialismo (MAS) Gustavo Torrico.

En su opinión, ese monumento simboliza que los bolivianos están a la sombra del comandante listos para la batalla cuando sea necesario, por la defensa de la libertad de este país y de los pueblos del mundo.

La escultura es de color cobrizo, elaborada con miles de trozos de metal e inmortaliza al ícono izquierdista, con el pie izquierdo pisa un águila que representa a Estados Unidos, en la mano derecha lleva un fusil y en la izquierda una paloma en representación de la paz.

Se trata de una idea impulsada por la Fundación Guevara y patrocinada por varios legisladores bolivianos de izquierda para rendirle un homenaje al Guerrillero Heroico.

En un primer momento, el autor de la obra Félix Durán Suazo ‘Tupa’ nos lo presentó en un tamaño de 30 centímetros, pero decidimos hacerlo de un metro.

Todos aportamos un poco de material, como llaves y diferentes objetos de metal. Luego se pensó hacerlo en tamaño natural y finalmente concluyó como un coloso, agregó Torrico.

Tupa ha expresado en varias entrevistas con medios nacionales que ‘cada pieza de metal simboliza a miles de hombres, mujeres y niños que unidos forman un hombre de metal, con mensajes de amor y lucha contra el imperialismo yanqui y el camino a un socialismo verdadero con el fusil en la mano’.

Según explicó, la realización del monumento llevó un año de trabajo, entre la recolección y su construcción para sacar el parecido más aproximado al hombre revolucionario.

Ernesto Guevara encabezó en Bolivia un movimiento guerrillero que participó en acciones combativas en 1966 y 1967, hasta que en octubre de ese último año fue herido y capturado en un combate en la quebrada del Yuro, y asesinado posteriormente en la escuelita de la Higuera, en el departamento boliviano de Santa Cruz (este).

Be the first to comment

Leave a Reply

%d bloggers like this: