junio 13, 2021

Nación

¿Qué es una nación? ¿Qué características debe cumplir un grupo de seres humanos para ser considerado una nación? ¿Cómo es entendido el concepto de nación hoy en día, dentro de un Estado que alberga muchas naciones?

Desde la teoría política, específicamente remitiéndonos a Villoro, se puede afirmar que una nación para ser considerada como tal debe cumplir con cuatro criterios: ser una comunidad de cultura, es decir compartir una forma de vida, compartir una misma cosmovisión, instituciones sociales, reglas consensuadas, tener las mismas costumbres, una lengua común; tener conciencia de pertenencia, autoidentificación, integración a una identidad; tener un proyecto común, fines comunes, un destino futuro común; y finalmente tener relación con un territorio.

A partir de dichos criterios se pueden identificar dos tipos de naciones: por un lado las naciones históricas o tradicionales que son aquellas basadas en costumbres y creencias colectivas que devienen de una historia común; y por otro las naciones proyectadas que están basadas en la construcción de una identidad común, en la edificación de un proyecto hacia el futuro.

Es a partir de esta clasificación que se puede entender el concepto de nación moderna, ligada al concepto de Estado-nación homogéneo y por otro lado el concepto de nación que se utiliza hoy en día, que sobre todo a partir del siglo XXI, ha recobrado importancia de manera simultánea a diferentes reivindicaciones de carácter étnico y cultural que han empezado a revivir vínculos con sus comunidades más cercanas, reivindicando por ejemplo, la existencia de diversas naciones dentro de un mismo Estado.

En este sentido es que las naciones modernas vendrían a ser consideradas como naciones proyectadas, ya que a partir de la modernidad se empieza a plantear que el Estado y la nación son un concepto unido, es decir que a un Estado debe corresponderle una sola nación y por ende se empieza a construir una identidad homogénea a partir de una homogenización cultural y donde se traza un proyecto común hacia el futuro para que sirva de elemento cohesionador de dicha nación. Es importante resaltar que esta idea de Estado-nación homogéneo surge como respuesta a las exigencias de la sociedad industrial ya que para que ésta pueda desarrollarse debe existir un mercado unificado, una unidad en la comunicación y una uniformidad en las reglas y principios que rigen a la sociedad.

Por otro lado, en los últimos tiempos se ha empezado a invocar al tipo de nación histórica, a partir de la cual se empieza a plantear la existencia de naciones que no necesariamente mantienen una correspondencia con un Estado, puesto que a partir del contexto histórico, económico, social y político mundial, se ha empezado a dar una crisis del Estado-nación moderno. Crisis que radica en fenómenos como la globalización que ha disminuido en gran medida el poder de decisión de los Estados-nacionales, por ejemplo importantes decisiones como las económicas ya no están en sus manos, sino que han pasado a las manos de un mundo globalizado, un mundo de libre mercado, ya que si bien la globalización ha acortado el tiempo y el espacio y por lo tanto ha logrado la unificación en muchos aspectos, también ha causado la búsqueda de reivindicación de las naciones y etnias que anteriormente habían sido opacadas por el Estado-nación homogéneo y al debilitarse los Estados nacionales al mismo tiempo se ha dado una debilitación del sentimiento de pertenencia a un Estado nacional logrando de esta manera que se empiecen a revivir vínculos con comunidades más cercanas, surgiendo así movimientos de reivindicación étnicos y culturales que reclaman un autogobierno de sus naciones sin necesariamente tener que escindirse del Estado que las alberga.

Be the first to comment

Deja un comentario