octubre 26, 2020

Rememoran 50 años del discurso del Che en Punta del Este

por: OceanSur

El Centro de Estudios Che Guevara, de La Habana, a propósito de conmemorarse medio siglo de la célebre intervención de Ernesto Che Guevara en la Conferencia del Consejo Interamericano Económico y Social que tuvo lugar en agosto de 1961 en Punta del Este, Uruguay, convocó a la conferencia magistral “El Sistema Monetario Internacional, cincuenta años después de Punta del Este”, a cargo del economista cubano Francisco Soberón.

El también politólogo, quien durante casi quince años se desempeñó como ministro presidente del Banco Central de Cuba, recordó ante el auditorio (donde destacaba la presencia del embajador de Venezuela en Cuba, compañeros de la guerrilla del Che y numerosos profesionales de las ciencias sociales) que este agosto también marca los cuarenta años de la revocación de la convertibilidad de dólar en oro dictada unilateralmente por el entonces presidente de Estados Unidos Richard Nixon.

“En apenas un fin de semana se tomó una medida de inmensa repercusión internacional que dejó a las posteriores administraciones estadounidenses las manos libres para apoderarse de las riquezas internacionales”. Los efectos perviven hasta hoy, cuando el mundo vive una profunda crisis financiera en la que las inyecciones de capital son apenas paliativos momentáneos que benefician a unos pocos y afectan las necesidades más perentorias de la inmensa mayoría de la humanidad.

En su momento, Che destacó el doble rasero de la Alianza para el Progreso y la imposibilidad de separar las estrategias económicas de los intereses políticos. Hoy, el sistema monetario internacional diseñado en 1944 en Bretton Woods, las alianzas estratégicas de las naciones poderosas -por el capital y por la guerra que conduce al capital-, el FMI y sus préstamos impagables van de la mano de un consumo desmedido y de un déficit fiscal in crescendo. El dólar estadounidense no puede sostener la carga que hoy tiene (bajo la paradoja de ser una moneda de reserva sin tener reserva ella misma), y -como afirmaba el Che- las medidas monetarias no pueden resolver una crisis estructural del capitalismo.

“El sistema actual se caracteriza por su volatilidad y carece de un mecanismo de autorregulación; la soberanía de los gobiernos queda a expensas de grupos privados de especuladores y la actividad financiera prevalece sobre la economía real”, enunció Soberón entre las consecuencias del sistema de tasas flotantes impuesto en 1973 y que impera hasta hoy bajo el dictado del FMI y de Estados Unidos.

Solo un sistema unido que se imponga como alternativa económica a las naciones primermundistas puede garantizar la estabilidad de las naciones latinoamericanas dentro de la comunidad internacional. Establecer un sistema de tasas fijas, crear una institución que controle la liquidez a nivel global, y disponer de un fondo para invertir en la economía real, se vislumbran como los caminos más sensatos para superar la inestabilidad financiera. La retirada de las reservas de Venezuela de las arcas de Estados Unidos debe funcionar como aliento a las naciones que se opongan al juego sucio del imperialismo.

Be the first to comment

Deja un comentario