noviembre 26, 2020

Experimentos fallidos

Los experimentos cuando no tienen una base acumulada por la experiencia están destinados al fracaso. Este es el destino de los “partidos políticos” nacidos al calor de la fiebre del verano lluvioso o de una mala interpretación del ¿Qué hacer? del Lenin.

Hace poco la COB, recuperando su memoria histórica, se alejó del llamado “Partido de los Trabajadores” para apoyar el proceso que como organización social apoyó desde sus inicios.

El Partido de los Trabajadores es quizá el último de los experimentos del trostkismo camuflado que pretendió “pescar en rio revuelto” realizando una mala lectura de los movimientos sociales y aplicando, de manera dogmática, la idea de la “dictadura del proletariado”.

El irreversible posicionamiento como actores de primera línea de los pueblos originarios, ha sido ignorado por los ideólogos del Partido de los Trabajadores, lo que marcó su efímera vida.

Hoy tenemos anuncios de un nuevo experimento político, de una nueva “junt’ucha” de opositores al gobierno, cuya característica principal estriba en haber participado de la gestión gubernamental de Evo Morales, esa es la única coincidencia visible, ya que en el tema ideológico todos tienen “su” propio pensamiento.

Durante años el panorama de los partidos políticos bolivianos era de una deplorable fauna de presidenciables que rayaba en el ridículo, por supuesto que muchos “partidos” eran prefabricados para restar votos, y luego “junt’ucharse” en el parlamento.

Desde el año 2005 la población boliviana ha tomado el destino del país en sus manos, sabe lo importante que es el voto para definir el futuro de sus hijos, ya no se deja encandilar por los discursos de “nuevas” alternativas que en realidad son el pasado.

La ecología nos ha dotado de nuevas palabras una de ellas es el “reciclaje”, costumbre recomendable para no impulsar el consumismo depredador, pero poco aconsejable para el campo político, porque es una muestra de la inconsistencia de las ideas, de la incoherencia entre el decir y el hacer, es una actitud devaluadora de la misma práctica política, por eso un experimento reciclador es solamente la desesperación por reflotar una imagen perdida.

Los grupos de amigos, ligados por sus intereses económicos, detentaron el poder durante casi un siglo en la República de Bolivia, hoy, en el Estado Plurinacional de Bolivia. Existen grupos de amigos que pretender repetir esas viejas mañas de las oligarquías locales, es importante referirnos a éstos pequeños grupos porque aparecen agigantados por los medios de comunicación que son sus apoyos fraternales.

Alguien dijo que los enanos colocados en las espaldas de los gigantes no dejan de ser enanos, eso pasa con las conciencias achatadas por la desesperación y que un día se bajaron de las espaldas del pueblo, ese gigante imparable que comenzó a caminar allá por el año 2000.


*    Camilo Katari, es escritor e historiador potosino.

Be the first to comment

Deja un comentario