diciembre 4, 2020

EE.UU. induce a guerra asimétrica en Venezuela

por: Mario Ramos

Contexto estratégico

El logro práctico, tangible, realmente trascendente en términos geopolíticos y económicos, es el surgimiento o re-surgimiento en América Latina de nuevas democracias con gobiernos auténticamente nacionalistas, defensores de su independencia y soberanía; esto es intolerable para los EE.UU., en el marco de su declive global.

En EE.UU. se interpreta como amenaza a su seguridad nacional, el advenimiento de un mundo multipolar caracterizado por la aparición de coaliciones regionales basadas en intereses que integran medios diplomáticos, económicos y militares, que se convierten en competencia para el sostenimiento de su hegemonía imperial.

Si bien en Venezuela, Ecuador y Bolivia se habla del socialismo del siglo XXI o del Buen Vivir, el éxito concreto de esos pueblos y gobiernos hasta el momento, es haber conseguido dejar atrás ese neoliberalismo del ajuste salvaje, expresión de un capitalismo expoliador y especulativo de niveles colosales. En esta primera fase de consolidación de un poder alternativo o popular, no exento de todo tipo de emboscadas, la promesa socialista tiene por objetivo fundamental darle sentido estratégico a ese proyecto político, abordándolo como un proceso de transición gradual, complejo y contradictorio.

La guerra asimétrica

La guerra asimétrica no es menos cruel y destructiva que cualquier guerra convencional, sino observemos el conflicto Sirio para comprobar aquello. La estrategia asimétrica es una metodología que por conveniencia del interesado busca el empleo de tácticas no convencionales que permitan maniobrar con el menor costo político (y militar) posible al promotor o inductor de tal operación. Siria nuevamente es un claro ejemplo de ese tipo de guerra asimétrica en donde el actor estratégico cumple funciones vitales tras bastidores1, mientras despliega fuerzas y recursos en el escenario que no le comprometen directamente, aunque la verdad sea un secreto a voces.

La doctrina enemiga, aplicación del poder inteligente, busca el empleo de la asimetría como factor crucial de éxito en base a la selección deliberada de toda una gama de recursos disponibles para adecuarlos a la situación. En aquello son muy leninistas: “Análisis concreto de la situación concreta”.

Be the first to comment

Deja un comentario