octubre 24, 2020

Marketineros, marketing y Samuel


por: Amalia Mamani Huallcopor: Rafael Artigas 

Las últimas declaraciones de Samuel Doria Medina, donde cuestiona el programa “Evo Cumple Bolivia Cambia”, han llegado a extremos insospechados.

Son parte de una campaña política sucia, racista, oportunista y una arremetida de protagonismo electoral con miras a las elecciones presidenciales del 2014.

Recordemos la seguidilla de mentiras, todas en conferencias de prensa por medios de comunicación televisiva y que responden a una estrategia electoral programada de tal forma que pretende construir un imaginario social adverso a Evo Morales y la gestión que representa.

Doria Medina afirmó: Que los dirigentes de El Alto querrían colgar a Evo Morales como a Gualberto Villarroel (mayo – 2012); Que el gobierno no respeta la empresa privada y que no hay estabilidad y seguridad jurídica, esto en defensa de FANCESA (junio – 2012);Que la hija de la ministra Nemesia Achacollo estaría esperando un hijo del Presidente Evo Morales (agosto -2012); Que anualmente el gobierno actual gasta un millón de Bs. en viáticos y en la transmisión de partidos de fútbol (abril – 2013); Ahora arremete con el programa que beneficia a los municipios, gobernaciones en la gestión de políticas sociales (mayo – 2013).

Se viene el ataque a ENTEL y luego a YPFB, con otro parque de calumnias.

Como se podrá notar, desde una lectura cronológica se visibiliza el arsenal político de un año de campaña, la estrategia de la mentira se inicio en el mes de mayo de 2012 y hoy estamos a mayo de 2013, primero fue mayo, junio y agosto, luego es abril y ahora mayor, decir “ataca en combo” y con fechas programadas. En política nada es casual, todo es causal.

A la fecha no demostró ninguna de las calumnias cargadas de racismo, odio e intolerancia por la gestión del Presidente Evo Morales.

Mellaron la dignidad de la familia de una ministra aymara, al mismo presidente que viene de un origen indígena y al pueblo boliviano. Recordaran que más al contrario tuvo que pedir disculpas, con palabras similares a las lágrimas de cocodrilo en el caso de la ministra Achacollo.

¿Pero porque esta forma de actuar tan recurrente de este político y empresario de derecha? que busca en la palestra mediática como estrategia electoral?

Es sabido que el viene de una clase oligárquica privilegiada de nuestro país, es economista de la Universidad Privada de la Católica Boliviana “San Pablo”, con cursos superiores en finanzas públicas en Inglaterra, que fue director y accionista en la industria del cemento y franquiciador de restaurantes estadounidenses Burger King. Su carrera política la inició el año 1984 militando en el ex izquierdista MIR, luego socialdemócrata de centro y finalmente derechista y neoliberal.

Desde 1989 a 1993 Doria Medina es elegido Ministro de Planeamiento y Coordinación de Jaime Paz Zamora, que fue electo Presidente de la República mediante un pacto con el derechista (ADN) del ex presidente dictador Hugo Banzer. Como se podrá ver fue uno de los funcionarios que dio continuidad a las medidas económicas neoliberales, que impulsó el inicio de la privatización de empresas públicas desde el año 1986. Por fuera del gobierno, ejerció la conducción del Banco Mundial y del Banco Interamericano de Desarrollo, también se desempeño como consultor de otros organismos internacionales como la UNICEF.

Todo este recorrido histórico y político de Doria Medina, responde a una forma de vida colonial, capitalista, neoliberal, de saqueo y robo de nuestras riquezas, así obtuvo las acciones de Fancesa.

Pero además él responde y actúa con esa lógica individualista, racista y discriminatoria, es un representante de la derecha oligárquica que hoy en Bolivia languidece por falta de propuestas, cuyo objetivo es arremeter y descalificar toda iniciativa que venga del presidente indio, que sin haber cursado la Universidad, les da una cátedra de cómo gobernar para el pueblo y llegar con políticas sociales que beneficien a los más desposeídos, porque él si viene de una vivencia de pobreza y necesidades del campo y no a una élite racista llena de privilegiados.

Por eso el programa “Evo Cumple Bolivia Cambia” responde a esa visión de gobernar, desde la lógica comunitaria, social, que dignifica la vida de mujeres y varones que viven en sectores rurales, periurbanos y urbanos.

¿Pero quiénes están detrás de Doria Medina, quiénes lo asesoran? es la pregunta. En el panfleto publicado “la verdad del programa Evo cumple 2006-2011”, menciona que la supuesta investigación es fruto de del trabajo de Doria y el equipo de analistas de Unidad Nacional.

Allí figura Ricardo Paz Ballivián, quien es un político comunicador que se incorporó en 1988 al Conciencia de Patria (CONDEPA) de Carlos Palenque y fue nombrado Secretario de Asuntos Electorales a titulo de ser considerado “amigo” de Palenque, además asesoró en materia de comunicación política a varios Alcaldes, Ministros de gestiones anteriores como Jorge Quiroga Ramírez, Carlos Mesa Quisbert, Carmelo Lens. Por otro lado está Fernando Molina, comunicador trotsquista de los ochenta y neoliberal de los 90, asesor de Goni, que tiene una columna en Página Siete, donde también publica Rafael Puente (serán amigos?).

Ahí radica la misma lógica partidista neoliberal de la derecha que está perdida hoy en día y no quiere ver los cambios que van sucediendo en el país.

A un inicio del panfleto de Unidad Nacional afirman que, “Vivimos bajo el Gobierno más opaco y autoritario que ha conocido la democracia boliviana de los últimos 30 años.” Doria Medina y el equipo de analistas superficiales y desubicados que realizaron estas afirmaciones se olvidaron de donde chuparon la mamadera, ellos no tienen moral para comparar las gestiones de gobierno, ya que fueron ellos parte de esos veinte años de oscuridad política.

Tienen la sinvergüencería de calificar al programa si es o no social “El programa no apunta a la lucha contra la pobreza o el mejoramiento social, sino a la compra de conciencias con fines electorales para el partido oficialista”,¡que sabe Doria Medina de lo social! si es un soldado del neoliberalismo químicamente puro.

Se dice tener datos de Proyectos especiales UPRE del Ministerio de Gobierno: “este plan gastó hasta 2011 unos 438,7 millones de dólares en 3.913 proyectos, la mayoría en pequeñas y medianas obras con fines electorales”, cuando más abajo nos dice “No tenemos información que indique la existencia de corrupción en él” realiza una interpretación partidaria sobre el uso de los recursos en la misma lógica con la que los gobiernos neoliberales usaron los recursos, se confunde de gobierno, está muy claro que su persona busca un simple y bochornoso protagonismo a la altura de show político estilo gonista.

Esta calumnia no puede llamarse una investigación, ya que realiza especulaciones groseras sobre una supuesta injerencia de Venezuela, falta de fiscalización a los recursos del programa que llevan adelante los municipios y gobernaciones.

La supuesta investigación carece de fuentes verídicas y actuales, y solo muestra su interpretación politiquera con respecto al programa.

Si bien molesta que venga de un personaje como Doria Medina, por otro lado hay que agradecerle por ser el jefe de campaña del programa.

Por eso este año el Presidente decidió duplicar los recursos para ejecutar este programa en beneficio del pueblo boliviano.

Bolivia está siendo testigo de cómo el marketing electoral, comienza mintiendo y acaba mintiendo.

Doria no tiene programa de país, en ello estriba su horizonte de patria.


*    Aymara, Administradora de empresas.

Be the first to comment

Deja un comentario