agosto 26, 2019

Un siglo de economía en Bolivia 1900-2015: Un análisis desde la óptica (neo) liberal


Por Luis Oporto Ordóñez * -.


Circula en nuestro medio un importante aporte sobre la economía de Bolivia: Un siglo de economía en Bolivia. La Paz, KAS, 2017. El coordinador de la compilación, Iván Omar Velásquez-Castellanos, tuvo la gentileza de hacernos llegar esta nueva edición. Nobleza obliga, dice la sabiduría popular y por ello felicito al editor (FKAS-Oficina Bolivia) y al compilador por la atinada decisión de publicar este estudio.

El prefacio escrito por Maximilian Hedrich, representante de la Fundación Konrad Adenauer (KAS) en Bolivia, propone una periodización de cinco ciclos o “puntos de inflexión”: 1. Liberalismo (1900-1930), 2. Nacionalismo (1930-1952), 3. Revolución nacional (1952-1985) [asumimos que vendría a ser el periodo de “estatismo”], 4. Neoliberalismo (1985-2005) y 5. Neo estatismo (2005-2015). Por su parte, el Comité Editorial, en su introducción, identifica 15 ideas fuerza sobre la evolución histórica de la economía boliviana e identifica seis vacíos que deben ser resueltos con nuevas investigaciones.

Son autores de esta obra, en el Volumen I Tópicos de historia económica: Horst Grebe (Los ciclos de la economía mundial y el desarrollo de Bolivia), Juan A. Morales (Bolivia y los grandes ciclos históricos en los siglo XX y XXI), Beatriz Muriel (Historia de los patrones comerciales de Bolivia 1900-2015), Gonzalo J. Flores (Agricultura. Estructura agraria y actores en conflicto 1900-1952), Rolando F. Jordán (Minería. Paradojas del proceso de construcción del capitalismo en Bolivia), Rubén M. Ferrufino (Industria. La industrialización en Bolivia 1900-2015), Manuel E. Contreras (El desarrollo del transporte en Bolivia, una aproximación al impacto económico y social de los ferrocarriles y carreteras 1900-2015), Oscar Zegada (Economía monetaria Bolivia: moneda y cambio en los siglos XX y XXI), Mario N. Pacheco (Deuda externa Bolivia: los ciclos de auge en los precios de los productos de exportación y los ciclos de endeudamiento externo en el siglo XX e inicios del siglo XXI: 1900-2015), Carlos Toranzo (Élites económicas en los siglos XX y XXI), Iván O. Velásquez-Castellanos (La instrucción y la educación en la historia de Bolivia 1900-2017) y Augusto Soliz (Demografía. El crecimiento de la población de Bolivia).

El Volumen II, Vol. II- Working papers, contiene estudios de Rolando Morales Anaya (Crecimiento y desarrollo. El desarrollo de Bolivia en el siglo XX y a comienzos del siglo XXI), S. Mauricio Medinaceli (Reseña histórica del sector hidrocarburos en Bolivia 1916-2016), José G. Espinoza (Las empresas del Estado en el siglo XX y XXI), Iván O. Velásquez-Castellanos y Luis A. Dips (Pobreza, salud, estándar de vida y desigualdad en Bolivia), Darío Monasterio (Descentralización y autonomías, las contradicciones y disputas regionales en la historia), José L. A. Evia (Los recursos naturales y la gestión macroeconómica en Bolivia), Carlos H. Barbery (Una visión alternativa sobre la banca y el sistema de intermediación financiera), Carlos Schlink (Las finanzas públicas en la historia de Bolivia), Hernán Zeballos (El desarrollo de la agricultura a partir de la Revolución del 52), Alexis R. Pérez (Bolivia en el siglo XIX y su desempeño económico 1880-1910) y Julio Humérez (Ciclos económicos de Bolivia desde el siglo XX).

La segunda reimpresión actualizó la línea de tiempo, “Hitos de las historia de Bolivia en el siglo XX y XXI” que incluye el DS 28701, de Nacionalización de los Hidrocarburos, del 1 de mayo de 2006. Sobre la importancia de esta política de Estado, los editores insertan la siguiente glosa: “Generó 31.500 millones de dólares para las arcas públicas en la última década”.

Los estudios están documentados, generalmente, con dos tipos de fuentes: documentales (publicaciones oficiales) y bibliográficas (enlistadas indistintamente y sin cuidar una norma precisa de citación) e incluyen gráficos y cuadros comparativos, útiles para interpretar este siglo. También podemos observar una selección de fotografías históricas y contemporáneas, que ilustran diversos artículos. Las 428 referencias documentales y bibliográficas han sido agrupadas al interior de cada volumen (V. I. 297; v. II. 131).

Es interesante analizar los ensayos de caracterización de la economía nacional de fines del s. XX e inicios del XXI, cito ejemplos: “Neoliberalismo: 1985-2005-la estabilización. El DS 21060” (p. 72), “Neo-estatismo (2005-2016), el proceso de cambio 2005-2017” (p. 77), “Neo-estatismo impulsado por el ciclo del gas (2005-2016): YPFB como semilla para un nuevo estado empresario” (p. 201), lo que muestra un consenso en apreciar el proceso de cambio impulsado desde enero del 2006 como un ciclo de “neo-estatismo” o de “estado empresario” y, lo que no deja de ser curioso, el consenso de fijar como inicio del arco temporal del “proceso de cambio” como denominan, también al “neo-estatismo”, a partir del 2005, cuando lo correcto sería fijar ese hito en el 2006.

Es evidente que el esfuerzo de la investigación se centra en el siglo XX, con referencias poco desarrolladas sobre el siglo XXI, como vemos, por ejemplo, en tres de las “ideas fuerza”: “La infraestructura caminera fue y es deficiente. En las primeras décadas del siglo XX la situación fue precaria: empero, se hicieron esfuerzos por satisfacer la demanda de más y mejores vías de comunicación. En gran parte del siglo XX, la baja densidad de carga fue un óbice. Hasta mediados del siglo XX, los esfuerzos por incrementar la red caminera fueron enteramente nacionales, con escasos recursos propios” (…) “Entre 1900 y 2015 muestra un proceso de permanente interacción entre la demanda por incrementar cobertura y las verdaderas posibilidades de cubrir esta necesidad”. (ix y x).

“Respecto a la instrucción y la educación, se advierte que el crecimiento deseable es el que está acompañado por mejoras en los indicadores de alfabetización y esperanza de vida. Se encontró que en Bolivia los avances han sido paradójicamente modestos pese a que la tasa de mortalidad y de analfabetismo en adultos (…) los avances son modestos y no acompañan en la mayoría de los casos a ciclos de expansión económica, como pasó en los años 1900, 1952, 1954, 2002 y 2013”. (xiv).

La realidad actual muestra que en el periodo 2006-2018, se construyeron 5.400 km. de vías asfaltadas, con 300 puentes (30 de gran envergadura como el Madre de Dios de 1.040 mts de longitud o el Pisculco de 150 mts h). La inversión pública de $us 6.500 MM sirve de contraparte para préstamos del BID y la CAF, fundamentalmente. En Educación el Estado invierte el 8% del PIB ($us 40.500 MM al 2018), con lo que se han construido 4.800 modernos establecimientos educativos. La deserción escolar en primaria es de 1,5% y en secundaria 4,4%. Bolivia fue declarada por la UNESCO como “país libre de analfabetismo” al reportar el 3% de gente que no sabe leer y escribir.


* Magister Scientiarum en Historias Andinas y Amazónicas. Docente titular de la Carrera de Historia de la UMSA.

Be the first to comment

Leave a Reply

%d bloggers like this: