diciembre 3, 2021

Criterios sobre el Proceso de Cambio

El Proceso de Cambio respaldado por todo el Campo Popular, con reticencia de algunos sectores de la clase media, reconocieron el liderazgo de los campesinos en el desplazamiento de la burguesía y en su responsabilidad de construir las nuevas Estructuras del Estado Plurinacional.

La Nacionalización de los recursos hidrocarburificos, la implementación de medidas socio- económicas en beneficia de la mujer y el niño y el control de precios de la canasta familiar, tuvieron como resultado, evitar la vigencia plena de la Ley del Valor, base fundamental del Modo de Producción Capitalista.

La segunda gestión del compañero Evo Morales, muestra que el Proceso no solo ha perdido su impulso, sino que sufre un retroceso en sus objetivos estratégicos, lo que evidencia, que no es suficiente el desplazamiento de una clase del poder, para definir su carácter revolucionario.

En este momento el “Proceso”, se encuentra acordado por los mismos sectores que lo apoyan: marchas y bloqueos con creciente violencia, no para exigir su profundización, sino con planteamientos de intereses sectoriales, regionales y departamentales, en muchos casos en posiciones contrapuestas que los confrontan, y una central obrera que pretende retomar protagonismo político con exigencias economicistas desproporcionadas, a la cabeza de organizaciones, tradicionalmente ligadas a la derecha, como son: transportistas colegio médico y magisterio, Las causas de esta realidad social tienen su origen en dos factores fundamentales.

  • En más de cien años de dominación burguesa, la hegemonía ideológica y política que ejercieron, les sirvió para crear una conciencia alienada en las clases oprimidas, conciencia que es inherente a las relaciones sociales de producción capitalista, que condicionaron su manera de pensar, incluso contraria a sus propios intereses de clase explotada, llevándolos a una praxis economicista, para vender su fuerza de trabajo a mejor precio, que disimula las contradicciones propias de la sociedad dividida en clases, terminando por inscribirse en el contexto de la burguesía.
  • Errores del gobierno, que no comprende que el sector social que asume la conducción de un proceso revolucionario, esta platinando su hegemonía ideológica frente a los otros sectores sociales, lo que equivale plantear el papel nacional del campesinado, que exige una estructura política, con capacidad de realizar alianzas con sectores afines a sus objetivos estratégicos: intelectuales progresistas de la clase media, organizaciones sociales urbanas y con el proletariado nacional, para unir así el campo y la ciudad, hoy peligrosamente separados.

La política de alianzas, facilita la conformación del nuevo bloque ideológico, como alternativa al bloque ideológico de la burguesía desplazada, cuya hegemonía controló a instituciones de la sociedad sibil, como la iglesia, centros culturales, sistema educativo, convirtiéndolas en casamatas de resistencia contra el cambio de las estructuras del Estado. La ausencia de un nuevo bloque ideológico en el actual Proceso, impide la conformación del nivel súper estructural que planifique conjuntamente con la infraestructura social, el desarrollo del Proyecto Político y Económico del Proceso de Cambio, dando paso a la improvisación y al voluntarismo.

La planificación no es obra de tecnócratas especialistas aislados de las masas; las que deben ser parte de las decisiones que se asuma en las definiciones de los niveles posibles de Consumo y Reserva, de acuerdo a la disponibilidad de recursos económicos.

El gobierno debe tomar en cuenta que América Latina, al afirmar una posición contraria a los intereses imperialistas ha abierto las condiciones de transitar a una sociedad socialista, favorable además por la crisis del Sistema de Producción Capitalista; por lo tanto el proceso de cambio en Bolivia debe profundizarse, comenzando por limar las bases neoliberales aun vigentes en nuestra economía, a partir del D.S 21060 y avanzar a un cambio en las relaciones de producción capitalista, particularmente en el área minera y agrícola; cambio que creará la conciencia de una idea justa; conciencia que es fuerza motriz de todo proceso revolucionario, porque engloba: Producción, Productividad y Conciencia.

Los socialistas por encima de nuestros criterios sobre el Cambio y porque contribuimos a la derrota de la oligarquía; somos consientes, que si la coyuntura internacional, pondría en peligro la continuidad del cambio, estaremos en su defensa como lo estuvimos en agosto de 1971, resistiendo al fascismo en el terreno armado.

*          Fundador PS-1.

Be the first to comment

Deja un comentario