octubre 26, 2020

“Los medios importan, pero no son determinantes”

Una buena noticia para el binomio comunicación-política: Los medios de comunicación “importan, pero no son determinantes” en los procesos electorales, afirma José Luis Exeni, coordinador del estudio “Comicios mediáticos”. Una aseveración que desmitifica el supuesto poder que se atribuyó por mucho tiempo a los medios de comunicación.

“Comicios mediáticos” el ultimo trabajo presentado por Exeni, se organiza en cuatro capítulos, que incluyen cuatro investigaciones referidas a cuatro campos temáticos: el tratamiento de la información, la propaganda, los espacios de análisis y opinión y las encuestas. Karina Herrera, Verónica Rocha, Sandra Mallo, y Mario Cañipa, conformaron el equipo de investigación dirigido por Exeni, quien volvió a poner en el banquillo de los acusados a los medios de comunicación, con evidencias empíricas irrefutables que muestran que éstos no contribuyeron (y no contribuyen) a la construcción de la democracia, como deberían.

Si bien, muchas de las afirmaciones no son nuevas, es decir, que varios trabajos previos del propio Exeni, y de otros autores sobre la temática, que vinculan medios de comunicación y democracia, dan cuenta de las debilidades de éstos, así como señalan viejos desafíos.

Varios estudios, al que se suma este, cuestionan la calidad de la información que emiten los medios, los intereses políticos que éstos tienen y cómo manipulan la realidad, a favor de estos intereses particulares, violando de esta manera el derecho a la información que nos asiste como ciudadanas y ciudadanos.

Si realmente los responsables y operadores de los medios, tuvieran conciencia real de los efectos y consecuencias de su accionar, probablemente harían el intento de mejorar. Al menos esa es la esperanza que abrigamos quienes venimos por años estudiando y reclamando a los medios, calidad y responsabilidad social.

Esta relación o “sociedad” que se establece entre medios y políticos, podría definirse como una “sociedad de irresponsabilidad ilimitada”, como señalaba un colega, durante la presentación del libro. Entretanto, no queda más que seguir demandando, y machacando en este sentido, pues en breve Bolivia volverá a ingresar a un proceso de elecciones, que debe ser capaz de reflejar los vientos del cambio – siempre y cuando éstos hayan tocado las delicadas fibras de la conciencia de los y las responsables y operadores mediáticos, pues algunos queremos creer que otra comunicación es posible, así como otro mundo es posible. Para eso hace falta compromiso y sentido del bien común. ¿Utopías? Sí, utopías que son el motor que nos dirige y nos muestran el camino para perseguir el anhelo de una sociedad más justa y equitativa.


*    Correo: andamiajes@gmail.com 
      Twitter: @TaniaDelgadillo

Be the first to comment

Deja un comentario