agosto 26, 2019

La izquierda rechaza al FMI y equipara macrismo y kirchnerismo en Argentina

Cuatro días antes de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), el Frente de Izquierda Unidad, una importante coalición de partidos del marxismo trotskista y obrero, realizó su cierre de campaña en el que llamaron a evitar la bipolaridad partidaria.

Con graves acusaciones tanto al oficialismo encabezado por la fórmula del presidente Mauricio Macri y el peronista Miguel Ángel Pichetto como a la principal fuerza opositora que tiene a Alberto Fernández y a la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner en la conducción, la izquierda lanzó como principales consignas romper relaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI), no dar lugar a las reformas laboral y previsional que plantean los partidos hegemónicos en la Argentina.

«¿Cómo no van a estar los jóvenes desencantados de los políticos y partidos tradicionales si no pueden trabajar sin ser explotados ni estudiar porque para muchos es un lujo cargar la SUBE [boleto electrónico]. Decimos basta de ajuste, flexibilización y precarización laboral en la Argentina», dijo el candidato presidencial Nicolás del Caño.

En una noche fría y ventosa, miles de militantes se acercaron a las puertas del Congreso nacional para acompañar el acto que en estas elecciones unió al Movimiento Socialistas de los Trabajadores con el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) que integran el Partido Obrero (PO), el Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS), e Izquierda Socialista (IS), entre otras organizaciones adheridas.

«En época de campaña abunda la demagogia y prometen cualquier cosa para obtener el voto. Muchos del Frente de todos [partido del peronismo predominante de afiliación al kirchnerismo] votaron a favor de la ley para robarle a los jubilados. ¿Qué vienen a hablar de ayudarlos ahora? De ninguna manera vamos a aceptar pagar la deuda del FMI con el hambre de nuestros niñas y jubilados», insistió del Caño.

En diciembre de 2017, el oficialismo promovió y aprobó con la ayuda de parte del peronismo una polémica reforma del sistema previsional. El debate parlamentario se produjo en simultáneo a graves enfrentamientos entre manifestantes y las fuerzas de seguridad.

El actual préstamo con el FMI está condicionado a las reformas promovidas por este organismo de crédito, que incluye incrementar en forma gradual la edad de jubilación, reducir el haber inicial de los futuros jubilados, eliminar la pensión por viudez para cónyuges que trabajen o están jubilados y restablecer un sistema privado de capitalización.

«Esté en nuestro ADN la organización de los trabajadores. Nuestra campaña tiene un enorme lanzamiento con las luchas en las que ayudamos a desenvolver con conciencia de clase y no estar atado al carro de la burguesía, aunque se disfrace de nacional y popular», dijo con sarcasmo la candidata a vicepresidente Romina del Plá, en referencia a la impronta del peronismo.

El Frente de Izquierda Unidad llamó a tirar por tierra la campaña de falsa polarización y llamó a realizar un único voto útil por los trabajadores, con fuertes críticas a la burocracia sindical, los partidos patronales y el imperialismo.

«Cuidado con la trampa, cabalga con la necesidad de sacarlo a Macri. El Frente de Izquierda lucha desde un comienzo para terminar con el FMI. Los gobernadores peronistas aplicaban el ajuste en las provincias y Alberto Fernández aconsejaba a votar a Macri hace unos años. Los peronistas son cómplices de este Gobierno», dijo por su parte Juan Carlos Giordano, candidato a diputado nacional.

Be the first to comment

Leave a Reply

%d bloggers like this: