octubre 28, 2020

Los Partidos Políticos y la Dialéctica del Miedo

Por primera vez en Bolivia se realizan elecciones por voto directo del pueblo, para organizar el Poder Judicial; de esta manera se pone fin al cuoteo de los partidos políticos en el Parlamento, que elegían a los Magistrados en los marcos de una democracia inventada por la clase dominante, para incorporarlos a su hegemonía ideológica, como nivel súper estructural del Estado y ejercer así la represión a las mayorías oprimidas.

Es indudable que tanto el cuoteo en el Parlamento como las elecciones por voto directo del pueblo, responden a una línea ideológica, porque no existe un pensamiento en las relaciones sociales que se desarrolle al margen de una opción política, porque esta es la expresión en su más alto nivel de la lucha de clases.

Los partidos de la derecha en sus diferentes matices, agotados históricamente, han decidido optar por el “voto Nulo”, pensando ingenuamente descalificar la consulta popular.

En los últimos años se organiza una nueva sigla: “El Movimiento Sin Miedo”.

Miedo significa una perturbación o angustia ante un riesgo o amenaza; su contrario es: “No tener Miedo”; es decir “Sin Miedo”, ambos en consecuencia expresan un estado de ánimo, en ningún caso pueden reflejar una tendencia ideológica; lo que facilita, al utilizarla como sigla política, apoyar cualquier posición ideológica: sea de izquierda o de derecha. Sus fundadores transitaron desde la Unidad Democrática y Popular, pasando por posiciones neoliberales, o de izquierda, como el Eje de Convergencia y el movimiento al socialismo (M.A.S); para terminar pretendiendo constituirse en factor importante de la ultra derecha, opositora recalcitrante al Proceso de Cambio.

Si intentamos un análisis dialéctico de los estados de ánimo: Miedo y Sin Miedo, que en su concepto general, es el arte de razonar o analizar una realidad, o según Santo Tomas, que situó la dialéctica como parte de la lógica, y por último la de Marx que adoptó de Hegel, afirmando que es el desarrollo del mismo pensamiento como unidad de los opuestos; encontramos que la unidad de Miedo y Sin Miedo nos conduce en su práctica política a una síntesis, que no puede ser otra, que el oportunismo; como lo demuestra objetivamente el periplo político del Movimiento Sin Miedo.

*     Fundador del PS1

Be the first to comment

Deja un comentario