noviembre 14, 2019

37 años de democracia ininterrumpida


Editorial Cambio-.


Un día como hoy, 10 de octubre, pero de 1982, Bolivia cerraba un ciclo histórico de gobiernos militares que ingresaban a balazos al Gobierno y salían también disparando. Desde entonces, el país disfruta 37 años de una democracia plena e ininterrumpida recuperada por el pueblo boliviano.

Ese 10 de octubre asumía la presidencia del país Hernán Siles Suazo, quien recibía el mando del general Guido Vildoso, el último de los jefes militares que había llegado al Palacio, poniendo fin a un período de dictaduras que se había iniciado en 1964 con el golpe de René Barrientos, lo que dio inicio a 18 años de dictaduras militares, durante los cuales Bolivia tuvo 14 gobiernos de facto.

Desde entonces, el país vivió un período democrático en el cual se implantó el neoliberalismo bajo la consigna de “Bolivia se nos muere”. Este modelo de libre mercado se agotó con la Masacre de Octubre, una crisis económica dramática y la renuncia de Carlos de Mesa a la presidencia.

Tras ello, y también en democracia, asumió el presidente Evo Morales, quien ahora es asediado por algunos sectores de derecha que consideran que ya no hay democracia en el país o que ese sistema está en riesgo o que se vive una dictadura.

Para responder a esas posturas se recurre a los criterios del politólogo Robert Dahl, quien elaboró un modelo para considerar a un país como más o menos próximo a la democracia.

Los criterios son: 1) El derecho al voto y 2) El derecho a ser elegido.

Al respecto, la Constitución Política del Estado (CPE) indica en su artículo 26 que “Todas las ciudadanas y los ciudadanos tienen derecho a participar libremente en la formación, ejercicio y control del poder político, directamente o por medio de sus representantes, y de manera individual o colectiva. La participación será equitativa y en igualdad de condiciones entre hombres y mujeres”. En su inciso 2, ese mismo artículo añade que el derecho a la participación comprende “El sufragio, mediante voto igual, universal, directo, individual, secreto, libre y obligatorio, escrutado públicamente. El sufragio se ejercerá a partir de los dieciocho años cumplidos”.

El próximo domingo 20 de octubre, los bolivianos ejercerán ese derecho en las elecciones generales.

3) El derecho de los líderes políticos a competir para conseguir apoyo y votos.

Para los comicios participan nueve frentes políticos que intervinieron previamente en elecciones primarias y ahora están inmersos en campañas electorales en las que solicitan el voto.

4) Elecciones libres y justas.

Las elecciones se basan en la Constitución y la ley. Delegados de siete entes internacionales serán veedores que garantizarán transparencia y justeza de los comicios.

5) Libertad de asociación.

Está garantizada por la CPE en el artículo 21 inciso 4, el cual señala que entre los derechos de las bolivianas y los bolivianos está “la libertad de reunión y asociación, en forma pública y privada, con fines lícitos”.

6) Libertad de expresión.

En el país operan más de 1.500 medios de difusión masiva sin contar las redes sociales como Facebook, Twitter y otras.

7) Fuentes alternativas de información.

Se puede acceder a una diversidad de información en Facebook, Twitter y otras redes sociales alternativas.

8) Instituciones para hacer que las políticas públicas dependan de los votos y otras expresiones de preferencia.

Una de estas instituciones es el Tribunal Supremo Electoral, elegido por el voto de la Asamblea Legislativa, cuyos componentes son elegidos en las urnas.

Es decir que, sobre la base a los criterios de Dahl, se puede afirmar que en Bolivia se vive una democracia plena y vigorosa.

El 10 de octubre de 1982 Bolivia cerraba un ciclo histórico de gobiernos militares que ingresaban a balazos al Gobierno y salían también disparando.

1 Trackbacks y Pingbacks

  1. Bolivia celebra 37 años de democracia como un Estado soberano, libre y lejos del autoritarismo | La Época- Con sentido de momento histórico

Leave a Reply

%d bloggers like this: