noviembre 25, 2020

La conciencia nacional en octubre

por: Inti Tonatiuh Rioja Guzmán

René Zavaleta visualizaba con enorme lucidez el desarrollo de la conciencia nacional que al calor del infierno verde gestaba una revolución nacional iluminada por una historia en búsqueda de liberación.

Nos indicaba el carácter del Estado aparente que nació enfrentado contra su pueblo subordinado por una clase dominante alienada que negaba al campesino, al cholo y al obrero como sujeto en plenitud.

Entraba en crisis esta forma de realidad y de las masas se produjeron las oportunidades para pasar a lo integral, así ascenderá el proyecto que describió como nacionalismo, que poco tiempo necesito para fracasar.

La derrota la ocasionaron sus mismos precursores que traicionaran sus causas, las abandonaron y volvieron a aquella apariencia que la historia no pudo olvidar con la rapidez necesaria, tal vez, sus mentes seguían en aquel Estado, aquella historia de negación, mientras sus cuerpos caminaban inertes en diferentes tiempos.

Las ideas de Zavaleta son profundas en el pensamiento como lo son también atemporales, y es que, en este mes de octubre están presentes y se manifiestan en el tiempo que recordamos la lucha sacrificada del pueblo boliviano por el retorno a la democracia y la recuperación de sus recursos naturales.

El momento constitutivo de este periodo en la memoria se enmarca bajo las bases de una democracia expuesta a la violencia de octubre del 2003 y bajo la sombra del 2001, detonantes del momento constituyente el 2006.

Las masas nuevamente nutrieron a nuestra conciencia nacional para que no deje de desarrollarse, no deje de buscar su liberación, sin duda, los vientos de octubre nos debieran recordar que pasa cuando una clase dominante alienada niega a su pueblo.

Recordemos a aquellas personas que perdieron la vida por la democracia, por nuestros recursos naturales, por injusticia, es nuestro deber tenerlos presentes y rendirles tributo en vida con nuestra conciencia nacional desplegada ante nuestras oportunidades.

Tenemos que caminar rápido pero seguros, para que aquellos proyectos alienados no nos agarren y condenen al retorno de la apariencia que se desenvolverá para enajenar nuestros destinos.


* “Jovenzuelo” politólogo boliviano, @intirioja

Be the first to comment

Deja un comentario