noviembre 19, 2019

Desde una celda, Lula esta al tanto de lo que pasa en Brasil

Buenos Aires-. El expresidente Luis Inacio Lula da Silva apuntó hoy que aunque no esté presente, está al tanto de los debates latentes que suceden en Brasil y señaló que pasa sus horas leyendo, con su mente enfocada en el futuro.

En la primera entrevista exclusiva concedida a un medio argentino en la cárcel de Curitiba, donde permanece detenido desde el 7 de abril, el exmandatario ahondó en varios temas de su país y manifestó que hoy el proceso de privatización que vive Brasil es peor que el de la época del expresidente argentino Carlos Menem.

Lula, custodiado por la seguridad, dialogó con los periodistas Nicolás Trotta y Gisela Mariziotta, del diario Página 12, sobre la realidad política en el continente y contó que sus horas las pasa leyendo y siguiendo de cerca los debates que se dan al interior de su nación.

Tras comparar la situación actual de la privatización en su país, comenzada por el expresidente Michel Temer y ahora con el ultraderechista Jair Bolsonaro, resaltó que ‘acá en Brasil, el proceso de privatización es peor de lo que Menem hizo en Argentina. Estas personas no están gobernando Brasil, están vendiendo Brasil’, dijo.

Lula agregó que todo lo que se vive hoy ‘es el odio contra América del Sur, odio contra América Latina, odio contra África y lamerles las botas al gobierno norteamericano’.

En el adelanto de la entrevista difundida en la versión digital de Página 12, el exmandatario señaló que hoy vive ‘tal vez mejor que (el expresidente uruguayo) José (Pepe) Mujica cuando estaba en la celda solitaria’.

Estoy en una celda solitaria, recibo a los abogados todos los días y a la familia que viene una vez por semana, un hermano y sus hijos, dijo.

Pero, agregó, aunque no esté presente, participo de las reuniones que pasan en todo Brasil, en las que esta el Partido de los Trabajadores, en las que la Central Única de los Trabajadores esta, recibo un pendrive y veo la reunión, veo mucho debate, leo más de lo que ya leí en toda mi vida, sostuvo.

Lula, quien lleva más de un año preso por supuesta corrupción, podría salir a finales de este 2019 porque tras la reducción de su condena a ocho años por el Supremo Tribunal de Justicia en abril, podrá pedir este mes que le dicten prisión domicilaria o solicitar un régimen semiabierto, una vez que haya cumplido un sexto de su pena, recordó Página 12.

Be the first to comment

Leave a Reply

%d bloggers like this: