noviembre 20, 2019

Bolivia, el socio, amigo y aliado de Rusia

Moscú, RUSIA (ABI, CAMBIO).- Lo definió como su socio, amigo y aliado. Elogió los 13 años que está en la Presidencia del Estado Plurinacional y afirmó que lleva a Bolivia al éxito. Así, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, habló de su homólogo boliviano, Evo Morales, quien cumplió una visita oficial de unas nueve horas a Moscú.

«Quiero dar la bienvenida al presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, nuestro socio y nuestro amigo, señor Evo Morales», indicó Putin como una suerte de presentación en la parte inicial de su declaración a la prensa, luego de sostener una reunión con la delegación boliviana en el Gran Palacio del Kremlin, la residencia presidencial de Rusia.

Antes de enumerar los acuerdos alcanzados en la reunión, Putin recordó que «Bolivia es un socio antiguo de Rusia en América Latina» y que las «relaciones se basan en los principios de respeto mutuo y de respeto a los intereses».

«Hemos acabado de firmar una declaración conjunta que reafirmó el carácter verdaderamente estratégico entre Bolivia y Rusia y hemos expresado el firme compromiso de su desarrollo», sostuvo el mandatario ruso en uno de los salones del Gran Palacio del Kremlin, que de manera regular es empleado para dar declaraciones a la prensa.

A diferencia de anteriores eventos, en esta ocasión la cantidad de periodistas superaba la cifra de 30, entre reporteros y camarógrafos, que registraron minuto a minuto las más de dos horas del encuentro celebrado en la residencia presidencial que hace gala de sus elementos arquitectónicos de estilos Renacimiento, Barroco, Neoclásico y Ruso-bizantino.

Luego de destacar la presencia de Gazprom en la actividad hidrocarburífera boliviana y de Rosatom en el proyecto de constitución del primer Centro de Investigación y Desarrollo en Tecnología Nuclear, Putin develó uno de los varios objetivos concretados en la cita: la interacción económica, referida de manera puntual a las inversiones y al comercio.

Reveló que se ordenó a las agencias respectivas activar la cooperación en agricultura y expresó su deseo de que la «carne de ternera (boliviana) sea suministrada al mercado ruso».

La ocasión también sirvió para que Putin responda a la petición que Morales le planteó en el inicio de la reunión, a las 13.45 (07.00 hora de Bolivia) en sentido de que Rusia «acompañe» el proyecto de industrialización del litio boliviano, definido como el petróleo del siglo XXI: confirmó que hay el interés de inversionistas rusos para acudir a la «exploración de yacimientos de litio boliviano».

Pero a la par de ello, Morales, que llamó hermano a Putin en varias ocasiones, logró que el mandatario ratifique su interés en el megaproyecto del Corredor Ferroviario Biceánico de Integración (CFBI), que unirá los puertos de Ilo (Perú) y Santos (Brasil), y la propuesta de participar en la ampliación del aeropuerto de Santa Cruz para hacer de esta terminal un Hub internacional.

A propósito del Corredor, Morales dijo que es una de las acciones que alienta el Ejecutivo para dar respuesta al enclaustramiento marítimo que sufre Bolivia desde la invasión y posterior guerra que desató Chile en febrero de 1879 y que la iniciativa boliviana ya sumó el respaldo de entidades como la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

Ambos jefes de Estado expresaron su alegría por los compromisos alcanzados. Los definieron como fructíferos y que «servirán a la consolidación de los lazos rusos-bolivianos».

Morales, en tanto, dijo que los acuerdos asumidos con Rusia permitirán mantener el crecimiento económico boliviano.

Recordó que el producto interno bruto -que son todos los bienes y servicios que genera el país- se incrementó en 327%, al pasar de $us 9.574 millones a $us 40.885 millones entre 2006 y 2018; que la economía nacional logró ubicarse en primer lugar en 2009 (3,4%), 2014 (5,5%), 2015 (4,9%), 2016 (4,3%), 2017 (4,2%) y 2018 (4,5%); y que la inversión estatal se elevó de $us 629 millones en 2005 a $us 6.510 millones para este año.

A la par se redujo la pobreza extrema -del 38,2% (2005) al 15,2% (2018)-, se disminuyó la pobreza moderada -de 60,6% en 2005 a 34,6% en 2018- y se pasó de 0,611 en 2002 a 0,453 en 2015 en el índice de Gini, lo que muestra que la desigualdad en Bolivia se disminuyó.

A la sazón, Putin señaló: «Me gusta que en los 13 años en el poder el señor Morales ha mucho para su nación y para su país. Claro que hay problemas en cualquier país y en cualquier situación, pero gracias a su atención a las necesidades de sus ciudadanos él lleva a su país al éxito y espero que nuestra reunión sirva a la consolidación de nuestra cooperación en todos los ámbitos».

En el plano internacional, Morales y Putin ratificaron su decisión de respaldar una solución dialogada a las diferencias entre el gobierno de Venezuela, presidido por Nicolás Maduro, y la oposición, alentada por Juan Guaidó, autonombrado mandatario encargado de ese país.

«Hemos destacado que la injerencia en los asuntos soberanos venezolanos es inaceptable y el señor Morales comparte esa actitud», dijo Putin.

Mientras que el Presidente boliviano enfatizó en la necesidad de preservar el multilateralismo y rechazar la injerencia de cualquier nación.

Definió como importante la presencia de Rusia «porque demanda el respeto del derecho internacional y que no puede haber posiciones unilaterales (e) intervenciones».

Putin afirmó que espera que las negociaciones entre el Gobierno de Venezuela y la oposición, que comenzaron con la facilitación de Noruega, sean soluciones aceptables para todos los venezolanos que permitirán normalizar la situación.

Luego de posar junto con Putin para foto del encuentro, Morales, junto con su delegación, dejó la residencia y se trasladó al aeropuerto internacional de Moscú para retornar a La Paz, cerrando así el quinto encuentro bilateral con Putin.

Be the first to comment

Leave a Reply

%d bloggers like this: