abril 17, 2021

El dolor no tiene límites, nace la leyenda, queda un legado……

por: Nicolás Enrique Artiles Arteaga

Ha muerto el líder fundamental de la Revolución Bolivariana de Venezuela, quien supo encumbrarse por encima de las dificultades para inaugurar una nueva forma de hacer política, la cual reivindica la esencia del ser humano, que consiste en gobernar poniendo a las instituciones del estado al servicio de la gente, para atender las necesidades de los sectores tradicionalmente excluidos, de los pobres que viven en viviendas ruinosas, de los ancianos sin pensiones, de los enfermos sin atención medica, ni hospitales, ni medicinas, de los niños sin escuelas y sin alimentación, de los jóvenes sin futuro. Para darles pensión a los ancianos envejecidos de tanto trabajar, computadoras y colegios a los niños que no conocían el acceso a la tecnología, techos a los damnificados, universidades a los jóvenes, viviendas para las familias, educación para el trabajo para todos.

A quienes lo seguimos, nos queda un enorme vacío y un gran dolor, porque, mas que el Presidente de la Republica, fue el líder excepcional, el estratega de las dificultades, quien transformaba las derrotas en victorias, como transformó la derrota militar del 4 de Febrero en una victoria política, quien inspiró las campañas electorales para convertirlas en jornadas épicas, donde el conocimiento de la historia patria se hacia parte de la campaña, donde los comandos de campañas adoptaban nombres de batallas históricas (Comando Ayacucho, Comando Carabobo, Campaña de Santa Inés) o de personajes históricos (Comando Maisanta) rememorando la historia y haciéndola vida cotidiana y reivindicando el folclor nacional, al utilizar, como tema de su campaña, la tradicional leyenda del Contrapunteo de Florentino y el Diablo, en el referendo revocatorio, mientras la oligarquía insistía en sus practicas transculturizantes, adoptando jingles made in USA, para hacer olvidar la historia y pretendiendo desarraigar culturalmente, aun más a nuestro pueblo.

Su liderazgo radicaba en su sensibilidad humana y social, en la franqueza de sus expresiones, en su orientación para dirigir a las instituciones para ponerlas al servicio del ciudadano, por ello creó las misiones, facilitando la solución de los problemas de la población.

Su originalidad radicaba en sus extraordinarias condiciones intelectuales, era tan capaz de declamar un largo poema de memoria, como de improvisar un emotivo discurso, pletórico de citas históricas y referencias bibliográficas, como ningún hombre en la historia política lo ha hecho.

Su visión política radicaba en su conocimiento pleno e interpretación acertada de la historia, conocía a detalle las etapas históricas de nuestro país y de América, por lo que podía hacer una interpretación científica de nuestra evolución como país y encontrar las razones de nuestra tragedia como pueblo.

Su vocación política radicaba en su convicción en el ideario bolivariano, el cual estudió desde temprana edad, no como un lector más, sino como un soldado con sentimiento de patria, para hacerlo suyo e inspirar todo su accionar político.

Su invencibilidad radicaba en su extraordinaria intuición para prever las debilidades del enemigo político, en sus dotes de estratega para trazar las líneas maestras de las campañas, en su habilidad para definir las tácticas, escogiendo a los mejores hombres y asignar las metas y recursos para su gestión.

Su visión latinoamericanista radicaba en rescatar el ideario bolivariano, para reivindicar la integración como único recurso de los pueblos oprimidos y explotados para sobreponerse a las dificultades y aprovechar sus ventajas comparativas frente al saqueo y explotación imperialista.

Su poder de convocatoria internacional radicaba en la confianza que derivaba de la consistencia entre su predica y su practica, por ello Petrocaribe ha significado un auxilio para aquellos pueblos hermanos sin posibilidades de solucionar su precariedad económica e impulsar su desarrollo, la ALBA ha significado una oportunidad para complementar nuestras ventajas comparativas y establecer relaciones comerciales en términos de equidad, la CELAC ha significado una oportunidad de integración sin las asimetrías que imponen las visión imperialista de las potencias, mediante las cuales nos condenarían, una vez mas, al intercambio comercial en condiciones desventajosas. Todas estas alianzas, pactos y acuerdos están signados por la solidaridad entre los pueblos.

Nos deja un gran legado, la convicción de que bajo la egida del imperio es imposible el desarrollo económico, ni lograr la satisfacción de las necesidades de nuestros pueblos, que solo la integración nos complementará y nos ofrecerá la posibilidad de establecer relaciones comerciales en términos de iguales.

Que ninguna sociedad puede desarrollarse cultivando un ejercito de discriminados, excluidos y marginados, porque esa es la base del subdesarrollo y no al revés, por lo cual, si aspiramos ser desarrollados, debemos comenzar por elevar el nivel de vida de nuestros pueblos.

Que el socialismo es la única alternativa capaz de darle solución a los males del capitalismo y su versión modernizada, el neoliberalismo, que sumerge en la pobreza y miseria a la mayoría de la población.

Que la integración es una cuenta pendiente que tenemos como pueblo latinoamericano, y la única herramienta para superar nuestro subdesarrollo.

Que la patria no es un concepto en decadencia, ni una frase para ponerla de moda, es mucho mas que el pedazo de tierra y los seres humanos que la habitan, es mucho mas que la nación, es la unión espiritual, física e institucional de quienes habitan un espacio geográfico, para poner al servicio del ser humano, toda la institucionalidad y los recursos de la nación para procurar la mayor suma de felicidad posible, por eso en su ultimo discurso, el de despedida, cantó “Al rumor de clarines, guerrero, ocurre el blindado, ocurre veloz, con celosos dragones de acero que guardan la patria que el cielo nos dio… Patria, patria, patria querida, tuyo es mi cielo, tuyo es mi sol, Patria, tuya es mi vida, tuya es mi alma, tuyo es mi amor”.

Su ejemplo y su gloria serán eternos y crecerán cada día como crece la aurora con el sol naciente, la posteridad lo recordará como el hombre vencedor de las dificultades, la historia lo contemplará como el hombre del latinoamericanismo, de la integración y de la solidaridad, llevando en sus manos los acuerdos de La ALBA, PETROCARIBE y de La CELAC, para beneficio de sus pueblos, los revolucionarios del mundo, lo admiraremos como un abnegado luchador, que ofrendó su vida a tiempo completo por la unidad y la prosperidad de los pueblos.

Chávez vive, la lucha sigue.

Ahora mas que nunca, Independencia y Patria Socialista,

Viviremos y venceremos,

Hasta la Victoria siempre, querido Comandante

Be the first to comment

Deja un comentario