diciembre 4, 2020

“En estos minutos se afronta un golpe en acción”

por: Rider Mollinedo 

El pasado viernes 27 de febrero, la Embajadora de la República Bolivariana de Venezuela, compañera Crisbeylee González Hernández, respondió a cada una de las inquietudes de nuestro semanario, en el marco de este número especial dedicado al Comandante Hugo Chávez y a la situación interna por la que atraviesa la hermana Revolución.

La Época (LE).- ¿Por qué se habla nuevamente de golpe de Estado en la República Bolivariana de Venezuela?

Crisbeylee González (CG).- Porque ciertamente hay un nuevo intento de golpe de Estado en ciernes. El pasado 12 de febrero, el Presidente Nicolás Maduro informó en cadena nacional un nuevo intento de golpe, para el cual se estarían utilizando oficiales de la Aviación Venezolana.

También se contemplaba el uso de un avión Tucano, traído del extranjero, el cual es capaz de albergar más de 1500 kilos de armas externas, cohetes y bombas guiadas, para bombardear instituciones del Estado ubicadas en zonas donde también convergen áreas residenciales, como el Palacio de Miraflores, el Ministerio de la Defensa y la sede de TeleSUR, en Caracas.

Entre las pruebas presentadas por el Estado venezolano están unos mapas que fueron confiscados de las computadoras de los efectivos de la Aviación que están aprehendidos por presuntamente formar parte de este plan, en donde se muestran destacadas las sedes de algunos entes públicos. También se presentaron pruebas fotográficas sobre el nuevo plan magnicida, con imágenes de una funcionaria estadounidense que visitó recientemente Venezuela para asistir a la audiencia del opositor Leopoldo López, principal promotor de las “guarimbas” (barricadas callejeras) del año pasado.

Alguno de los implicados en la sedición, como el Comandante José Gustavo Arocha Pérez, confesó que participó en reuniones con Antonio Ledezma, Ramón Guillermo Aveledo y Julio Borges. -todos dirigentes de la oposición- donde se planificaba bombardear instituciones públicas en Caracas (“Operación Jericó” o segunda parte del “Golpe de Estado Azul”). La declaración establece que: “buscaban financiamiento y apoyo militar ante una eventual caída del gobierno”.

LE.- ¿Por qué se recurrió a la detención del alcalde de Caracas?, ¿quién es Antonio Ledezma?

CG.- Lo detienen precisamente por estar implicado en este intento de golpe, bajo los delitos de conspiración y asociación, los cuales están previstos y sancionados en el Código Penal y en la Ley Orgánica y Financiamiento al Terrorismo. Esta detención tiene vinculación con el caso que se le sigue a Lorent Gómez Saleh, Gabriel Valles, Ronny Navarro, Gerardo Carrero, y Renzo Prieto, quienes actualmente se encuentran imputados por los planes terroristas registrados en Venezuela a principios del año 2014.

De acuerdo con el artículo 132 del Código Orgánico Procesal penal venezolano: “Cualquiera que, dentro o fuera del territorio nacional, conspire para destruir la forma política republicana que se ha dado la Nación será castigado con presidio de ocho a dieciséis años. En la misma pena incurrirá quien solicitare la intervención extranjera en los asuntos de la política interior de Venezuela, o pidiere su concurso para trastornar la paz de la República o que ante sus funcionarios, o por publicaciones hechas en la prensa extranjera, incitare a la guerra civil en la República o difamare a su Presidente o ultrajare al Representante diplomático o a los funcionarios consulares de Venezuela, por razón de sus funciones, en el país donde se cometiere el hecho”.

Y, según establece el artículo 37 de Ley Orgánica y Financiamiento al Terrorismo, en el capítulo III, referido a los delitos de orden público: “quien forme parte de un grupo de delincuencia organizada, será? penado o penada por el solo hecho de la asociación con prisión de seis a diez años”.

Existen videos de otro de los conspiradores contra la democracia venezolana como es Lorent Gómez, en el que dice que: “Ledezma es clave (…) es un zorro viejo, la experiencia ni se compra, ni se vende (…) el político que más ha apoyado a la resistencia es Ledezma, por eso era nuestro candidato a la Presidencia”.

Pero además, este señor tiene un prontuario de muertes en su haber que datan de la IV República. Es el presunto responsable de los asesinatos cometidos en la masacre de El Caracazo, luego de supuestamente ordenar a la Policía Metropolitana (PM) de disparar contra miles de venezolanos y venezolanas que salieron a las calles de Caracas a repudiar el alto costo de la vida. “A los soldados los obligaron a volver las armas contra el pueblo. El objetivo de El Caracazo era aterrorizar a los pobres, querían escarmentarlos para que nunca más volvieran a sublevarse”, indicó el periodista Ignacio Ramonet en 2013.

Hay testigos que afirman que se ensañó con las personas de la tercera edad luego de ordenar golpearlos y encarcelarlos, el 3 de febrero de 1992, por exigir el pago de pensiones frente al Palacio de Miraflores.

Durante su gestión como Gobernador del Distrito Federal (nombrado a dedo por el entonces presidente Carlos Andrés Pérez) murieron varios estudiantes por la represión de la Policía Metropolitana que él dirigía.

El 27 de noviembre de 1992, una emboscada concertada entre la Gobernación del Distrito Federal y el Ministerio de Justicia, cegó la vida a más de 400 privados de libertad. En medio de la tensión que se vivía en el país tuvieron la brillante idea de dar la orden a los custodios de abrir las puertas del Retén de Catia para que salieran los reclusos pacíficamente libres, pero, los más de 400 privados de libertad, no tuvieron 5 minutos de libertad ni vida, ya que en una emboscada de más de mil efectivos de la PM, dispararon a mansalva y cegaron la vida de los más de 400 privados de libertad desarmados. Cuatro días después de aquella tragedia, Ledezma declaró al diario español El País que: “lo del Retén de Catia tiene vinculación con la insurrección golpista, porque no hay duda de que lo que se pretendía era crear un caos en Caracas y que salieran a la calle más de 3000 reclusos y eso tuvo que controlarse a costa de muchas vidas”

LE.- A un año del inicio de las “guarimbas”, ¿cuál es la coyuntura política –interna y externa– por la que atraviesa la Revolución en estos momentos?

CG.- En este momento se afronta un golpe en acción, la lucha del pueblo venezolano por su soberanía e independencia que no permitirá sea mancillada y menos por gobiernos extranjeros y sus servidores rastreos en el país. Debemos lidiar con las apuestas violentistas que hace la oposición a salidas no constitucionales como las “guarimbas” del año pasado. Estamos seguros de que el acoso no termina aquí y por eso nos mantenemos en alerta constante.

Tenemos el reto de superar una brutal guerra económica, impulsada por una burguesía parasitaria que pretende apropiarse nuevamente de los recursos del país, incluida la renta petrolera que hoy se traduce en bienestar popular. Esta burguesía –que nada invierte en el desarrollo del pueblo– es financiada por los EE.UU. para provocar el quiebre del hilo constitucional.

En lo internacional la coyuntura viene dada por una campaña de descrédito inmensa que, entre otras cosas, nos cataloga de dictadura cuando hemos ganado 19 elecciones en 15 años. Al Presidente Maduro lo tildan de ilegítimo sin recordar que nuestro sistema electoral es uno de los más auditados y catalogado como uno de los más confiables del mundo por la Organización de Jimmy Carter. Dicen que nos morimos de hambre mientras la FAO –que no es chavista- ha determinado que Venezuela logró erradicar el hambre.

Nos enfrentamos también a una actitud beligerante por parte de EE.UU. que pretende acciones extra territoriales con connacionales venezolanos, creando una falaz figura de “sanciones” y aval para financiar operaciones anticonstitucionales que pretenden bañar de sangre la Patria de Bolívar y el mismo continente. Asimismo, a un financiamiento externo que introduce dinero a nuestro país a través de los diferentes factores de la oposición venezolana para procurar la caída de la Revolución, tal como sucedió en el Chile de Salvador Allende.

LE.- La Revolución se enfrenta a una “guerra económica” interna, ¿en qué consiste ésta?

CG.- Básicamente la actual guerra económica que vive Venezuela ha sido consecuencia de una política de desestabilización promovida por el gobierno de los EEUU y sectores de la ultra derecha nacional e internacional que se traduce principalmente en la alteración de los mecanismos propios de la lógica del mercado para reducir o limitar la oferta de bienes de primera necesidad y/o productos sensibles, saboteos en los sistemas de distribución, contrabando de extracción, popularmente llamado “bachaqueo”, reducción deliberada de la producción, y por supuesto, las largas colas en los establecimientos comerciales por las compras desesperadas inducidas por las matrices mediáticas de los grandes medios de comunicación que apuntan a generar angustia en la población.

El objetivo principal de esta guerra económica es causar desabastecimiento, molestia y generar zozobra entre la población.

Se trata de productos que articulan la dieta habitual: es decir si falta alguno se imposibilita preparar adecuadamente otros. Aún siendo esenciales su falta no implica que los venezolanos pasarían hambre, ya que pueden ser sustituidos satisfactoriamente. Pero el impacto sobre la calidad de vida es enorme y crea en el imaginario colectivo de la población descontento y malestar.

Es la misma estrategia aplicada por el gobierno de los EE.UU. en contra del Presidente Allende en Chile del 73, tal como lo expresó Richard Nixon: “Vamos hacer chillar la economía Chilena, que no le llegue ni un tornillo ni una tuerca”.

Qué casualidad que entre los primeros artículos que desaparecieron en aquella época, estaba el papel sanitario y los productos de primera necesidad. Cualquier parecido con la realidad, no es mera coincidencia.

En Venezuela, los productos aparecen y desaparecen por etapas: cuando hay harina de maíz y de trigo, no hay margarina o aceite; cuando hay papel higiénico, no hay pañales y alimento envasado para bebés; cuando hay jabón de baño, no hay detergente para lavar ropa ni desodorante.

Otra característica de esta guerra de baja intensidad, es que, el desabastecimiento es muchas veces “anunciado” por los industriales, quienes culpan al Estado por la falta de asignación de divisas. Y lo que anuncian, casi siempre es la pronta desaparición de un producto, que generalmente forma parte de la cadena productiva. Es un plan muy bien orquestado que sumado a la prensa amarillista nacional e internacional, ha venido exacerbando irresponsablemente el descontento del pueblo venezolano.

Sin embargo, la respuesta del Presidente Nicolás y del pueblo venezolano ha sido contundente. El llamado es a mantenerse movilizado y firme frente a la arremetida imperial de derrocar al gobierno bolivariano. Mayor producción nacional, mayor control por parte de las fuerzas armadas, mayor control por parte de los consejos populares y elevar la conciencia revolucionario para evitar el acaparamiento, contrabando e intentos de desestabilización.

LE.- Venezuela concentra la mayor reserva de petróleo del mundo, ¿cómo ha afectado a la economía del país la caída de los precios del petróleo en los últimos meses?

CG.- Venezuela posee las reservas de petróleo certificadas más grade del mundo con 300 mil millones de barriles de petróleo, lo que implica una reserva para 300 años de explotación petrolera y, por supuesto, nuestra economía está basada en la explotación y exportación de este recurso no renovable, representando el 97% de los ingresos del país.

La visión política del Presidente Chávez en el tema energético venezolano fue estratégica ya que él fue quien planteó un método de trabajo cauteloso con el presupuesto nacional, el mismo que está realizado a un precio de 60 USD por barril, implicando esta política un mecanismo de ahorro cuando los precios de petróleo están por encima de 100 USD en el Fondo de Estabilización Macroeconómica (FONDEM), política que permitió al Estado venezolano ahorrar así como apalancar la fuerte inversión social que realiza el Gobierno bolivariano en las Grandes Misiones Sociales.

Evidentemente la baja de los precios del Petróleo afecta el ingreso del país pero para nada afecta la política social del gobierno gracias a la política Petrolera diseñada por el Presidente Chávez.

LE.- A dos años de la muerte de Comandante Hugo Chávez Frías, ¿en qué estado se encuentra el chavismo sin Chávez?

CG.- El término chavismo si Chávez NO EXISTE en la política venezolana, ya que el legado de nuestro Comandante Eterno Hugo Chávez está presente en cada uno de los escenarios políticos de la vida nacional.

Las fuerzas del chavismo siguen resistiendo a los ataques del imperialismo estadounidense y sus aliados lacayos nacionales, pero no sólo resiste, también se constituye orgánicamente en diferentes espacios, como por ejemplo: el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), que realizó exitosamente su III Congreso en julio de 2014, y su Juventud realizó lo mismo en agosto de ese mismo año, demostrando de esa forma la estructura orgánica que tiene el Partido Socialista en Venezuela.

Otro dato importante a resaltar son las elecciones ganadas recientemente tales como:

• 16 de diciembre de 2012, el Partido Socialista obtiene una victoria indiscutible de 20 de 23 Gobernaciones.

• 14 de abril 2013, la victoria del Presidente Nicolás Maduro.

• 8 de diciembre de 2013, el PSUV y sus aliados, se hacen con más del 75% de las alcaldías del país, a pesar de todo el sabotaje político-económico a que fue sometido el país por parte de la oposición venezolana en el 2013.

Estos son unos datos objetivos de cómo sigue intactas las fuerzas del chavismo en Venezuela.

LE.- ¿Cuáles cree Ud. que son los desafíos a los que debe enfrentarse la Revolución en el periodo 2015-2019?

CG.- Citando al húngaro István Mészáros, a quien siempre acudía el Comandante Chávez, uno de los retos es romper con el “sistema de metabolismo social del capital” en Venezuela para seguir profundizando nuestra Revolución.

Nuestro partido, el PSUV, debe también ser reforzado y servir como trinchera para la formación política y de conciencia de nuevos cuadros que puedan asumir espacios nuevos o relevar a quienes ya necesitan oxigenarse.

Activar el Plan de la Patria, que es donde reside el diseño de país que queremos y necesitamos. El Presidente Nicolás Maduro mantiene la unidad del pueblo que esta en permanente alerta, que lucha y compromete sus sueños personales en la construcción de una Patria plena, libre e independiente.

LE.- En el terreno de la autocrítica, ¿qué cosas deben mejorarse en la Venezuela postchavista para continuar fortaleciendo la “Revolución Bolivariana”?

CG.- Debemos combatir la ineficiencia y la corrupción de manera inmediata y estructural para profundizar nuestro proceso revolucionario y seguir contando con el apoyo popular con el que hemos contado hasta ahora.

Si bien es cierto que heredamos una economía rentista, es necesario que asumamos la transformación seria de este modelo que tanto daño ha causado y sigue causándonos como país.

Debemos hacer el ejercicio de estudiar lo que hemos forjado y lo que hemos dejado de hacer, cómo algunos sectores de la sociedad se convierten en impedimento para la liberación definitiva.


* Rider Molliedo, es periodista de La Época.

Be the first to comment

Deja un comentario