noviembre 25, 2020

Voces allende la cordillera

por: G.R. Keynes

Leonardo Jeffs, historiador chileno y profesor universitario, tiene una larga historia de relación con Bolivia, que comenzó hace varias décadas, cuando, militante de una teología socialmente comprometida, llegó a La Paz a un coloquio de cristianos llamados del “Tercer Mundo”. Conoció entonces a Néstor Paz Zamora. 

Se hizo partidario de la causa marítima boliviana. Su voz se ha sumado a la de otros y otras profesores universitarios, artistas, dirigentes estudiantiles, sindicales y políticos chilenos señalan a su gobierno que “ Planteamos iniciar un diálogo fructífero con el Gobierno boliviano para encontrar una solución digna y en justicia al enclaustramiento de nuestros hermanos e inaugurar un nuevo tiempo de entendimiento, que será fuente de felicidad para todos quienes componemos este espacio que habitamos, en el horizonte del buen vivir”. Concluyen que “(N)uestra geografía en la zona norte es enorme y en ella sería factible conceder a Bolivia una salida soberana al mar sin un costo significativo para Chile”. 

Apoyos y voces importantes, que vienen de bastante atrás en el tiempo. Jeffs dedicó esfuerzos a investigar la presencia de soldados y oficiales chilenos en filas bolivianas durante la contienda bélica del Chaco. Superaron el centenar en las cálidas e insalubres arenas del sudeste. Tres murieron, once fueron heridos y otro trío fue preso. La mayor parte sobrevivió y regresó a su país de origen, pero un puñado se quedó en Bolivia. Uno de ellos, Aquiles Vergara Vicuña, se solidarizó -afirma Jeffs- con la demanda marítima de Bolivia, a través de numerosos escritos y libros. 

Un trienio más tarde, Inti Peredo intentaba reorganizar la guerrilla del Che en Bolivia. Entonces Hombres y mujeres del Partido Socialista de Chile, el mismo de Salvador Allende, le prestaron su apoyo y se integraron a sus filas. Desde Santiago y Calama se organizó una red logística para ingresar clandestinamente vituallas, armas y combatientes a Bolivia. En la selva húmeda de Teoponte, en 1970, cayeron varios chilenos. Su internacionalismo, su rechazo a las fronteras nacionales creadas por el capitalismo, los llevó a morir en otro país y, a sus ojos, por Bolivia, que sentían como su patria. 

En estos momentos que la solidaridad se expresa desde el otro lado de la Cordillera, es pues justo reconocer que a lo largo de la historia, existieron actitudes de hombres y mujeres que nacidos en Chile no dudaron en luchar por una relación justa y de convivencia verdaderamente fraternal con Bolivia. 


* El autor estudia la historia

Be the first to comment

Deja un comentario