noviembre 26, 2020

Un breve acercamiento a la obra de Álvaro García Linera

Este breve acercamiento a la producción teórica de Álvaro García Linera, es la reformulación de una de las ponencias que presenté en la Universidad de Texas AM, el año 2013, en el marco de un seminario destinado a analizar las contribuciones recientes de pensadores de la izquierda latinoamericana.

Los textos de Álvaro García Linera ha sido motivo de análisis y reflexión de muchos profesores, entre los que cabe destacar a Bruno Boostels, que ha llevado los análisis de García Linera al debate contemporáneo sobre las formas o maneras de comprender la crisis del capitalismo y de repensar el socialismo para el siglo XXI.

Se presenta una breve caracterización de la producción de textos de García Linera, sean estos ensayos, reflexiones o libros íntegros con una temática uniforme.

Conocimiento social

El conocimiento social es una materia viva que se produce a partir de ciertas condiciones fácticas, sean éstas históricas, económicas, jurídicas, sociales, entre otras.

La producción de ensayos, comentarios y reflexiones por parte de Álvaro García Linera supone una constante recreación de las condiciones sociales y políticas de una sociedad compleja y plural como es la sociedad boliviana, y de un complejo imaginario puesto en práctica que es el Estado.

La producción de Álvaro García Linera, haciendo un esfuerzo de simplificación (puesto que una clasificación es a la vez una simplificación arbitraria de un conjunto de materiales visibles para el que realiza la clasificación), puede clasificarse en tres etapas:

1.    Una primera, caracterizada por la preocupación por unir el marxismo y el indianismo, por escuchar las voces de Marx respecto a lo indígena y las condiciones materiales de la realidad indígena respecto a las posibilidades de un socialismo de inspiración marxista. En esta etapa se pueden encontrar las respuestas que García Linera ensaya contra el mexicano Aricó, las lecturas a contrapelo de los Grundisse y de la correspondencia de Marx en la que se mencione o trate alguna reflexión sobre los indígenas de América, y en este sentido la importancia que García Linera otorga a los cuadernos y manuscritos de Marx sobre Kovalevsky. Esta etapa incluye la visita de Álvaro García Linera a Amsterdam (Holanda), al Instituto de Historia Social en busca de una revisión de los manuscritos originales de Marx. Asimismo es posible incluir en esta etapa la elaboración de “Forma valor, forma comunidad” que es escrita en la cárcel (Álvaro García Linera fue acusado del delito de terrorismo, sin embargo el proceso fue archivado por falta de pruebas por parte de la fiscalía). Como se señaló esta etapa se concentra en renovar las lecturas marxistas en contraste con la experiencia de emancipación indígena. La producción teórica de García Linera es muy rica, en tanto convoca una renovación de las lecturas de la producción investigativa de Marx, en busca de dar cuenta de las condiciones de posibilidad de un socialismo y un comunismo desde una alteridad compleja como la indígena. Sus investigaciones permiten pensar el tema de la comunidad o el comunalismo.

2.    Una segunda etapa concentrada en el análisis de la acción social conflictiva, es decir de las organizaciones y los movimientos sociales. Esta segunda etapa comienza con análisis de las transformaciones de las organizaciones mineras en el siglo XX en libros como “La condición obrera” y “Reproletarización”, editados conjuntamente con la Carrera de Sociología de la UMSA (Universidad Mayor de San Andrés de la ciudad de La Paz) y el emergente grupo Comuna. A la vez García Linera empieza una actividad docente en la UMSA y en otras universidades como la UCB (Católica Boliviana) en la que dicta la materia de Ciudadanía, y a la vez participa en el colectivo “Comuna” (Raquel Gutiérrez, Raúl Prada, Luis Tapia, Oscar Vega, entre otros), con quienes produce una serie de libros de análisis tanto de las movilizaciones indígenas en el altiplano boliviano (2000-2001), la guerra del agua (Cochabamba, 2001), la guerra del gas (El Alto, 2003) y la crisis de gobierno entre 2003 y 2005. García Linera renueva lecturas de Toni Negri, Pierre Bourdieu, Michel Foucault, Luc Boltanski, Giovanni Arrighi entre otros, aplicadas al análisis de la realidad política de Bolivia, sin traicionar su formación marxista y su preocupación por la realidad política de lo indígena en Bolivia. Asimismo en esta etapa García Linera alcanza un perfil mediático por su participación en el programa “El Pentágono” (programa que se emitía por la red de televisión PAT), mencionada relevancia mediática en la creación de la opinión pública boliviana lo convierten en un personaje con posibilidades amplias de incidencia e interpelación en el campo político, y en este sentido es convocado para acompañar a Evo Morales como candidato a la Vicepresidencia y formar parte del Movimiento al Socialismo MAS/IPSP.

3.    Una tercera etapa que comienza con el ejercicio del cargo público de Vicepresidente del Estado. Se desarrolla un alejamiento del colectivo “Comuna”, en tanto la naturaleza misma del colectivo se encontraba en una indagación crítica a la forma Estado, y en consecuencia García Linera, en tanto servidor público está obligado a llevar a cabo esta tarea (la crítica a la forma Estado) desde una perspectiva distinta que la de sus compañeros de “Comuna”. En esta etapa su producción intelectual se concentra en problematizar el Estado. La pregunta por lo qué es el Estado, por las condiciones de su transformación, habita en la producción de García Linera desde los tiempos de “La Comuna”, la necesidad de una revisión del legado del sociólogo René Zavaleta Mercado, y una marcada influencia de Gramsci y Lenin, es una característica de esta etapa, aun en construcción, en tanto las actividades de Vicepresidente hacen que su producción juegue entre la declaración política y el análisis de este fenómeno denominado Estado. Las condiciones en movimiento de la democracia, del rol del Estado y la democracia son también problematizaciones de García Linera. Lleva a cabo intervenciones, más que ensayos o reflexiones, sobre las condiciones de la estatalidad boliviana.

En estas tres etapas, que caracterizan el pensamiento de García Linera, la preocupación por lo indígena, por la conflictiva relación de la política con la identidad indígena, lo llevan a trabajar una propuesta de Estado multicivilizatorio, a partir del acercamientos a lo que él denomina un Estado Multinacional, hasta las propuestas de lo que podría ser un Estado Plurinacional que gravitan en las discusiones del Proceso Constituyente 2006 – 2009.

La forma Estado y su devenir, es lo que preocupa y caracteriza, después de la Asamblea Constituyente, a la producción intelectual de Álvaro García Linera.

Esta problematización del Estado es la que lo lleva a pensar al Estado como un fenómeno relacional, es decir pensar el Estado como una relación social conflictiva que atraviesa toda la sociedad.

Esta relación-Estado, posee para García Linera tres ejes: a. El Estado como correlación política de fuerzas sociales; b. El estado como materialidad institucional; y c. El Estado como idea o creencia colectiva generalizada.

En el primer eje el Estado es un campo de batalla, un enfrentamiento de fuerzas entre bloques y clases sociales con capacidad de influir.

En el segundo eje el estado como institución, es decir como maquinaria burocrática y jurídica. Jerarquías y habitus (en el sentido bourdieano) se ponen en juego.

En el tercer eje el Estado como sentido común de época, como yo colectivo que garantiza el consentimiento entre gobernantes y gobernados, en palabras de Pierre Bourdieu sería el Estado como relación de legitimación política.

Esta preocupación sobre como se produce el Estado, sobre cómo comprender la forma-relacional Estado, sus transformaciones y mutaciones, considero que es la preocupación actual y el punto de llegada de su producción teórica.

Be the first to comment

Deja un comentario