diciembre 1, 2020

Pendiendo de un hilo

Esta semana la humanidad dio un paso más en su “salvación” para no caer cuesta abajo y desaparecer todita de la Tierra. Sí, –como usted ha leído– todita, todita: ricos y pobres, negros y blancos, flacos y gordos, altos y chicos.

Tras una reunión celebrada en Minsk, Bielorrusia, y cuya duración fue de 16 horas, los presidentes de Francia (François Hollande), Alemania (Angela Merkel), Rusia (Vladímir Putin) y Ucrania (Petró Poroshenko), firmaron un documento de 13 puntos para promover la paz en Ucrania.

El conflicto se desató con toda su fuerza en abril del pasado año, cobrando hasta la fecha, según estimaciones de Naciones Unidas, la vida de casi 5.500 hombres y mujeres.

Un detalle que no debemos olvidar es que la lucha en la zona de Donbass, sureste ucraniano, fue promovida por Kiev y apoyada por países miembros de la OTAN con la finalidad de impedir la autonomía de esas regiones (que desconocían la legitimidad del Gobierno nazista de Poroshenko luego del derrocamiento de Viktor Yanukóvich) y provocar un conflicto bélico de gran escala en la frontera con Rusia.

El rotundo fracaso de la política yanqui y europea por arrastrar a Rusia a una guerra ha llevado a unos pocos sensatos a parlamentar con Putin, evitar una espiral de violencia cuyas proporciones son imprevisibles, y de paso, buscar un freno al derramamiento de sangre en Ucrania.

Simultáneamente, Barack Obama ha solicitado a su Congreso que le conceda plenos poderes para expandir la guerra contra el Estado Islámico (donde quiera que se encuentren sus soldados), en otras palabras, que le autoricen a invadir cualquier país si lo estima conveniente. Algo parecido al permiso solicitado por George W. Bush para sus “guerras preventivas”.

Es casi seguro que en una nueva contienda mundial –como dice un amigo– no quede espacio para “vencedores” y “vencidos”, tan sólo un puñadito de turbas famélicas perplejas ante la magnitud de la tragedia.

Estamos pendiendo de un hilo. Afortunadamente en el primer punto de los acuerdos de Ucrania se decide que a partir de las 00:00 hrs. de este domingo 15 de febrero se ha de producir un cese al fuego. Ojalá que perduren la racionalidad y los deseos de paz. Nos conviene a todos.

Be the first to comment

Deja un comentario