septiembre 22, 2019

¿Cuál es el futuro del acuerdo con el FMI en Argentina?

El organismo financiero aún debe desembolsar alrededor de 17.000 millones de dólares en el marco del acuerdo suscrito con el Gobierno de Macri. La nueva realidad política y económica tras las elecciones primarias despierta interrogantes.

En medio de un proceso de elecciones generales, que se prevé culmine con la probable llegada de un nuevo Gobierno a la Casa Rosada de Buenos Aires, al Fondo Monetario Internacional (FMI) aún le restan por desembolsar alrededor de 17.000 millones de dólares en el marco del acuerdo stand by suscrito con Argentina.

El próximo giro de 5.400 millones de dólares debería ocurrir en la segunda mitad del mes de septiembre, luego de que una nueva misión técnica del organismo visite el país suramericano la semana próxima para la revisión trimestral de las cuentas públicas.

Sin embargo, la nueva realidad política y económica tras la amplia derrota electoral del oficialismo en las elecciones primarias del domingo pasado, suscita interrogantes en torno a la continuidad del acuerdo con la entidad financiera.

¿Aprobará el directorio del FMI los nuevos giros?

Según lo establecido en el acuerdo, la aprobación del próximo desembolso está sujeta al cumplimiento de las metas fiscales del segundo trimestre, que con la continuidad de la política de contracción y austeridad, el Gobierno de Mauricio Macri alcanzó.

No obstante, la megadevaluación del pasado lunes y el posterior paquete de medidas anunciado por el mandatario argentino para mitigar el impacto inflacionario de la suba del dólar, han dejado totalmente obsoletas las proyecciones del programa con el FMI.

Economistas, políticos y empresarios, intentan dilucidar si el directorio ejecutivo del Fondo aceptará el costo fiscal de las últimas medidas expansivas del Gobierno, que rompieron con el férreo ajuste neoliberal que caracterizó las políticas de la administración de Macri.

En tanto, no se han recibido señales desde las autoridades del organismo. Tras los anuncios del jefe de Estado no hubo respaldo explícito ni advertencias como en otras ocasiones, lo que algunos analistas han interpretado como una precaución del FMI que no desea ser señalado por interferencias en la campaña electoral.

¿Cuál es la posición del candidato Alberto Fernández?

El candidato peronista del Frente de Todos, en fórmula con la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, resultó el más votado en los comicios primarios. Durante la campaña electoral expresó públicamente en reiteradas ocasiones su intención de renegociar los términos del acuerdo con el FMI en caso de acceder a la presidencia.

Enfatizando en la voluntad de pago, Fernández explicó que en la coyuntura económica actual es necesario reactivar el aparato productivo, crear empleo y generar crecimiento en el volumen de exportaciones como pasos previos requeridos para poder cumplir con los vencimientos de la deuda contraída con el Fondo y otros acreedores externos.

De hecho, durante la jornada de este viernes pidió directamente al presidente Macri que empiece a renegociar la deuda con el FMI cuanto antes, porque «lo que firmó ya no existe más», aseveró.

«El acuerdo con el Fondo está absolutamente incumplido. No se cumplieron los objetivos inflacionarios, los objetivos de crecimiento, ni siquiera los fiscales. Con este aumento del gasto se va a cumplir menos», advirtió el candidato más votado en las primarias.

Fernández también señaló su preocupación por «el desfinanciamiento del Estado». «Me gustaría que (Macri) deje medianamente las cosas ordenadas con el Fondo», indicó.

El Gobierno que surja de las elecciones generales del próximos mes de octubre, deberá afrontar en el segundo trimestre de 2020 vencimientos de deuda por 20.000 millones de dólares (1.943 millones del Fondo). El equipo económico del Frente de Todos, que ya sostuvo reuniones informales con personeros del FMI, buscaría eventualmente una postergación de esos pagos e inclusive una posible quita para cumplir con las obligaciones.

¿Habrá continuidad en las políticas de ajuste?

Las políticas de austeridad y ajuste impuestas por el organismo multilateral durante toda la gestión de Macri al frente de Argentina, chocan directamente con la plataforma electoral del peronismo, que no pretende una nueva reforma de contracción en el sistema previsional, ni tiene entre sus planes avanzar en una desregulación laboral, tal como exige el FMI como contraprestación por el préstamo de 57.000 millones de dólares.

El esquema tarifario de los servicios públicos será otro de los puntos de cortocircuito, pues Fernández ya adelantó que en caso de ser electo presidente una de sus primeras medidas será «desdolarizar» las tarifas.

Be the first to comment

Leave a Reply

%d bloggers like this: