julio 17, 2019

La derecha siempre se une contra el pueblo

En las últimas semanas, los candidatos Carlos de Mesa y Óscar Ortiz coincidieron de manera sospechosa en sus visitas a España, EEUU y Argentina. Aunque a primera vista los dos postulantes se muestran enfrentados en una disputa por el segundo lugar, la historia política muestra que ambos provienen de una misma raíz de derecha/colonial que ya antes pactó (olvidando sus diferencias) para derrotar al pueblo con apoyo extranjero.

En el caso del aspirante de Comunidad Ciudadana, De Mesa, este viajó a EEUU, donde estuvo en la cadena noticiosa CNN.

“Ahora en #EstadosUnidos en gira de campaña (…)”, escribió el expresidente en Twitter, donde también colocó una foto de un almuerzo “en el Consejo de las Américas-American Society con funcionarios de organismos internacionales y empresarios”.

De manera casi simultánea, Ortiz también viajó a EEUU “para sostener varios encuentros con residentes en Virginia, Washington DC y Maryland”, según escribió en Twitter el 13 de junio.

Esta convergencia de viajes también se dio en España, donde ambos postulantes impulsaron su campaña contra la candidatura de Evo Morales.

Tanto De Mesa como Ortiz también viajaron a Argentina. “Ambos estuvieron en España el mismo día, y en Argentina con horas de diferencia”, según el portal digital La Resistencia.

Esta concurrencia en sus visitas al exterior traen a la memoria su cercanía/intimidad en cuanto a sus raíces políticas se refiere. Por ejemplo, Carlos de Mesa fue vicepresidente de Gonzalo Sánchez de Lozada. Ambos llegaron al gobierno con el voto del MNR (Movimiento Nacionalista Revolucionario).

En el caso de Óscar Ortiz, su pasado está relacionado con la oligarquía cruceña y con el dictador Hugo Banzer.

Fue asesor principal del Ministerio de Comercio Exterior y asesor general del Ministerio de Vivienda durante el último gobierno de Banzer, según el portal www.celag.org.

Fue electo senador por Podemos, de Jorge Tuto Quiroga, quien fue vicepresidente y delfín de Banzer, este último, jefe del partido Acción Democrática Nacionalista (ADN).

Es decir, el pasado de De Mesa es el MNR y el de Ortiz, ADN de Hugo Banzer.

Fue el MNR el que pactó con el dictador Banzer, quien encabezó un sangriento golpe de Estado que (con apoyo de EEUU) duró siete años. El MNR y la Falange Socialista Boliviana (FSB) firmaron el pacto Frente Popular Nacionalista para sustentar la dictadura.

Fueron también el MNR y ADN (raíces de Carlos de Mesa y Óscar Ortiz) los que firmaron el Pacto por la Democracia, que permitió la implementación del Decreto 21060, que implantó el neoliberalismo en Bolivia con una secuela de miles de despidos, saqueo del Estado y entrega del patrimonio nacional al extranjero.

Fue ADN el que firmó con el MIR el Acuerdo Patriótico para sustentar el gobierno de Jaime Paz Zamora (1989-1993).

Luego, el MNR-UCS y MBL firmaron el Pacto por la Gobernabilidad, que nombró presidente (1993-1997) a Gonzalo Sánchez de Lozada, exaliado de De Mesa.

ADN igualmente impulsó el Compromiso por Bolivia (o megacoalición) con PDC, NFR, MOR, MIR, UCS y Condepa, que eligió como gobierno a Hugo Banzer-Jorge Tuto Quiroga (1997-2002).

En una suerte de pasanaku del modelo neoliberal, el MNR pactó el Plan Bolivia con el MIR-UCS-NFR, que eligió a Gonzalo Sánchez de Lozada y Carlos de Mesa.

Es decir, la historia muestra que los partidos de la derecha /colonial/antipatria no dudan en aliarse entre ellos mediante pactos para detener el avance del pueblo /nación.

Es en ese contexto que podrían ser interpretadas las disputas y coincidencias en viajes de Óscar Ortiz y Carlos de Mesa.

“Ahora en #Estados Unidos en gira de campaña (…)”, escribió el expresidente Carlos de Mesa en su cuenta de Twitter.

Be the first to comment

Leave a Reply

%d bloggers like this: