octubre 25, 2020

Denuncias de corrupción, y un famoso ponen al gobierno de Morales en la mira del mundo

La corrupción y la retardación de justicia no son una novedad en Bolivia, lamentablemente se trata de un problema que afecta desde hace tiempo a muchas personas en este país, mas la presencia en Bolivia del connotado actor estadounidense Sean Penn, quien llegó para respaldar a su compatriota Jacob Ostraicher, privado de libertad desde hace 18 meses, y cuyas denuncias dieron lugar a destapar una red de extorsión que operaba desde instancias de dos ministerios públicos, ha logrado concitar la atención internacional.

Es lamentable que el proceso de “cambio” impulsado por el gobierno de Morales Ayma no se haya logrado acabar con este mal que carcome nuestra sociedad, y que está afectando la imagen del actual gobierno y del país en su conjunto, situación que representa un costo político muy alto.

Sean Penn que visitó Bolivia en ocasiones anteriores y se reunió con el presidente Evo Morales, así como lo hizo con presidentes de Venezuela, Argentina, Paraguay y Brasil, en una gira por Sud América, y que dice ser partidario de la orientación política de izquierda y participó en acciones de apoyo humanitario en varios países, llegó esta vez para asistir el pasado lunes en Santa Cruz a la audiencia de la que se esperaba lograr la libertad de Ostraicher, de quien dice ser amigo personal, e hizo declaraciones a la prensa denunciando la red de corrupción y advirtiendo que podría incluso estarse tramando un golpe de estado, aunque aclaró que su visita no tenía objetivos “políticos”.

¿Quién es Jabob Ostreicher? Un empresario estadounidense acusado de legitimación de ganancias ilícitas, y de quien Penn asegura su inocencia. No deja de sorprender, y es como de película (aunque Penn, dice que se trata de una “película de terror con pésimos actores”) que tenga el apoyo de un famoso de Hollywood y que toda esta trama haya derivado en un escándalo de tamaño mayúsculo y que se haya destapado una red de corrupción de gente tan cercana aun gobierno, del que no se esperaba tal cosa.

Quedan muchas interrogantes mientras este caso de corrupción se aclare y se juzgue a cuantos estén implicados, y sobre todo considero que la ciudadanía queda expectante ante las acciones que pueda tomar el gobierno y los descargos que pueda hacer al respecto, pues cuesta comprender ¿cómo es que en los ministerios desde donde operaba esta mafia, las máximas autoridades no hayan advertido tales irregularidades? Otra pregunta: ¿Qué hay realmente detrás de las acciones humanitarias de Sean Penn y sus frecuentes visitas a Bolivia y a otros países de Sudamérica, con gobiernos de “izquierda”, y a quien EvoMorales declaró “embajador” encomendándole gestionar la causa marítima, la despenalización de la hoja de coca y la extradición del expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada?

Be the first to comment

Deja un comentario