diciembre 3, 2020

La sociedad trucha

por: Johnny Campos Lora

Un término muy difundido

En estos últimos tiempos, se escucha profusamente el término trucho. Tanto así que es posible que el vocablo sea el tercero más pronunciado en Bolivia, después de “bloqueo” y “marcha”.

Y es que todos hemos tenido la mala experiencia con lo que incluye esta palabreja.

Yo en particular tuve algunas experiencias truchas (no es bueno utilizar el término “yo” en un escrito, pero creo que el testimonio da más énfasis en la credibilidad de un artículo que trata precisamente de su antípoda). Decía, en el mercado de línea negra, al cotizar televisores pregunté el precio de un SONY y el vendedor me dio un monto más o menos elevado, luego pregunté por otro que se le parecía y el vendedor me dio un precio menos elevado, yo le pregunté del porqué la diferencia y el más o menos sorprendido me reveló –es que este SONY es original y este otro es trucho.

“Marcas” a pedido del cliente

Apenas llegados a la urbe más alta del mundo, fuimos con mi esposa a comprar una cocina a gas. No había más que pasearse por la calle de tiendas de cocinas por la honorable costumbre de los vendedores de exhibir sus productos en las aceras y en plena calle. Las cocinas de todos los colores, tamaños, modelos y marcas estaban esparcidas a lo largo de la arteria. Nosotros buscábamos una cocina con la base de los quemadores de acero sin pintura. Encontramos una de aspecto solido y brillante. Pero ésta tenía una marca desconocida, se nos ocurre preguntar si tiene de la marca “Bosch” o “Dako” Y el vendedor nos respondió sin ninguna turbación: si quieren de esas marcas no hay problema, se las cambio ahora mismo y a continuación nos mostró una serie de plaquetas plateadas con distintos logos y marcas incluyendo las mencionadas supra.

Todos nos hemos contactado con los truchos, porque están en toda la ubicuidad de los mercados de La Paz y El Alto. No hay más que ver las marcas de los productos: SORNIC (en vez de SONY) PARNASONIC (en vez de PANASONIC), satÉLITE (en vez de ÉLITE), ABC (en vez de ACE), ABIDAS (en vez de ADIDAS), etc., etc., etc.

¿Cómo se puede definir lo trucho? ¿Cómo se generalizó en nuestra sociedad?

La enciclopedia Encarta define trucho como un adjetivo coloquial hablado en Argentina y Uruguay y cuyo significado es falso o fraudulento.

El término nació o se desenvolvió en Argentina, pasó al Perú y de este país al nuestro. Los que estudiaron el término (la mayoría gauchos) no pudieron ubicar su etimología, alguno de ellos lo planteó como una deducción lógica: es pariente de la palabra (mejor será decir deformación) truco que en términos de la RAE significa…engañifa, fullería, chasco. La mejor referencia está en el diccionario del lunfardo (la lengua del hampa argentino) y en el diccionario de la replana (la lengua del hampa peruano).

Lo falso, lo engañoso es coexistente con el ser humano y no es posible fijar una fecha ni época determinada. Sin embargo podemos referir algunos eventos históricos truchos que acontecieron en nuestro país.

Un gentilicio trucho

Para comenzar, la historia relata la tremenda equivocación de Colón cuando se confundió el continente con la India, de tal manera que el nombre genérico que dio a los lugareños de este continente es una falsedad, es un gentilicio trucho.

Una guerra creada por transnacionales truchas

Todos los bolivianos que pasamos con nota regular en historia sabemos que la guerra del Chaco fue por una rencilla trucha que crearon las transnacionales Standard Oil y la empresa anglo holandesa Royal Dutch Shell.

El estado trucho

En lo que toca a la historia reciente, García Linera alude a Zavaleta para describir al Estado boliviano de los 50 a los 90, como un estado aparente, un estado falso, un estado trucho: “Cuando se debate en torno a Bolivia como un Estado débil, justamente tiene que ver con esto, con lo que Zavaleta llamaba el Estado aparente: todos nos creemos homogéneos, liberales, modernos, castellano hablantes, cuando no lo somos, se trata de un Estado fallido, aparente, ilusorio, una unidad falsa; porque no todos somos liberales ni modernos ni asalariados ni castellano hablantes”. (p. 17, El “Estado Plurinacional”. Álvaro García Linera, 10 de marzo de 2009).

Capitalización trucha

Fue también un trucherío millonario el Plan de Capitalización de Goni, la mayoría de las empresas nacionales fueron vendidas a precio de gallina muerta. Esta llamada capitalización fue también bendecida por el argumento de que el estado es un mal administrador. En ese entendido dizque la empresa privada es mejor administradora de un dinero que no beneficia a la sociedad sino a bolsillos particulares y muy extranjeros.

“Un monstruo tramposo”

Algún sociólogo de cuyo nombre no quiero acordarme, comentó que lo trucho es una acción relacionada solo con los pobres y delincuentes de baja ralea. Nada más falso, los ricos también hacen trucherías. Por ejemplo el caso de la multinacional ENRON (que en Estados Unidos es emblema de corrupción). ENRON era la mayor compañía energética del mundo. Los principales ejecutivos de esta transnacional liquidaron sus inversiones, justo antes de que se descubriera la corrupción y reventara la crisis, esos ejecutivos se embolsaron más de mil millones de dólares. Muchos empleados de ENRON perdieron sus trabajos y sus ahorros del retiro laboral. Los socios vieron volatilizar sus acciones que pasaron de 85 dólares a cero.

En 1994 se suscribió en Miami un contrato que otorgaba a ENRON la exclusividad en la construcción de gasoductos en Bolivia; ese contrato establecía que la transnacional debía financiar la construcción del gasoducto a Brasil, ésta no puso ni un centavo para la construcción del gasoducto. Por lo tanto correspondía al gobierno boliviano dar por terminado el nocivo contrato con ENRON, pero el gobierno de Sánchez de Lozada mantuvo a esta empresa aún cuando no había invertido nada.

Aparatos chinos Made in Germany

La verdad es que el tema trucho es también un correlato delincuencial que no repara recursos tecnológicos para falsificar billetes o aparatos de marcas prestigiosas. En febrero de este año se aprendió a unos italianos acusados por estafa que importaban maquinaria y equipos chinos de ínfima calidad a Bolivia para venderlos como productos de origen alemán. Los acusados cambiaban las marcas y las cubrían con adhesivos falsificados, en su mayoría colocaban stickers con nombres de líneas alemanas, como Hulkemberge Bosch. Entre los equipos que vendían había motobombas, motosierras, generadores eléctricos, cajas de herramientas y otros.

La madre China y sus “vástagos truchos”

Muchos de los aparatos truchos vienen de China, donde se comercializan artefactos piratas cuyos logotipos son copias idénticas al de los originales. Se falsifican los sellos o marcas de las firmas más reconocidas en el mercado de los aparatos eléctricos. Se trata de láminas de plástico plateados y dorados. Los artefactos truchos llegan con los sellos (también falsificados por las mismas empresas). Estas láminas además se las puede adquirir a 2 bolivianos la unidad en las tiendas de repuestos de la calle Colombia, zona de San Pedro.

“Antología de lo trucho”

Es un trabajo pendiente la realización de una “Antología de lo trucho” en nuestra sociedad, quien lo escriba estoy seguro que incluirá en esta selección los siguientes casos:

• Celulares llenos de plastilina

• Oficiales de registro civil truchos que casaron a parejas dejándolas en el limbo legal…

• Autos con placas clonadas

• Odontólogos y médicos truchos

• Rectores con títulos truchos

• Abogados truchos

• Charquecan de llama con carne de perro y burro

• Yarita Lizzet trucha (¿a quién le importa?)

• Wachiturros truchos (¿a quién le importa?)

“Un traguito más y nos vamos”

No quiero obviar a Papirri y su famoso tema “La mamada”, que en lenguaje coloquial y populachero es la acción trucha de las personas que prometen algo y no cumplen: Un traguito más y nos vamos; solo la puntita; evidentemente en lo cual un proyecto trabaja por los demás; ¿me lo prestas hasta mañana?; perdimos pero adquirimos experiencia; el ministro gana dos mil pesos; este artista se alimenta de sus aplausos,….

El kitsch pariente clasista del trucho

La moda que pretende ser exclusiva provoca el recurso kitsch que es el término extranjero y pariente del vocablo trucho. La clase popular para poder acceder a la moda exclusiva u original, recurre a los productos que son copias, imitaciones o falsificaciones de los originales: los llamados productos kitsch, que se pueden distinguir incluso por el material hecho: si el original es de cuero, su correspondiente kitsch es de cuerina, si el original es de cristal su correspondiente será de plástico, si el original es de acero su correspondiente será de latón y así…. todos tienen lo suyo, y todos contentos.


* Lic. en Cs. de la Comunicación, catedrático de la UMSA y la UPEA

Be the first to comment

Deja un comentario