julio 17, 2019

Panamá, miembro del Grupo de Lima, rechaza guerra contra Venezuela

El presidente recién electo de Panamá, Laurentino Cortizo, descarta la opción militar como “solución” a la crisis socio-política en Venezuela.

En una entrevista concedida a la cadena estadounidense de noticias CNN y publicada el martes, Cortizo afirmó que “respeta” la postura del golpista venezolano Juan Guaidó, pero no coincide en que el asunto de Venezuela requiera una “solución armada”.

En alusión a las negociaciones en desarrollo entre los representantes del Gobierno y la oposición de Venezuela en Barbados, el mandatario panameño consideró que el tiempo parece apto para solucionar el conflicto en el país bolivariano a través de canales diplomáticos.

“Respeto la posición del presidente (Juan) Guaidó pero no coincido con que una solución a Venezuela sea una solución armada. Siento, y lo digo con toda sinceridad, que los tiempos en este momento son los tiempos apropiados para llegar a una solución integral, negociada y democrática”, señaló Cortizo.

Una intervención militar en Venezuela causaría “muchas muertes” y sería “muy extensa”, advirtió el empresario socialdemócrata, antes de hacer notar en la importancia de “sentarse y hablar claro” sobre la crisis.

Los comentarios del presidente panameño respondían al anuncio de Guaidó, jefe de la Asamblea Nacional (AN o Parlamento) —declarada en desacato desde 2016—y autoproclamado “presidente interino” de Venezuela, de que el país bolivariano volverá al Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), del cual se había retirado en 2013.

Aunque el tratado de la era de la Guerra Fría no requiere que los firmantes se ofrezcan mutuamente asistencia militar, muchos en la oposición venezolana ven a TIAR como un posible marco legal para una futura intervención extranjera.

Cortizo, quien juró el 1 de julio su cargo como presidente de Panamá para el período 2019-2024, asimismo, ofreció la mediación de su país para que el Gobierno y la oposición de Venezuela lleguen a un acuerdo hasta finales de año.

El presidente Nicolás Maduro informó el lunes de la continuación del diálogo con la oposición en Barbados, bajo mediación de Noruega, que sería el quinto intento de conversaciones en los seis años que lleva el presidente chavista en el poder. Iniciativas similares tuvieron lugar en 2014, 2016, 2017 y 2018, pero ninguna llegó a buen puerto.

La postura de Cortizo parecer ser más moderada que la de su antecesor, Juan Carlos Varela, y del Grupo de Lima, del que forma parte el país centroamericano. Caracas llama a este bloque regional “Grupo de Washington” por estar sometido a las ordenes de la Casa Blanca.

Be the first to comment

Leave a Reply

%d bloggers like this: