octubre 15, 2019

Inversiones de los fondos de pensiones y la gestora pública


Por Marco Mercado Bustillos * -.


En pasados días en un canal de cobertura nacional Mauricio Landeau, emitió juicios de valor sin fundamentos sólidos, en una entrevista denominada “La alcancía mayor que tenemos los bolivianos”, mostrando información distorsionada del país, confundiendo a la población y generando susceptibilidades.

Para hablar de pensiones, es prudente considerar la realidad del país, validar la información y realizar una descripción breve y concisa de la situación actual de su Sistema de Pensiones y de los beneficios que este otorga a sus asegurados y de esta manera poder emitir criterios responsables y así evitar la asimetría de la información.

En el caso boliviano, se encuentra en vigencia la Capitalización Individual desde noviembre de 1996, con la promulgación de la Ley N° 1732, mediante el Seguro Social Obligatorio (SSO), cuyos fondos de pensiones se encuentran bajo la administración de Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) privadas, responsables de realizar inversiones con nuestros aportes con la finalidad de que los mismos retornen en nuestra vejez como una pensión de jubilación que permita sustentar nuestro diario vivir.

Por políticas económicas de anteriores gobiernos neoliberales, según datos de la Autoridad de Fiscalización y Control de Pensiones y Seguros APS, se puede evidenciar que las AFP, se encontraban obligadas a realizar inversiones en el sector estatal, con el objetivo de poder financiar el gasto corriente, como se observa en la gestión 2005; el 71% del total correspondían a dicho sector (Bonos de deuda soberana, letras y bonos del TGN y del BCB, entre otros). Esta medida causaba que el Estado sea considerado un garante de ganancias, debido a que los instrumentos financieros públicos ofrecían tasas más atractivas que otros instrumentos financieros, sin embargo, implicaba un costo fiscal elevado y las AFP obtenían sus rendimientos sin incurrir en riesgo alguno.

En la gestión 2010, con la aprobación de la Ley N° 065 de Pensiones, se pasó del SSO al Sistema Integral de Pensiones SIP, ampliando la cobertura a todos los sectores laborales, al reducir la edad de jubilación, incorporando la Pensión Solidaria de Vejez, implementando políticas de género, mejorando las Pensiones de Riesgo, permitiendo la concurrencia de pensiones, desarrollando políticas para las inversiones, apoyo a las PyMEs y entre otras bondades se incorporó un capítulo sobre la administración del portafolio de inversiones, que posibilita que la participación de los Fondos de Pensiones en mercados financieros nacionales e internacionales.

El favorable desempeño de la economía boliviana, aún en tiempos de crisis internacional, posicionó a Bolivia como el país de mayor crecimiento en la región, por la aplicación del Modelo Económico Social Comunitario Productivo, que hizo posible que la emisión de instrumentos financieros públicos disminuya. A marzo de 2019 las inversiones realizadas en el sector estatal pasaron del 71% al 27% del total.

Frente a esta situación, se genera una expectativa positiva sobre la Gestora Publica de la Seguridad Social de Largo Plazo, que además de la gestión y pago de la Renta Dignidad, administrará nuestros Fondos de Pensiones de manera autónoma y diversa de su patrimonio y dejará de cobrar las comisiones que actualmente cobran las AFP por el pago de las pensiones a cada jubilado, de los fondos de riesgos y por el manejo del portafolio de inversiones, lo cual se traducirá en beneficios directos para el jubilado y el asegurado.

Asimismo, aparte de ganar la confianza de los aportantes al SIP buscar incrementar los rendimientos de los Fondos de Pensiones, a través de una cartera de inversiones sólida que diversifique el riesgo en sus distintos instrumentos financieros, mismos que influyen de manera directa en el monto de jubilación de cada aportante.


* Analista en Pensiones.

Be the first to comment

Leave a Reply

%d bloggers like this: