junio 19, 2021

Democracias que necesitan verse la cara… y hablar

El artículo 11 de la CPE plantea un reto. Sostiene que en este país se reconocen tres formas de democracia e incluso describe brevemente cómo es que estas se ejercen. Las democracias representativa, participativa y comunitaria conviven en diferentes espacios y tiempos acá en Bolivia. ¿Cuál es el reto? El reto es que la participación política sea posible en todo el país, sea cual sea la forma que se escoja para ello: a través del voto secreto y directo o en asambleas con sus propios “usos y costumbres”. En resumen, que todo el país sea responsable de la nueva Bolivia.

El debate académico al respecto es muy apasionado, aunque lo más usual es antagonizar a las tres formas de democracia como si cada una fuera propia de tal o cual tipo de sociedad. Lo que más se pregunta es ¿cuál es mejor?, en vez de ¿cómo podemos hacerlas funcionar? Acá adelantamos que aunque todos podemos tener nuestras inclinaciones personales sobre ello, el hecho es que las tres formas de democracia son una realidad, pero no conviven. El problema sería entonces que aunque todas muy reales, no parecen construir nada nuevo de forma conjunta.

Es cierto que cuando se eligen autoridades a nivel nacional o subnacional, o cuando se decide algo importante como aceptar o rechazar una nueva constitución, todos participan. El referéndum constitucional de 2009 tuvo un 90,24% de participación ciudadana 1, las elecciones presidenciales de ese mismo año tuvieron una concurrencia de ¡4.859.440 votantes! 2, las elecciones departamentales y municipales de abril del año pasado tuvieron una participación del 85% 3 y los últimos comicios para elegir autoridades en el órgano judicial tuvieron una participación de 80% 4. Y lo importante acá es que en todos estos procesos electorales se votó de forma individual, directa y secreta, así como también de forma colectiva y concensuada. Ni los EE.UU. podrían presumir de lo mismo 5.

Pero las democracias representativa, directa y comunitaria no parecen interrelacionarse en otros momentos. Las comunidades siguen escogiendo y decidiendo a su manera en sus distantes territorios indígenas comunitarios y la mayor parte de los ciudadanos que residen en áreas urbanas (los más) siguen restringiendo su participación política a la elección de autoridades. Si estas democracias no se saludan y hablan entre ellas, entonces no se enriquecen, pues cada una tiene sus limitaciones y los momentos de crisis política tipo 2003 son una clara prueba de ello.

¿Cuáles son estas limitaciones? Repasemos un poco de teoría clásica sobre esto último. Para Robert Dahl un gobierno es democrático sucede cuando hay: Libertad de asociación, libertad de expresión, libertad de voto, elegibilidad para el servicio público, derecho de los líderes políticos a competir en busca de apoyo, derecho de los líderes políticos a luchar por los votos, diversidad de las fuentes de información, elecciones libres e imparciales, instituciones que garanticen que la política del gobierno dependa de los votos y demás formas de expresar las preferencias 6.

Pero el problema de esta escuela es que se limita la democracia a su momento electoral.

Schumpeter y Sartori cometerán el mismo error 7. Y error no porque acá lo digamos, sino porqué la crisis del sistema político de partidos de principios de este año lo demuestra: la gente ya no confiaba en la política, ni en los partidos ni en las elecciones, aunque todos los requisitos de Dahl se cumplían. La lección fue entonces que democracia es más que elección de autoridades, democracia es también participación política en otros ámbitos. ¿Cuánta participación política tuvieron las decisiones de privatizar la economía durante los 90s o qué se hacía con el gas?

Y si esta democracia liberal tiene sus problemas, también los tiene la democracia comunitaria. La discusión acerca de la libertad del individuo es tema de otro trabajo si es que se quiere ser serio. Lo que sabemos acerca de ella es que, al menos en el caso de la comunidad andina: las autoridades se escogen en asamblea donde sólo adultos y personas casadas participan, las autoridades son rotativas y cambian cada año, las discusiones se desarrollan hasta llegar a un consenso total donde no hay espacio para discrepancias 8.

Los problemas serían entonces principalmente su carácter marcadamente local (sólo ocurre en comunidades), su ausencia de pluralismo, la inequidad de género en su seno, su exclusión de personas solteras o jóvenes y un manejo de la información que no está del todo claro. Seguramente son los tres primeros problemas los que la hacen tan poco atractiva para los citadinos.

Pero no seamos pesimistas. La participación política de la sociedad civil tiene sus problemas pero sigue siendo la mejor forma de garantizar que las sociedades se desarrollen de forma pacífica y organizada. Sí, la democracia representativa tiene problemas, pero cómo lo hemos dicho más arriba, durante los últimos años la gente ha vuelto a confiar en el poder de su voto y todos quieren hacerlo valer. La gente aún prefiere decidir los asuntos grandes en las urnas y no matando a nadie.

Y la democracia comunitaria también tiene sus logros. Aunque últimamente se lo cuestione, si en el sur de Cochabamba hay algo de agua por medio de sistemas de alcantarillado es debido a que migrantes mineros y comunidades campesinas lograron ponerse de acuerdo para organizar coordinadoras del agua que gestionaron aquello que el gobierno municipal de la ciudad de Cochabamba nunca pudo a través de SEMAPA, sea esta administrada de forma pública o privada. Ahí, desde los años 80s, regantes, campesinos y vecinos se organizaron en base a formas comunitarias para gestionar un recurso de primera necesidad 9. Amén por la capacidad de movilización política de comunidades campesinas que hacen temblar gobiernos si es que se vulneran sus derechos 10.

Identificar más problemas al interior de cada una de estas democracias y desarrollar posibles soluciones es responsabilidad de sus respectivos teóricos y, sobre todo, de este gobierno, así como también de la sociedad civil en todas sus formas. Nada es perfecto desde el principio: la democracia liberal también tuvo momentos excluyentes con pobres, indígenas y mujeres. Pero se desarrolló y de aquella mayoritaria exclusiva se pasó a una mayoritaria universal, y de ahí se pasó a una proporcional, y de ahí a una consocional para solucionar problemas al interior de sociedades divididas por clivajes étnicos.

Si la democracia comunitaria llega a tener la misma atención teórica que tuvo la liberal entonces talvez podríamos tener mujeres presidiendo asambleas en sus comunidades, jóvenes deliberando al mismo nivel que sus mayores y hombres solteros por decisión o preferencia sexual diferente que no sean excluidos.

Para esto es necesario que ambas democracias se vean cara a cara y construyan.

1          Wikipedia, Elecciones presidenciales de Bolivia de 2009

2          Corte Nacional Electoral

3          Participación en elecciones regionales y municipales llegó al 85% en Bolivia, EFE, 20, abril 2010

4          Bolivia: Ente electoral elogia participación ciudadana en las elecciones judiciales, TeleSur, 23, octubre 2011

5          Wikipedia, Elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2008

6          Dahl, Robert A. La Poliarquía. Participación y oposición.

7          a) Schumpeter, Joseph. Capitalismo, Socialismo y Democracia. b) Sartori, Giovanni. Elementos de teoría política. Cap. 4 Democracia.

8          Participación de mujeres indígenas en procesos electorales. Las elecciones departamentales y municipales en Bolivia (abril, 2010), CEADESC.

9          Zibechi, Raúl. Cochabamba. De la guerra a la gestión del agua. 20, mayo 2009

10       Guerra del Gas en 2003 y el cerco al congreso en octubre de 2008.

Be the first to comment

Deja un comentario