noviembre 27, 2020

Calentamiento global y fenómenos extremos

por: Dr. José Rubiera

Atribuirle como causa de cualquier evento, por extremo que sea, un tifón o un huracán intenso, o una ola de calor, al Cambio Climático, nos llevaría precisamente a un contrasentido cuando nos enfrentamos a los casos recientes de una invasión de aire frío con temperaturas extremadamente bajas o a una temporada ciclónica sin huracanes intensos.
Hace unos días veía en la TV un resumen informativo del pasado año 2013. La misma mostraba lo ocurrido en Filipinas con el tifón Haiyán, tomando a éste fenómeno extremo como que era ocasionado por el Cambio Climático y el Calentamiento Global.

Resulta algo bastante común entre periodistas y personas de los Medios de diferentes países referirse a cualquier fenómeno extremo como que está ocasionado por el Cambio Climático, por ejemplo, también lo hicieron en el caso del huracán Sandy en Cuba y en los EE.UU. Y la última que es escuchado es que la Ola de Calor en la Argentina de hace unos días, se atribuye directamente al Cambio Climático.

Si seguimos bien las informaciones internacionales, nos damos cuenta de que en realidad no se expresan así de cualquier fenómeno extremo que ocurra. Por ejemplo, no le achacan al Cambio Climático, evidentemente, la invasión de aire frío ártico que sufrió hace poco el norte de los EE.UU. y que ocasionó en algunas localidades las temperaturas mínimas extremas más bajas de los últimos 20 años. Tampoco culpan al Cambio Climático cuando ocurre una temporada ciclónica o de huracanes tan pobre como la que ocurrió en 2013 en el Atlántico. En la misma, la cantidad de ciclones tropicales que llegó a tierra fue ínfima y la intensidad de los que se formaron en toda la temporada estuvo bastante por debajo de los valores promedios para una temporada. ¿Querría esto decir que en el Calentamiento Global habría temporadas ciclónicas con huracanes más débiles o con invasiones extremas de aire ártico? Se llegaría así a un absurdo, que además es falso.

Y es que de seguir con esa lógica de atribuirle como causa de cualquier evento individual, por extremo que sea, un tifón o un huracán intenso, o una ola de calor, al Cambio Climático, nos llevaría precisamente a un contrasentido cuando nos enfrentamos a los casos recientes de una invasión de aire frío con temperaturas extremadamente bajas o a una temporada ciclónica sin huracanes intensos…

Pero llegar a la conclusión de que el Calentamiento Global no existe sería algo tan desatinado como decir que un tifón intenso aislado es el resultado directo del Calentamiento Global.

Como además de científico, soy un hombre del periodismo y los medios, quisiera arrojar un poco de luz sobre este asunto, a fin de evitar errores futuros en nuestras informaciones.

Ante todo, quiero decir que estoy convencido de que el Calentamiento Global es real y existe, que los procesos atmosféricos de gran escala espacial y temporal están asociados al mismo. También estoy seguro de lo que ocurriría en el Mundo si el ser humano continuara vertiendo a la atmósfera CO2 y otros gases de los llamados de ¨Efecto Invernadero¨.

En este campo muchas veces se habla de incertidumbres y distintas cosas se mezclan. Creo que las incertidumbres existen; pero ellas ocurren cuando nos referimos a sistemas meteorológicos y procesos atmosféricos a corto plazo o de tamaño relativamente pequeño, como los tornados y huracanes. El estudio de los mismos a la escala temporal y espacial que presuponen los procesos que llevarían a un Cambio Climático debido al Calentamiento Global es extremadamente difícil, precisamente por ello.

Pero, dicho lo anterior, hay que afirmar que no existe incertidumbre alguna en cuanto a las tendencias generales a largo plazo y en amplia escala como el incremento de los valores de la temperatura media del planeta, fácilmente demostrable que va hacia el aumento, y las consecuencias que tendría.

Los gases llamados de “Efecto Invernadero”, en primera línea el dióxido de Carbono o CO2, tienen la propiedad de atrapar el calor emitido por La Tierra como radiación de onda larga, devolviéndolo a la superficie y haciendo que el sistema Tierra-Atmósfera se caliente gradualmente, de manera proporcional a la cantidad de estos gases presentes en la atmósfera. Desde la Revolución Industrial el Hombre ha incrementado enormemente estos gases, lo que nunca había ocurrido en la historia del planeta Tierra. Consecuencia de ello, la atmósfera de nuestro planeta se va calentando en la actualidad, más y más, de manera acumulativa. Si no se le pone límites a la emisión de los nocivos gases, sobrevendría un cambio del clima que se haría irreversible, es decir, no podría volver a un estado anterior dado, como había pasado en cientos y miles de millones de años en que los cambios en el clima eran cíclicos, pero ocurrían de manera natural, porque ahora hay un factor externo al sistema, que es la acción del Hombre.

Pero, hay algo muy importante que quiero hacer notar: cuando hablamos de Clima estamos hablando de procesos que ocurren en un número largo de años, y estamos además hablando de tendencias, no de eventos extremos individuales.

Buenos ejemplos para demostrar el Calentamiento Global, de acuerdo con esta noción, es el destacar que en la última década han ocurrido los años más cálidos de la historia conocida, tomando en cuenta la temperatura promedio; o informar, que en los países fríos la frecuencia de la cantidad de noches con heladas ha ido disminuyendo drásticamente en las últimas décadas, o que los casquetes polares se han ido derritiendo y los glaciales han ido retrocediendo.

Hace nada más que unas décadas el gran novelista estadounidense Ernest Hemingway escribió una novela titulada Las nieves del Kilimanjaro. Tengo como experiencia personal que hace dos años viajé a una reunión de la Organización Meteorológica Mundial en Kenia. Antes de llegar a Mombasa, sede de la reunión, aterricé en Kilimanjaro y estuve allí mirando a las montañas… ya no hay nieve en su cúspide. Esos son hechos que demuestran el Calentamiento Global sufrido ya en los últimos años. Sin embargo, los cambios ocurridos aún están dentro de la variabilidad natural, pues no se ha sobrepasado el límite necesario para considerarlo un Cambio Climático.

Hay estudios serios que confirman que en un entorno de Cambio Climático la tendencia es que los huracanes incrementen su intensidad y sean más lluviosos, o sea, que habrá una mayor cantidad de huracanes intensos que antes.

Pero un tifón o huracán aislado, o una temporada ciclónica aislada, o un evento extremo aislado cualquiera, nos dice poco. Hablamos del Clima, que no es un año, no es un sistema meteorológico aislado, no es un evento individual por extremo que sea, los que dicho sea de paso, también ocurrían hace muchas décadas cuando no se hablaba, pensaba, u observaba Calentamiento Global alguno.

Hablamos de clima y esa noción implica años y décadas en que ocurren procesos que hay que estudiar mediante las tendencias y el método científico; no es la temporada ciclónica del 2013, ni tampoco el huracán Sandy, ni la ola de calor en Argentina u otro evento aislado, aunque por supuesto, todo los eventos, en el largo plazo, conforman el clima, incluso la invasión de aire frío polar que sufrió Norteamérica la semana pasada.

Be the first to comment

Deja un comentario