diciembre 9, 2019

Venezuela triunfa ante intentos aislacionistas de Estados Unidos

Caracas-. En medio de los intentos de Estados Unidos de aislar y satanizar a Venezuela, el Gobierno bolivariano inicia hoy el mes de octubre con un balance positivo.

La aplicación de una estrategia política dentro y fuera del país, permitió al gobierno bolivariano revertir en el mes que recién culmina algunas de las variantes más complejas que atentan contra la paz y la estabilidad de la nación.

En el plano nacional dos importantes momentos marcaron la vida política durante este periodo, la campaña internacional #NoMasTrump, y el acuerdo entre la oposición y el Gobierno para establecer una Mesa de Diálogo Nacional, en medio de agudas tensiones entre las partes, sazonadas por amenazas externas.

Luego que el presidente estadounidense firmara una orden ejecutiva que, entre otras medidas, autorizaba el congelamiento de los activos del Estado bolivariano en el exterior, recrudeciendo así el bloqueo contra este país, miles de venezolanos salieron a las calles para rechazar esas acciones.

Desde el 10 de agosto y hasta el 10 de septiembre, en plazas y parques se instalaron improvisadas mesas a las cuales acudieron más de 13 millones de personas para firmar un documento de repudio que luego fue entregado en Naciones Unidas como muestra de la posición del pueblo con respecto a las medidas coercitivas y unilaterales de Washington.

Organizaciones políticas, movimientos sociales, estudiantes, trabajadores, dentro y fuera del país se sumaron a la protesta, reafirmando la unidad cívico-militar, en medio de ataques y amenazas de agresiones por parte de Colombia y Estados Unidos.

Mientras la oposición extrema representada por Juan Guidó y sus seguidores quedó desprestigiada por las constantes denuncias sobre sus relaciones con el narcoparamilitarismo colombiano, otros escándalos de corrupción y su entreguismo a la Casa Blanca.

Fracción que finalmente terminó dividida y aislada, cuando Avanzada Progresista, Soluciones para Venezuela, Cambiemos, MAS y Esperanza por el Cambio se sumaron a la Mesa de Diálogo Nacional por la Paz instalada para la consecución de una solución política en defensa de la soberanía y de acuerdo con la Constitución.

Negociación que entre los acuerdos suscritos permitió la incorporación del Partido Socialista Unido de Venezuela a la Asamblea Nacional, reconoció los derechos legítimos sobre el Esequibo como contempla el Acuerdo de Ginebra y otros cuatro puntos, que permitieron la implementación de ocho mesas complementarias de trabajo.

En tanto en la arena internacional, los intentos de Washington de aislar a la nación suramericana e incluso la desesperada acción de intentar activar el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), para vestir con un ropaje legal sus intensiones de invadir militarmente la nación, sufrieron una derrota tras otra en la última semana.

Las pretensiones de la derecha y la Casa Blanca de convertir la 74 sesión de la Asamblea General de Naciones Unidas en una plataforma de apoyo a su política no surtieron el efecto deseado.

El ente internacional dejó bien claro su postura de reconocer sólo al gobierno bolivariano y a su presidente Constitucional, Nicolás Maduro, los discursos guerreristas del mandatario estadounidense Donald Trump y su homologo colombiano Iván Duque poco influyeron en el auditorio.

Al respecto Maduro señaló, fracasaron porque ‘les quedó vacío su discurso de amenazas’.

Mientras las intervenciones de la vicepresidenta ejecutiva Delcy Rodríguez, y el canciller Jorge Arreaza, se convirtieron en contundentes denuncias sobre las verdaderas intenciones de la extrema derecha venezolana y sus relaciones con el narcoparamilitarismo colombiano.

Paralelo a ello, desde Ginebra el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) aprobó una resolución de condena a las medidas coercitivas unilaterales de Estados Unidos contra Venezuela.

Todo eso unido a intensas jornadas diplomáticas en Naciones Unidas y en otros países, lo cual logró preparar y consolidar nuevos proyectos en pos del desarrollo de la nación suramericana.

Así, victoria tras victoria, la Revolución bolivariana inicia un nuevo periodo con pasos firmes en el camino hacia la paz y la estabilidad.

Be the first to comment

Leave a Reply

%d bloggers like this: