diciembre 6, 2021

América Latina se suma a la protesta global del 12M

El 15 de mayo se cumple el primer aniversario de este movimiento en el Estado español, por ello en numerosos países de todo el mundo se han convocado movilizaciones el sábado 12 de mayo. En América Latina hay convocatorias en Venezuela, Perú, Chile, Argentina y Brasil.

“Convirtamos las calles en el mayor altavoz del mundo el 12 de mayo”, este es el objetivo con el que se ha lanzado la convocatoria a través del movimiento 15M en España y de Occupy Wall Street en EE UU. Hasta el momento esta convocatoria ya ha llegado a 25 países, con especial influencia en Europa y, sobre todo, en el Estado español. San Salvador de Bahía, Brasilia, Belo Horizonte, Ribeirao Prieto, Río de Janeiro y Curitiba (todas ellas en Brasil); La Plata y Tucumán (en Argentina); Santiago de Chile; Cuzco y Lima (en Perú); y, por último, Caracas (Venezuela) serán las ciudades de América Latina donde ya hay convocadas movilizaciones.

“La distribución actual de los recursos económicos es tal que sólo una minoría escasa escapa de la pobreza o la incertidumbre cotidiana. Las futuras generaciones están condenadas a recibir una herencia envenenada debido a los riesgos asumidos por elenrionmental, muy pocos los que especulan. Exigimos justicia social, no nos quedaremos en la defensa de nuestros derechos. Nuestros representantes tienen la obligación de guiarse por nuestras necesidades, que tienen que escucharnos”, de esta forma resumen desde Caracas la convocatoria del #12M.

De nuevo esta convocatoria surge sin una organización política ni social que la ampare, simplemente trata de congregar al 99% de la población que sufre la dictadura de los mercados. Un concepto que surge de las movilizaciones de Occupy Wall Street y que hace un llamamiento a la unidad de una nueva clase social, de una especie de nueva clase obrera. La convocatoria está alcanzando un importante apoyo social gracias a su difusión por las redes sociales. “La vida de las mentiras es más corta en Twitter: la gente interesada en lo que ocurre sabe que debe buscar fuentes y testigos fiables”, según la artista griega Tina Voreadi, durante su participación en las jornadas Redes Sociales y Derechos Humanos celebradas en Madrid por parte del periódico Diagonal.

Pero las redes sociales (Facebook, Twitter, Identi.ca,…) no son ni muchos quienes están organizando estas movilizaciones. “No podemos decir que las redes sociales no hayan contribuido a los procesos de intensa transformación social que estamos viviendo. (Y por “intensa transformación social” me refiero tanto a la primavera árabe como a Justin Bieber). Tampoco podemos decir que sin ellas no habría procesos de transformación social. (Sorpresa, sorpresa. Los ha habido ya antes). La variable, entonces, quizá no esté tanto en las propias redes como en la forma en la que las redes han sido (están siendo) socialmente construidas”, afirma Guillermo Zapata, activista del 15M español, en el artículo “Las redes sociales eres tú, que te las trabajas”, publicado en Diagonal. Sin olvidar que como afirma la activista Leila Nachawati, “hay una falsa ilusión de que son un espacio libre, cuando realmente son propiedad de empresas con intereses propios”.

Un año de rebeldías

 

Por un lado, la crisis internacional que afecta especialmente al Norte ha hecho, por una parte, que muchas personas muestren su desacuerdo con el sistema económico y social preponderante y, por otro lado, que se empiecen a organizar de una forma muy diferente a la tradicional y mayoritaria en los últimas décadas. Ni los movimientos socialistas, comunistas, troskistas o anarquistas tradicionales han sido capaces de captar este descontento y organización, aunque participantes de todas estas tendencias han tenido su protagonismo. Es más la mayoría de sus integrantes de autodenominan apartidistas (que no apolíticos) y desconfían enormemente de los sindicatos tradicionales. Además, han rechazado la figura de un líder que represente su movimiento y han apostado por la organización asamblearia y horizontal, sabiendo los problemas que esto puede tener, pero también los potenciales que le pueden suponer.

Mensajes como este que reproducen desde Cuzco (Perú) para esta convocatoria han llegado a millones de personas en todo el mundo: “Tenemos que solucionar varios problemas a partir de hoy mismo!. El primero y mas importante es la unidad, es hora de hacer alianzas contra el control mundial, páginas a favor de la vida, del medio ambiente, de resistencia de los pueblos originarios, defensores de los derechos humanos y de la liberación de la mente”.

Un movimiento que va logrando avances

 

Lejos del mensaje utópico y revolucionario mundial, este tipo de movimientos van logrando sus avances, inspirados en ocasiones en movilizaciones como las que vivieron Argentina, Ecuador o la propia Bolivia en los años finales del siglo XX y primeros del siglo XXI. Por ello, saben que las cosas no se pueden cambiar en un día y que los avances, aunque lentos pretenden ir lejos. No olvidemos que la crisis que hoy vive el Norte, está auspiciada por el Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional y otros organismos neoliberales que también tuvieron mucho que ver con la depauperización y expolio del continente latinoamericano durante la segunda mitad del siglo XX.

En Estados Unidos, este año se ha recuperado el 1 de mayo. Recordemos que aunque en casi todo el mundo este día la clase trabajadora recuerda la matanza de obreros de Chicago (EE UU) en 1886, allí el día ni es festivo ni está legalmente permitido convocar una huelga general. Desde el movimiento Occupy Wall Street, este día, se convocó a no acudir a los centros de trabajo o estudio sin contar con los sindicatos, prestando especial atención a los derechos de las personas migrantes y trabajadores no regulados.

En el Estado español, las movilizaciones han provocado un gran desgaste al actual sistema político, como se ha visto en las últimas elecciones en Asturias y Andalucía el 29 de marzo, donde los partidos clásicos y neoliberales, como el PP y el PSOE, han perdido cientos de miles de votos y la abstención se ha incrementado. Pero los resultados en nivel de organización son mucho más importantes, gracias al 15M miles de activistas han frenado desahucios de pisos, que especialmente afectan a migrantes, muchos de ellos latinoamericanos; las demandas en contra de la privatización de la sanidad y educación pública han alcanzado metas que no se producían desde hace años. En la comunidad de Madrid, hay convocada una huelga general indefinida en educación a partir del 22 de mayo. Además los problemas políticos han regresado a las conversaciones diarias en los bares, en los grupos de amigos y, sobre todo, en las plazas ocupadas por acampadas o asambleas. Y como muestra de su fuerza, el Estado español está respondiendo con gran dureza, en especial desde la última huelga general, por la que 14 activistas sociales han sido detenidas en sus casas, trabajos o en la calle sin haber sido identificados previamente por la policía. Esta cifra se eleva hasta treinta personas, si contamos los que si fueron identificados durante la jornada de la huelga general, de todos ellos, al menos tres siguen en prisión preventiva.

Be the first to comment

Deja un comentario