enero 28, 2020

Evo Morales denuncia el "salvajismo" durante el golpe de Estado en Bolivia

El expresidente de Bolivia Evo Morales denunció este lunes el «salvajismo» registrado por las fuerzas del orden, comandadas por el Gobierno de facto, durante el golpe de Estado en este país andino.

«En mi gestión, durante el conflicto, no hubo ningún muerto por balas. Del 11 al 20 de noviembre, los golpistas ocasionaron más de 30 muertospor balas y 400 heridos, ahí radica el salvajismo. Para mí, el derecho a la vida está por encima de todos los derechos», afirmó Morales en su cuenta personal de Twitter.

Asimismo, volvió a reiterar que, el 21 de octubre, el opositor y expresidente Carlos Mesa «instruyó a la ‘movilización’, usando el inexistente ‘fraude’ como excusa».

La OEA concluyó el 10 de noviembre que hubo «irregularidades en el proceso electoral» del 20 de octubre en Bolivia, e instó a repetir las elecciones. Morales presentó su renuncia forzada ese mismo día tras casi 14 años en el poder, y en medio de una escalada de tensión y violencia después de los comicios.

«Estado limosnero»

«Solo fue el pretexto para ejecutar el golpe. Se quemaron Tribunales Electorales Departamentales que ahora USAID [Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional] va a reconstruir. Vuelve el Estado limosnero como en tiempos de Mesa», destacó.

Por último, añadió que «la dictadura» de la presidenta de facto, Jeanine Áñez, de Luis Fernando Camacho, exlíder cívico y actual candidato presidencial en Bolivia, y Carlos Mesa «vuelve a superar sus propios límites de cinismo y descaro» y «se inmiscuye en los asuntos internos de Venezuela y sus instituciones».

Lo que, según Morales, deja en evidencia que «son una vulgar extensión de la errática política exterior de EEUU».

El domingo, el Gobierno de Bolivia rechazó «la manipulación e intervención» del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en la elección de la nueva directiva de la Asamblea Nacional (AN), encabezada por el opositor Luis Parra, y reiteró su apoyo a Juan Guaidó.

Be the first to comment

Deja un comentario