octubre 26, 2020

Uso de las Reservas Internacionales Netas y aparato productivo (Sin planificación no hay uso eficiente)

De las reservas internacionales netas

Las reservas internacionales netas (RIN) están compuestas por activos líquidos de aceptación internacional como medios de pago en cualquier transacción que se pueda realizar con economías externas, en su estructura se encuentra: dólares, euros, oro y otros valores que se utilizan rápidamente en cualquier transacción. Las funciones específicas que deben cumplir estas RIN están definidas y legalmente autorizadas para los siguientes aspectos: 1) atender las obligaciones que tiene el país con gobiernos y organismos internacionales (ejemplo pago de deuda externa); 2) sirven de respaldo para la política cambiaria que maneja el Banco Central; 3) fortalecer las funciones de prestamista de última instancia coadyuvando al sistema financiero y 4) respaldar las calificaciones de riesgo crediticio del país. Como se podrá observar la función de derivar créditos hacia el sector productivo no está contemplado. Esta es una demostración de que el BCB, legalmente carece de funciones que aporten al desarrollo de la economía real.

De las funciones señaladas arriba: la 1, 2 y 4 no requieren el monto de las RIN que actualmente se tienen, bastan y sobran; la función 3 fue diseñado específicamente para evitar las quiebras de bancos privados que en las décadas neoliberales se daban, debido a los vínculos corruptos que existían entre propietarios de bancos y las inversiones que realizaban estos bancos con dineros del público. Actualmente el sector financiero privado, además de gozar de buena salud, es el sector que más se está beneficiando del boom de la economía boliviana; razón por la que no es necesario pensar en una previsión de reservas para este sector.

Las RIN de la economía boliviana tiene un comportamiento ascendente y sostenido en los últimos 7 años, incluido el presente, tal como se muestra en la Gráfica 1: de 1.123 millones de dólares en el 2004 hemos llegado a 10.654 millones de dólares al 31 de marzo del presente periodo 2011 (gráfico).

Este comportamiento históricamente excepcional de las RIN es el tema de discusión en los últimos meses, frente a la posibilidad de que se utilicen en sectores productivos que permitan: 1) aumentar el crecimiento productivo necesario para acelerar los objetivos de las transformaciones propuesta en el plan nacional de desarrollo y 2) para resolver, de modo más acelerado, el problema de la desocupación de la fuerza de trabajo, es decir disminuir el desempleo.

Algunas relaciones con otras variables nos muestran la viabilidad del uso de estas RIN para acelerar un mayor crecimiento económico, puesto que el promedio de crecimiento del PIB, 4% en los últimos 5 años, es insuficiente para lograr que además de crecimiento pueda darse “desarrollo”. El siguiente cuadro nos muestra estas relaciones entre las RIN con el PIB (producto interno bruto) y entre las RIN con los depósitos existentes en el sistema financiero como se aprecia en el cuadro.

La primera relación (ratio) muestra que mientras en el 2004 las RIN tenían un tamaño del 13% en relación al PIB, al 2010 este tamaño ha crecido, las RIN a diciembre del 2010 son el 52% del PIB. La segunda relación nos muestra que: en el 2004 las RIN eran el 34% de los depósitos existentes en el sector financiero; a diciembre del 2010 el tamaño de las RIN a sobrepasado a los depósitos existente en el sector financiero privado, llegando al 109%. Esta situación justifica por demás que las RIN deban ser utilizadas para dinamizar el aparato productivo, dado que la banca privada prefiere trabajar con sectores de consumo, y es más ágil para dar créditos para vivienda, carros, electrodomésticos, etc. Las posibilidade3s de que la banca privada se involucre a los sectores productivos de la economía social y comunitaria pasa por la modificación de la ley de bancos y entidades financieras, acorde a las necesidades del cambio.

Pugna por la utilización de estas RIN

 

 

El presidente Evo Morales propuso el sábado 23 del presente en la localidad de Tacobamba (Potosí) la utilización de $us 2.000 millones de las reservas internacionales netas (RIN) en los sectores de producción e industria, luego de un debate nacional y que la Asamblea Legislativa Plurinacional tramite su aprobación mediante una ley.

La propuesta presidencial provocó por lo menos dos reacciones inmediatas. Por una parte, los economistas ortodoxos que observan desde las imposibilidades legales hasta aquellos que, dominados por sus dogmas ideológicos critican la posibilidad de esta propuesta. Por otra parte los sectores productivos comprometidos con el cambio de las estructuras económicas del país, seguramente estaban esperando esta oportunidad para asumir responsabilidades y tendrían que estar dispuestos a pugnar por la utilización de estos recursos.

Instancias gubernamentales también se manifestaron en la intención de ser partes ejecutoras de estos recursos. Por ejemplo, el viceministro de desarrollo rural Victor Hugo Vasquez ya declaró que su despacho no tiene ningún problema en gastar los recursos de las RIN para aumentar la producción, para lo cual se está trabajando en planes y proyectos productivos.

Sin embargo creemos que no se trata de viabilizar los recursos a los primeros que lleguen a la fila, es necesario tomar en cuenta el rol que le toca desempeñar a cada instancia productiva, en función de los grandes objetivos de la transformación en marcha y de la resolución de los problemas urgentes.

¿Cómo operar?

 

 

La ley que estaría elaborándose en la Asamblea Plurinacional para su aprobación y posterior promulgación, podrá autorizar en términos generales el uso de parte de los recursos de las RIN, en sectores productivos para resolver problemas de corto y mediano plazo. El uso en detalle de estos recursos debe darse desde la planificación.

La planificación constituye pues, una de las manifestaciones de la función económica y organizadora del Estado, tal como señala la CPE (Constitución Política del Estado Plurinacional), planificación con participación. El “desarrollo planificado” de la economía debe constituirse en una ventaja fundamental del proceso de transformación propuesto en el plan nacional de desarrollo, elaborado y publicado en el 2006; ventaja que ordena a la economía en procura de los equilibrios que el caos del mercado no puede lograr. La asignación de las fuerzas productivas en el territorio del país, introducir una producción que satisfaga necesidades urgentes y de manera sostenida, más rápida y completa solo es posible a través de la planificación, científica y técnicamente diseñada y ejecutada. La utilización de las RIN autorizadas por ley mediante la planificación permitirá un uso adecuado y eficiente a favor de resolver los problemas urgentes como la soberanía alimentaria y la sustitución de importaciones de bienes de consumo popular, dinamizando a los sectores de la economía creadores de empleo.

Tal vez debió comenzarse por el diseño del Plan Nacional de Desarrollo, segunda versión, y se habría definido cuanto es el monto de las RIN que se requieren, para que sectores productivos y cuáles son las organizaciones económicas más comprometidas con el desarrollo del mercado interno. De los componentes de la Economía Plural pueden surgir unidades de economía mixta comprometidas con el proceso de cambio de las estructuras económicas y sociales.

De todas maneras, si se empezó con el anuncio presidencial no debe excluirse el rol que debe cumplir el proceso de la planificación y no permitir que estos recursos, como se dice en el lenguaje popular, “se chauchiten”.

*     Docente Investigador Titular del IIE-UMSA, economista subversivo

Be the first to comment

Deja un comentario