diciembre 14, 2019

La derecha está espantada con el Foro de Sao Paulo


Por Julio A. Muriente Pérez * -.


La verdad sea dicha, el Foro de Sao Paulo (FSP) es un modesto esfuerzo de solidaridad continental, que se ha distinguido por su perseverancia, consistencia y compromiso revolucionario y democrático por más de un cuarto de siglo. Surgió a principio de la década de 1990, en medio de una realidad latinoamericana y caribeña agobiada por los golpes de Estado y las dictaduras genocidas y, para colmo, cuando ocurría el desplome de la Unión Soviética y el campo socialista del este de Europa.

Contrario a lo que gritan histéricos los enemigos de nuestros pueblos, el Foro de Sao Paulo no produce ni fabrica luchas aquí y allá, como si se tratara de producir artículos de uso y consumo. Hace tiempo aprendimos que las revoluciones y los procesos de cambio social no se exportan. Ocurren si están dadas las condiciones en cada país, si existe la capacidad política organizativa y, sobre todo, si hay la voluntad del pueblo de ir a luchar.

Eso sí, el Foro acompaña las luchas que desarrollan nuestros pueblos, las estimula y respalda y sirve como eso mismo, como un foro desde donde se dan a conocer y promueven los procesos políticos y sociales que han ido avanzando en Nuestra América durante las pasadas décadas. El FSP es un punto de encuentro, un espacio de hermandad que le garantiza a cada combatiente la compañía, el apoyo y la presencia de compañeros y compañeras combatientes en todas nuestras latitudes. Con el FSP, ningún revolucionario, ningún luchador por la democracia y la justicia social, esta solo. Menos aún en estos tiempos en que el adversario político suele ser, primero, un elemento perverso, violento y destructivo.

Si se ha dado la victoria electoral de Evo Morales en Bolivia, si el derechista Mauricio Macri fue derrotado contundentemente en las recientes elecciones en Argentina, si ganó el Frente Amplio de Uruguay en la primera vuelta, si el pueblo chileno está multitudinariamente en las calles, como lo han estado los pueblos puertorriqueño, hondureño y ecuatoriano, si la derecha colombiana sufrió una contundente derrota en las más recientes elecciones, nada de ello es el fruto de una varita mágica o de los designios de La Habana o Caracas, como disparatadamente pretenden algunos que no salen de su asombro ante tanta energía de nuestros pueblos.

De la misma manera que un volcán no hace erupción por carambola, fortuitamente, sino que va acumulando poderosa energía, hasta que un día estremece su entorno y vuelca toda su fuerza.

Y ahí, presente como desde hace más de un cuarto de siglo, está el Foro de Sao Paulo haciendo todo lo que está a su alcance para asegurar victorias y avances de los nuestros, derrotas y retrocesos del adversario.

Sí, en efecto, vamos organizando nuestras fuerzas a nivel continental. Sí, en efecto, no estamos cruzados de brazos mientras el enemigo imperialista hace y deshace a su antojo. Sí, en efecto, vamos a apoyar a todo el que luche, a todo el que combata, a todo el que levante las banderas de la libertad y el antimperialismo. Porque, si como decía el Libertador, Nuestra Patria es América, este es el momento de demostrarlo.

Para el Foro de Sao Paulo este momento histórico se presenta como un gran reto. Es hora de elevar la calidad de nuestro esfuerzo solidario. Es el momento de imponer la presencia latinoamericanista y caribeña contenida en los postulados del FSP. Si tanto nos odia el enemigo imperialista y neoliberal, si tanto nos odian Uribe y otros tantos, ganémonos ese odio con un trabajo internacionalista eficiente, ejemplar, contundente.

Mientras tanto, estaremos plantando la semilla del amor en legiones enteras de hermanos y hermanas latinoamericanos y caribeños.


* Catedrático Universidad de Puerto Rico y dirigente del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano (MINH) de Puerto Rico.

Be the first to comment

Leave a Reply

%d bloggers like this: