octubre 15, 2019

La ayuda norteamericana llegó a Santa Cruz y no fueron bomberos


Por Fernando Rodríguez Ureña * -.


Sin necesidad de declarar desastre nacional llegó —y sin permiso de nadie, pero por invitación de alguien—, la ayuda americana a Santa Cruz.
Esta vez no fueron los tan ansiados bomberos, cisternas, aviones, bulldozers, sino un equipo compuesto por expertos, tanto civiles como militares, encabezados por George Eli Birnbaum, consultor político norteamericano nacido en Los Angeles California, experto en campañas políticas, con trabajos realizados en el senado norteamericano además de los cinco continentes, con éxitos en más de 15 oportunidades.

Para poner sólo algunos ejemplos, Birnbaum fue consultor de Benjamin Netanyahu, primer ministro israelí, de quien llegó a ser su jefe de gabinete. También trabajó con Arthur Finkelstein, quien diseñó campañas para los republicanos. En América Latina, dirigió el equipo de campaña política de Martha Lucía Ramírez, vicepresidenta de Colombia. Para el caso colombiano, su estrategia se basó en el fake news.

Las metodologías que usa este experto norteamericano son la manipulación de encuestas, dañar la imagen del rival, levantar campañas deficitarias, manejo de redes sociales, incidencia en medios, articulación de coaliciones, desarrollo de estrategias de campaña política, medidas extremas de campaña (política sucia), medidas de desgaste, apología del neoliberalismo.

Si uno mira las especialidades de este personaje, queda claro que es uno de los cultores de la guerra irrestricta en su esfera política, recordando que la primera regla de la guerra irrestricta, es que no existen reglas. Entonces ahí vienen como consecuencia las guerras de cuarta generación con todo su arsenal de verdades a medias, realidad virtual, acoso en base a mentiras hasta incluso usar mecanismos subversivos para llegar al magnicidio.

Sería ingenuo el pensar que este sujeto y los miembros de su equipo, no sean también expertos en el calentamiento de calle. Por eso no puede resultar novedosa la puñeteadura en la plaza 24 de septiembre, en plena efemérides cívica cruceña, algo que no coincide con la cultura y psicología camba, que fue siempre respetuosa de sus autoridades locales, así sean opositoras.

¿Será una casualidad que la visita de este personaje tenga como paralelo las resoluciones que maneja el “Alto Mando Político Cruceño” que no es otra cosa que la misma dirección y propuesta de la Media Luna ayer derrotada y hoy reorganizada para planificar el paro cívico del 3 de octubre?
¿No puede ser una coincidencia que la línea Cataluña, racista, ultraderechista, xenófoba, que plantea incluso a enfrentar a Carlos Mesa, para impedirle cualquier proclamación en Santa Cruz, hubiese entrado en acalorados debates?

La segunda línea de ofensiva directa contra Evo Morales y el MAS, que implica lo que denominan “la madre de las batallas”, ¿No es otra línea de acción de calle violenta y que pretende implantar “terror regionalista” contra todo lo que significa occidental o andino y que no se autoproclame camba?

Cada día resulta mas evidente el intento de evitar la realización de elecciones, que parece ser su objetivo estratégico, ya que no les funcionó la declaratoria de desastre nacional, resultado de los incendios forestales que ya despiertan demasiadas sospechas.

Y como la guerra irrestricta esta basada en la lógica de la ilógica e implica la suma de todas las variables para lograr el caos que permita la actuación de la derecha reaccionaria, este particular personaje, sin duda no vino a evaluar los incendios de la Chiquitanía desde su lujosa suit del Marriot Hotel, también se reunió con voceros de la oposición a Evo Morales, habiendo dado inicio a la estrategia de unificación en torno a Carlos Mesa, como lo hiciera ayer su detractor y hoy aliado Samuel Doria Medina.

En esta vía no nos sorprenda que alguna otra tienda política, como la del PDC, sobre la cual Tuto Quiroga aún tiene incidencia, sea otro de los partidos que decida su apoyo a la candidatura de Mesa, pese a que ya esta cantado que la unidad de la oposición es un total fracaso.

Para concluir, casualmente, —aunque en política las casualidades no existen—, en la misma semana llegó a Santa Cruz un importante militar norteamericano acreditado ante el gobierno de Bolivia, quien aparentemente se reunió con caudillos militares en retiro de la región, teniendo como paraguas de esta reunión las actividades de un arma que se caracterizó por ser una de las más conservadoras del Ejercito de Bolivia, el arma de caballería, pues entre el lugar de reunión y el hotel donde estaban alojados distaban 200 metros entre si.

Pero mas allá del exceso de celo, lo evidente es que Birnbaum y su equipo dejaron recomendaciones y planes que la oposición y la Embajada norteamericana, aplicarán para después del cabildo y paro programado el cuatro de octubre, como novedosas modalidades de “cooperación norteamericana”, en lo que esperan sea una nueva era de la Alianza para el Progreso.

* Sociólogo y Guevarista.

Be the first to comment

Leave a Reply

%d bloggers like this: