noviembre 28, 2020

Juntuchas y reciclados: crónica de los desesperados

por: Rafael Artigas

Si hasta hace poco nuestros pronósticos hablaban de los dilemas de la oposición por buscar candidatos que promuevan la unidad de ésta, lo que está claro es que los ensayos se acabaron y las tendencias ya se definieron y no necesitamos una bola de cristal para darnos cuenta, hacia dónde va la intencionalidad de una oposición extraviada y sin contar con una propuesta seria para el país.

El abandono de Rubén Costas, que declinó su postulación a la Presidencia de Bolivia, tras sus coqueteos con el MSM, y las presiones que recibían otros postulantes para echar abajo las suyas, revelaron la vocación de la oposición de utilizar una candidatura única que enfrente a Evo Morales en las elecciones de octubre.

La candidatura de Samuel Doria Medina y Ernesto Suarez Sattori para presidente y vicepresidente respectivamente, es la expresión más evidente de la desesperación de las junt’uchas que se arman sólo por restarle votos a Evo Morales y pretenden consolidar una fuerte oposición de derecha con la misma caricatura de lo que fue en el pasado, PODEMOS y Convergencia.

Al ver esos rostros en el momento de la presentación de los candidatos recordaba a aquel grupo de opositores que junto a Leopoldo Fernández, Mario Cossío y Manfred Reyes Villa, se preparaban para gestar un duro golpe en el tiempo de las tomas prefecturales e institucionales de 2008.

Pero también a los que sólo se arrimaron por cupos de poder, ese es el caso de los rostros que vimos como Lourdes Millares y Tommy Durán por parte de Sucre, quienes junto a Jaime Barrón, Fidel Herrera y Aydee Nava azuzaron a las huestes racistas para humillar a campesinos aquel terrible 24 de mayo de 2008.

La vieja política que se resiste a morir busca remozarse, acude a cirugías complejas para presentar un rostro agradable, pero el pueblo tiene memoria y recuerda a Doria Medina, que con ésta, ya van seis veces que asiste al escenario electoral, como aquellos un gran número de sus allegados en el circo neoliberal y no prosperan porque el pueblo los conoce.

El patrón de Burger King ha realizado una de las campañas más largas de la historia política boliviana, ya lleva como diez años haciendo campaña, no sabemos por qué no está en las páginas de Guinnes, seguramente está esperando ser el gran perdedor para juntar los dos records.

MSM

Por otro lado está el MSM, que en su acto de presentación a Rebeca Delgado junto a Juan Del Granado, han llamado a la rebelión como otra muestra de la desesperación por entrar al juego del poder y también por sólo restar, es una nueva táctica de llamar a la rebelión contra el MAS y Evo Morales, pero tampoco nos hablan de propuestas serias para el país.

Por ahí anda el escenario de los desesperados por el poder que, en el mismo estilo de los años 90 andaban buscando figuras de la política, o quien se pone mejor el traje para mostrarse como la principal vedete para acomodarse al tiempo electoral, olvidándose de lo principal, que es contar con una verdadera propuesta al país.

En casi diez años de caminar por la senda de las transformaciones, hemos recorrido parte del camino, queda mucho por recorrer, usted tiene una radiografía de los “nuevos candidatos”, pero a éste paso, ¿valdrá la pena seguir buscando candidatos?

A tres y medio meses de las elecciones en Bolivia, Evo Morales obtenía el 62,6% de aprobación en el eje central del país, según una encuesta realizada por la empresa Captura Consulting y publicada en la revista nacional Poder y Placer, resultado que posiciona al mandatario con dos puntos porcentuales más que el anterior mes, cuando logró 60% de apoyo.

A estas alturas cuando ya casi tenemos configurado el mapa de candidatos, solo queda una pregunta: Con los mismos actores que trataron de partir en dos al país, con los rostros de un pasado de terror y sin ninguna propuesta política, ¿podrá esa oposición a ganarle a Evo Morales? La respuesta la tiene usted amigo lector.


* Rafael Artigas, es comunicador e investigador orureño.

Be the first to comment

Deja un comentario