febrero 23, 2020

Morales forma un equipo internacional de abogados para defenderse

Evo Morales elige al jurista español Baltazar Garzón como parte del equipo de abogados ante la orden de captura emitida por el gobierno de facto de Bolivia.

“Constituimos un equipo internacional, con el doctor Baltasar en Europa. Vamos a actuar jurídicamente contra esta orden de aprehensión”, indicó el jueves el expresidente depuesto de Bolivia, Evo Morales, en una rueda de prensa en Argentina, donde tiene estatus de refugiado.

El gobierno de facto de Bolivia emitió la semana pasada una orden de captura contra Morales, acusándole de “sedición y terrorismo”. Argentina, a su vez, declaró que no extraditará a Morales y ordena su custodia policial.

El también dirigente del Movimiento Al Socialismo (MAS) afirmó que la orden de aprehensión “no es constitucional ni legal” y sigue siendo presidente de Bolivia, señalando que para procesar a un jefe de Estado en ejercicio requiere un juicio de responsabilidades, si bien la denuncia contra él se ha tramitado por la vía ordinaria.

Además, el expresidente boliviano reiteró que debido a que la Asamblea Legislativa no ha aceptado su dimisión, su retirada no se ha materializado. “Yo no tengo miedo a las detenciones, fui cuántas veces detenido y confinado, (…) asilado y refugiado, solo me faltaba eso”, enfatizó.

En otra parte de sus declaraciones, Morales aclaró que la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, no respetó la línea de sucesión presidencial en la Constitución, “por lo que cualquier acto del gobierno de facto (…) es ilegal”.

Morales dimitió el 10 de noviembre tras un golpe de Estado en su contra por la oposición que desconoció su reelección en las elecciones presidenciales de 20 de octubre. El gobierno de facto, se autoproclamó inmediatamente, lo que desencadenó protestas y marchas por los seguidores de Morales que exigían el regreso de su líder indígena y la retirada de Áñez.

El gobierno de facto de Bolivia ha anunciado que preguntará al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) para respaldarse y presentar una queja formal y, en caso de ser necesario, recurrirá a la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol).

Morales, por su parte, aseguró el miércoles que no le asustaba la orden de detención emitida en su contra tachándola de “injusta, ilegal e inconstitucional”.

Be the first to comment

Deja un comentario