junio 13, 2021

La crisis institucional de la Gobernación y de los municipios cruceños como expresión de una crisis de agenciamiento del poder en el oriente

Es una crisis estructural en la naturaleza del agenciamiento del poder en el oriente debido a la desinserción de la elite y dirigencia cruceña tradicional de los diversos registros de realidad que fluyen y se construyen en el siglo XXI.

Nada es fortuito ni producto del azar; al contrario, muchos coinciden en afirmar que los acontecimientos obedecen a una relación de causalidad que contiene innegables efectos que dan forma a nuestro presente. Para comprender la naturaleza de las graves crisis institucionales que se están viviendo en los gobiernos subnacionales (en el caso de la Gobernación de Santa Cruz desde 2011, en diversos municipios del departamento de Santa Cruz como ser Yapacaní, Pailón, Cotoca y recientemente en el municipio de la capital cruceña), vale la pena realizar un breve repaso a una serie de cambios y transformaciones que se han operado en el campo político nacional desde los años 2008, 2009 y 2010, que han incidido en la reconfiguración del campo político en el escenario nacional.

El 2008 es un año que marca una inflexión en la ruta crítica legal institucional de los cabildos, referéndums e iniciativas legislativas ciudadanas que se había trazado el “Bloque Cívico Regional” 1 desde su articulación en el año 2004, ya que sorprendidos éstos por los resultados del Referéndum Revocatorio del 10 de agosto de 2008 2, realizaron la fractura de dicha “ingeniería constitucional impecable” 3 y emprendieron una serie de hechos de fuerza como la toma de instituciones en el oriente en septiembre de 2008, además de los efectos del caso de terrorismo de Eduardo Rozsa Flores en abril de 2009. Estos hechos de fuerza (entre otros factores) provocaron división al interior de las derechas en el oriente, fragmentando las fuerzas de oposición en facciones de derechas radicalizadas y facciones de derechas moderadas. La preeminencia de la facción radicalizada en la conducción del Bloque Cívico Regional precipitaría la decadencia y posterior derrota política de éste.

El año 2010 se presenta como un año de transición entre el campo político nacional configurado a partir de la lucha de naturaleza inter hegemónica entre dos bloque históricos de poder antagónicos y polarizados (bloque indiano originario campesino y popular enfrentado al ya mencionado Bloque Cívico Regional) hacia una etapa de lucha intra hegemónica, donde las relaciones y las disputas van ser protagonizadas por actores y sujetos políticos que se desprenden del mismo bloque histórico de poder. Luego de las elecciones de autoridades de las autonomías departamentales y municipales en abril de 2010, la política —históricamente concentrada geográficamente en la sede de Gobierno— se vuelve policéntrica y descentrada en enclaves territoriales. A consecuencia de lo anterior, cobran nueva vigencia los subsistemas políticos departamental y municipales como espacios de sobrevivencia, reciclaje o reinvento del tradicional o viejo sistema político – partidario.

La convivencia entre dos lógicas de relacionamiento político diverso

Por lo tanto, a partir del año 2010 podemos afirmar que en Bolivia se vive la política a través de la convivencia de dos lógicas políticas diferenciadas, dando lugar a la cohabitación entre el campo político en el ámbito nacional y el remanente del viejo sistema político partidario que ha conformado sub sistemas políticos territoriales de enclave regional. Cada una de estas lógicas de relacionamiento político cuenta con sus respectivos actores y/o sujetos políticos, sus formas de participación y de representación, además de diversas maneras de procesar las demandas y reivindicaciones de la sociedad civil, brindando respuestas diferenciadas.

Los actores del campo político nacional son los sujetos sociales corporativos no partidarios o los movimientos sociales, que actúan desde sus repertorios de acción colectiva y actualmente monopolizan el escenario nacional, relegando a los partidos políticos (actores del sistema político partidario que sustentó la etapa histórica conocida como la “gobernabilidad pactada”) a los espacios regionales y locales. En otras palabras, el MAS queda como la única sigla política con cobertura territorial en todo el país, precisamente porque actúa no desde las lógicas clásicas de la forma organización partido sino desde las lógicas de las confederaciones de los movimientos sociales, relegando a los tradicionales partidos políticos a los territorios con sus sistemas de lealtades locales. (Ejemplo: el caso del MSM en la ciudad de La Paz y los VERDES en Santa Cruz.)

Efectos de la implementación y ejercicio del Estado con autonomías

Una de las explicaciones que podemos aventurarnos a dar respecto a las sucesivas crisis institucionales en la Gobernación cruceña en el año 2011 y la progresiva crisis municipal en el ámbito local que se desarrolla en la primera mitad del año 2012, puede ser por los efectos de la implementación y ejercicio de las autonomías (además de los cambios en la ingeniería institucional del Estado por los impactos de la nCPE y las leyes estructurales promulgadas a mediados del 2010), ya que muchas demandas y reivindicaciones de la sociedad civil actualmente son redireccionadas a los diversos niveles de gobierno subnacional, ya que la ciudadanía aplica el imaginario social que con las autonomías no solo el Gobierno central deberá atender sus reclamos sino que también se puede y se debe exigir gestión y políticas públicas a las Gobernaciones y a los municipios.

Sin embargo he ahí el dilema y el doble filo del proceso autonómico…. en la etapa de lucha inter hegemónica, “la autonomía” (departamental) fue un efectivo dispositivo ideológico y discursivo para bloquear el influjo ascendente del bloque indiano originario campesino popular y una eficaz consigna política para frenar al Gobierno del MAS, pero actualmente (en la etapa de lucha intra hegemónica) se traduce en la demanda de gestión y políticas públicas que la sociedad civil cruceña dirige hacia las instituciones de Gobierno regional y local que tiene cercanas, más éstas se encuentran incapaces de procesar y responder a dichas demandas, ya que continúan actuando con el “chip” de la antigua Prefectura y/o como si siguiera siendo la alcaldía cruceña la caja de resonancia de los intereses del “establishment” (o la estructura corporativa) cruceño. Este dilema nos muestra que la realidad social ha sobrepasado las posibilidades históricas, ideológicas, discusivas, identitarias y humanas de la vieja elite diletante 4 cruceña y sus imaginarios que se encuentren enclavados —a través de los partidos políticos y los grupos de poder— en la Gobernación y el municipio cruceño. Por ende, la crisis que viven los niveles de Gobierno subnacional – es decir la Gobernación y el (los) municipio(s) cruceño(s) no es una crisis coyuntural o pasajera que se remedia con un “scouting” de liderazgo o un ajuste discursivo. Es una crisis estructural en la naturaleza del agenciamiento del poder en el oriente debido a la desinserción de la elite y dirigencia cruceña tradicional de los diversos registros de realidad que fluyen y se construyen en el siglo XXI. 5

La relación y el efecto de desgaste entre la democracia liberal representativa, la forma organización partido con la elite cruceña

Otra de las explicaciones que podemos dar a la crisis institucional de los niveles de Gobierno subnacional cruceños tiene que ver con la creciente impugnación societal global a la democracia liberal representativa —o teoría hegemónica de la democracia según el sociólogo portugués Boaventura de Sousa Santos 6— ya que actualmente se critica a esta por considerarla procedimental, legitimadora de elitismos competitivos, profundizadora de las brechas entre el ámbito público y el privado o en otras palabras, una concepción instrumental, minimalista y autoritaria de la democracia. En palabras de Sousa Santos, una democracia de baja intensidad. Esta crítica global a la democracia representativa va ligada al análisis que realizamos ya que el viejo sistema político partidario se ha guarecido en los espacios territoriales de los subsistemas políticos, perpetuando tanto las limitaciones de la democracia representativa, como las restricciones de su forma organización partido. Retomando las reflexiones del pensador portugués, él contrasta la teoría hegemónica de la democracia con perspectivas de democracias de alta intensidad con contenidos de diversidad, interculturalidad y la progresiva construcción de redes (formales e informales) de participación ciudadana directa y sin intermediación partidaria a través de la articulación de movimientos sociales, por lo que se van transformando las relaciones de poder por la recuperación o reconquista del espacio público. 7

Aquí reside el segundo dilema al que se enfrente la elite dirigencial cruceña, ya que según declaraciones en medios de prensa, “la oposición busca articular alternativa electoral a la (usanza) venezolana” 8 haciendo referencia a la iniciativa de la oposición venezolana de conformar una Mesa de Unidad Democrática como también la realización de elecciones primarias para seleccionar al antagonista de Hugo Chávez en las próximas elecciones nacionales. Según lo que se puede constatar por las declaraciones de prensa del Gobernador Rubén Costas, el Secretario de Coordinación Institucional de la Gobernación Oscar Ortiz Antelo, además de algunos Senadores y Diputados cruceños de oposición, estarían considerando seriamente revivir la experiencia del “frente único” de las elecciones nacionales del 2009, “unidas” las diversas facciones de derechas básicamente por la consigna de bloquear al oficialismo de Gobierno central. Sin embargo, la variante en esta ocasión sería la emulación de la experiencia de la oposición venezolana con su mesa de reflexión político programática y las primarias —instrumentalizadas por la forma organización partido— concentradas en la definición de la figura del candidato opositor. Si las críticas a las que hace referencia Boaventura de Sousa demuestran una tendencia en el mundo, las oposiciones cruceñas estarían insistiendo en formas políticas y organizativas (forma partido vinculada a la democracia representativa) en decadencia e incapaces de acompañar las pulsaciones de las democracias del siglo XXI. 9

El impacto de la crisis institucional dentro del proceso sociopolítico nacional y local

Hasta la fecha sigue latente lo que plantea airadamente el Vicepresidente García Linera como la principal debilidad de las oposiciones de derechas en el país: la ausencia de un proyecto político contra hegemónico y alternativa al del MAS, entendiendo por esto que bloquear u oponerse al MAS no alcanza como proyecto contra hegemónico, ya que pasado este dispositivo discursivo y/o consigna electoral, existen profundas contradicciones entre las diversas fuerzas del espectro de las derechas. La insistencia en la realización de primarias y de conformar un frente único “again”, la posibilidad de la unidad entre las fuerzas de derechas, la experiencia del voto nulo como estrategia electoral son sintomáticos del profundo y terminal agotamiento de una forma histórica de agenciamiento de poder en el oriente, inaugurado desde la década del cincuenta del siglo pasado. Lo que se puede preveer en el futuro cercano sobre la causalidad expuesta es que lejos de solucionarse la crisis histórica de agenciamiento de poder, se profundizará hasta agotar sus contradicciones y dar paso a nuevas formas de agenciamiento de poder en el oriente. Solo es cuestión de tiempo.

*          Politóloga cruceña

1          El Bloque Cívico Regional es una categoría analítica construida para caracterizar la conformación de una alianza política de las oposiciones nacionales en contra del proceso de embate a la estatalidad o Estado en crisis, que tiene su momento de develamiento a inicios del 2000. Este proceso de embate a la estatalidad fue realizado por la confederación de movimientos sociales que forman luego el Pacto de Unidad, a través del Bloque indiano originario campesino popular. El mencionado Bloque Cívico Regional dio forma al bloque histórico de resistencia y búsqueda de mantenimiento del statu quo en el país, asentándose en la geografía material y simbólica de la denominada “media luna”, articulando su proyecto político en torno al dispositivo ideológico y discursivo de la autonomía departamental.

2          El Referéndum revocatorio se celebró en Bolivia el 10 de agosto de 2008 para decidir la permanencia del Presidente Evo Morales, el Vicepresidente Álvaro García Linera y de ocho de los nueve prefectos departamentales. El Presidente Morales fue ratificado en su cargo al obtener el 67.43% de votos a su favor Los prefectos Oruro, Potosí, Tarija, Santa Cruz, Pando y Beni también fueron ratificados en sus cargos. Los prefectos opositores de La Paz y Cochabamba fueron revocados al obtener resultados adversos. La opositora Savina Cuéllar, prefecta del Departamento de Chuquisaca no participó en este referéndum por haber sido elegida en junio de 2008, a diferencia de los otros prefectos, que fueron elegidos en el 2005. http://es.wikipedia.org/wiki/Refer%C3%A9ndum_revocatorio_de_Bolivia_de_2008

3          URENDA DÍAZ, JUAN CARLOS: 2011 Balance del Proceso Autonómico. Mojón 21. Revista de Pensamiento Político Cruceño. Fundación Boliviana para la Democracia Multipartidaria – fBDM.

4          Figura peyorativa que aparece en el siglo XIX que hace referencia a aquel que se interesa por una cosa de manera superficial.

5          Un ejemplo de la desinserción de la elite dirigencial cruceña con los registros de la realidad del siglo XXI constituye el reciente “culogate” que protagonizó el caricaturezco alcalde Percy Fernández con la (ex) presidenta del concejo Desiree Bravo que demuestra las lógicas surrealistas en que se mueve la clase política cruceña. Ver revistalamalapalabra.blogspot.com/…/en-defensa-del-culo-de-desiree…. del 29 de marzo de 2012.

6          AGUILÓ BONET, ANTONI JESÚS: 2009. La democracia contra hegemónica en la teoría política de Boaventura de Sousa Santos: notas sobre un proyecto emancipador para el siglo XXI. En Presente, pasado y futuro de la democracia. Pags. 377 – 383.

7          Ibid.

8          Oposición busca articular alternativa electoral a la venezolana 27/02/2012 – 20:04:57 en www.hoybolivia.com/Noticia.php?IdNoticia=58510

9          Programa de Doctorado en Democracias del Siglo XXI que coordina Boaventura de Sousa Santos en la Universidad de Coimbra, Portugal. www.ces.uc.pt

Be the first to comment

Deja un comentario