noviembre 26, 2020

Grecia: ¿Comienzo de la re-configuración del campo político en Europa?

por: Inti Tonatiuh Rioja Guzmán

El ascenso de nuevos sujetos políticos en Grecia y España ha sido uno de los temas más comentados de la política europea, principalmente, por que la política del viejo continente se encuentra configurada al servicio de los intereses financieros y económicos de elite y muy alejada de los problemas de sus pueblos.

El ascenso, además se da en un campo político europeo con varios sujetos políticos dominantes y unidos en bloque para presionar a países como Grecia a acatar medidas económicas dañinas e impopulares.

Se suma además la falta de respuesta que los viejos partidos de izquierda han tenido para afrontar la crisis y proponer alternativas reales para la misma, esto se debe a su derrota ideológica ante el modelo neoliberal y su alianza muda con la derecha tradicional, particularmente, estos elementos contribuyeron a que las pasadas elecciones del país heleno sean diferentes.

Por ejemplo, cerca a la fecha de votación la canciller alemana, Angela Merkel, comentó sobre la política económica interna y la posible salida de Grecia de la eurozona (Grexit) como propuesta de la fuerza de izquierda Syriza, que sería una “forma de profundizar la crisis helena”; de igual manera, el primer ministro francés se manifestó aludiendo que esas formas de “izquierdas radicales” son una especie de castigo para sus pueblos.

Otro ejemplo, es el Fondo Monetario Internacional (FMI) quienes detuvieron el dinero para “el rescate” hasta pasadas las elecciones, su sentido político fue presionar a que el pueblo griego no escogiera a Syriza con su líder Alexis Tsipras y más bien optara por Nueva Democracia, el partido conservador de derecha servil a los intereses de los sujetos políticos dominantes a la cabeza de Antonis Samarás.

La popularidad de la nueva fuerza izquierdista Syriza se manifestó el 25 de enero al ganar con el 36,3 % de los votos al 99% del conteo, con esa votación obtiene 149 escaños de los 300 disponibles y se pone a dos escaños de tener mayoría absoluta; de las 68 diputadas mujeres que entraron al poder legislativo, 44 pertenecen al partido de Tsipras.

Su seguidor, Nueva Democracia, obtuvo el 27,8 % de los votos obteniendo 76 diputados, en tercer lugar se encuentra la neonazi, Aurora Dorada, con el 6,3%, logrando sorprendentes 17 escaños, en total en el poder legislativo se encuentran representados siete partidos políticos.

Ya en su primera semana, el flamante primer ministro Tsipras como primera acción fue a rendirle tributo a los griegos asesinados por nazis, además, posesionó a su equipo integrado por gente de su confianza y en su primer gabinete se habló de subir el sueldo mínimo a 751 euros de los 580 que actualmente es.

Revisando en sí la pasada elección se hace evidente que el tema principal fue la deuda externa. La popularidad del ahora primer ministro Tsipras se debe precisamente a las propuestas que le hacen frente, entre ellas: el no cancelar la deuda externa hasta que el país vuelva a tener crecimiento económico, un impuesto a los ricos y a los bienes de lujo y un viraje en las decisiones del país al ser estas más concentradas en intereses propios que externos y una posible salida de la eurozona.

Syriza con sus propuestas y su discurso transformo el campo político griego al posicionar a sus contrarios (derecha e izquierda) como las dos mismas caras de la misma moneda, su fortaleza esta en haber concebido su horizonte político como la esperanza en plena crisis.

Syriza puede empezar a reconfigurar el campo político europeo, acercando a este más a las necesidades de la gente común, una tarea que no es sencilla pero la elección nos ayuda a entender que esa es la necesidad inmediata.

Su victoria podría ser una inspiración o un enclaustramiento para nuevas fuerzas de izquierda que quieren reproducir sus formulas, entre ellas Podemos en España.


* Joven politólogo boliviano, @intirioja

Be the first to comment

Deja un comentario