agosto 26, 2019

Las dos caras de la prensa “libre e independiente”


Por Soledad Buendía Herdoíza * -.


La “culpa es de Correa” es la conclusión de todas las notas periodísticas de la autodenominada “prensa libre e independiente” desde que Rafael Correa dejó la presidencia en mayo de 2017.

El guion es el mismo en todos los medios de comunicación, callar lo que involucra al gobierno de Lenin Moreno, o minimizar las denuncias en su contra, y maximizar e incluso crear historias entorno a Rafael Correa. No es coincidencia, al parecer la reunión entre Moreno y los dueños de los medios de comunicación el 12 de julio de 2017 en el palacio de Carondelet al parecer dio frutos.

Digo que dio frutos, porque tras esa reunión el interés por reformar la Ley de Comunicación tomó fuerza, esa era una demanda de los medios de comunicación que, durante los 10 años de la Revolución Ciudadana, mostraron sin vergüenza oposición al gobierno. Esos medios que en la última elección presidencial dieron como ganador al banquero Guillermo Lasso, y que hoy son aliados de Lenin Moreno, a quien ese día ponían como perdedor.

Hoy son esos medios, los que poco o nada han publicado sobre el caso “Ina Papers” que vincula a Lenin Moreno y a su círculo cercano, con empresas en paraísos Fiscales. La presión mediática ha sido nula, tanto así que la Fiscalía no ha actuado con la misma diligencia, que sí tuvo cuando envió a la cárcel sin pruebas al exvicepresidente Jorge Glas, o con la misma rapidez que ha tramitado las denuncias contra Rafael Correa. El acuerdo tras esa reunión en Carondelet fue: ¿Cambiar la ley de comunicación a cambio de silencio? Solo el tiempo lo dirá.

Al menos uno de sus caprichos se cumplió a raja tabla. La eliminación de la Superintendencia de Información y Comunicación, que controlaba que no se emitan contenidos que atenten contra las personas, hoy dio paso a que con el argumento de la “libertad de expresión”, incluso se agreda a quienes están en otra línea ideológica.

Sucedió hace poco en un supermercado de Quito. César Ricaurte uno de los opositores declarados de Rafael Correa, y fundador de “Fundamedios” un organismo que supuestamente defiende a los periodistas, empujo al exembajador en Alemania Jorge Jurado, luego de referirse a él como “Correísta blanqueado”. Jurado es una persona de la tercera edad, y tiene discapacidad parcial.

Ricaurte fue sentenciado a 15 días de prisión, pero su organización “Fundamedios” rechazó ese falló argumentando que esa sentencia va en contra de la “libertad de expresión”. Sí, ese fue el argumento que colocaron en un comunicado de prensa que fue colgado en redes sociales. ¿Esa era la intención, para eso buscaban reformar la ley de comunicación? Algunos incluso hablaban de la necesidad de eliminarla.

Con estos antecedentes ¿los ciudadanos de a pie podemos creer en lo que publican los medios de comunicación? ¿La prensa en Ecuador, está lejos de los intereses políticos? La respuesta es no. Es evidente que esos medios manipulan a su antojo la información, que su línea editorial busca proteger a un gobierno, ese gobierno que habla de transparencia, de lucha contra la corrupción, pero que tiene como aliado principal a la prensa, esa prensa que hoy calla para sostenerlo.


* Asambleísta ecuatoriana.

Be the first to comment

Leave a Reply

%d bloggers like this: