noviembre 25, 2020

Un FA cada vez más de ultra-derecha

Unidad Nacional (UN) acaba de concretar una alianza con el ex prefecto Leopoldo Fernández, quien se encuentra procesado por la masacre del Porvenir, en septiembre de 2008. Lo hace a nombre del Frente Amplio, que por el estilo que se le ha impreso solo parece una sigla más que una nueva forma de articulación política. De eso se ha encargado de decir, José Antonio Quiroga, aliado de Samuel Doria Medina.

La incorporación del ex alto dirigente de Acción Democrática Nacional (ADN), quien luego formó parte de PODEMOS y Convergencia Nacional (CN) –todas organizaciones de extrema derecha-, es algo que llama la atención por dos razones principales: primero, confirma que Doria Medina se mueve de la centro derecha a la derecha, y, segundo, que algunas personalidades de orígenes de militancia en el campo popular han renunciado a sus ideas de izquierda.

Lo que también confirma esa alianza es que el Frente Amplio apuesta por copar el espacio antagónico al proceso de cambio, es decir apunta a derrotar a Evo Morales en octubre próximo desde una perspectiva claramente identificada con los intereses de la derecha y las transnacionales. Esto se explica porque en la medida que el liderazgo de Morales se ha ampliado en el país, el espacio que está sin ocupar es solo de las posiciones duras.

Que Doria Medina se mueva en esa dirección ya es una sorpresa, pues en el período 2006-2008 siempre se negó a ser arrastrado por las posiciones de la ultraderecha. Hoy se funde con ella. Pero es mucho más sorpresivo que Loyola Guzmán, quien se ha encargado de borrar ella mismo su pasado, no diga nada de ese tipo de acuerdos.

Ya nada sorprende en el FA. Para ser más claro, nada sorprende en la oposición. Su obsesión por terminar con el gobierno que ha colocado la economía nacional en el mejor momento de su historia y de haber ampliado la democracia con el pleno protagonismo de los que siempre fueron excluidos, es más fuerte que seguir proyectando el país para beneficio de todos los bolivianos.

Be the first to comment

Deja un comentario