noviembre 27, 2020

Otro sistema de transporte es posible

La Paz una compleja urbe, cuyo desarrollo se ha caracterizado por el caos y la ausencia de una planificación urbana acorde a las necesidades de sus habitantes, viene dando pasos significativos en lo que respecta a transporte público, con la creación y pronta puesta en funcionamiento del primer sistema de transporte por cable del país (denominado ‘Mi Teleférico’ que unirá las ciudades de La Paz y El Alto) y el sistema de transporte masivo municipal, recientemente inaugurado con la circulación de los buses Pumakatari.

Si bien estos dos sistemas de transporte público, no solucionarán de manera radical el problema del transporte en la ciudad, ambos se constituyen en los hitos más significativos en la historia de nuestro país, en la búsqueda soluciones a una situación que era insostenible y que aún tiene muchos desafíos por delante.

El paisaje urbano ya empezó a mostrar una fisonomía moderna. Los buses Pumakatari, que responden a Sistema de Transporte Municipal (Setram), a cargo del Gobierno Municipal de la Paz, circulando por la ciudad, trasladando a miles de pasajeros de un punto a otro, con una buena calidad en el servicio, orden y planificación, no cabe duda, representan un paso hacia adelante. ¡Enhorabuena! La ciudadanía los recibió con beneplácito y con la esperanza de que éstos lleguen a todas las zonas.

Asimismo, en los próximos meses asistiremos también la inauguración de una de las líneas de ‘Mi Teleférico’, proyecto del Ministerio de Obras Públicas, Servicios y Vivienda (Unidad de Transporte por Cable), que no sólo favorecerá, de igual manera, al traslado de miles de personas, diariamente, en pocos minutos, sino que además intensificará la dinámica social y económica entre ambas ciudades. Los efectos en la dinámica (inter) cultural también se dejarán ver en poco tiempo.

Estos proyectos, enmarcados en el campo del desarrollo urbano, sin duda contribuirán a ejercer el ‘derecho a la movilidad’. ¿De qué se trata este derecho? La movilidad urbana es una necesidad básica y un derecho colectivo que todas las personas deben tener garantizado, en el marco de la igualdad de condiciones y sin discriminación alguna. Las personas en la búsqueda de satisfacer una serie de necesidades y deseos, requieren trasladarse de un lugar a otro. La accesibilidad a los medios de transporte se constituye, por lo tanto, en uno de los objetivos principales que persigue la movilidad.

El derecho a la ciudad es otro derecho vinculado al ya mencionado e interrelacionado con los demás derechos humanos, en la búsqueda del ‘buen vivir’ para todos, permitiendo y contribuyendo a generar espacios de encuentro para la construcción de la vida colectiva.

Estas aspiraciones, por supuesto, son las que deben guiar a los servidores públicos, quienes en consulta permanente con la ciudadanía puedan ser capaces de articular proyectos y acciones en los distintos espacios, para dar respuestas a los múltiples desafíos que esta ciudad y sus habitantes requieren.

Los proyectos mencionados, con sus millonarias inversiones y los esfuerzos que vienen realizando tanto el gobierno central como el municipal, son una muestra de que es posible avanzar y dar pasos certeros. ¡Otro sistema de transporte es posible!


*    Comunicadora y Periodista
Twitter: @TaniaDelgadillo / andamiajes@gmail.com

Be the first to comment

Deja un comentario